Eduardo Cardinal Mart Eduardo Cardinal Mart
Function:
Chamberlain of Apostlic Chamber, Roman Curia
Title:
Cardinal Priest of SS Nome di Gesu
Birthdate:
Mar 31, 1927
Country:
Spain
Elevated:
Jun 28, 1988
More information:
www.catholic-hierarchy.org
Send a text about this cardinal »
View all articles about this cardinal »
Spanish Como camarlengo, es, desde la muerte de Juan Pablo II, el jefe administrativo de la Santa Sede
Apr 05, 2005
Eduardo Martínez Somalo, el cardenal español que maneja las llaves vaticanas. Conocido por ser un hombre cercano al fallecido Papa, de línea conservadora y afín al Opus Dei, el purpurado español ha desarrollado toda su carrera en la Curia Romana. Fue sustituto de la Secretaría de Estado en los primeros años del pontificado de Karol Wojtyla y se convirtió en camarlengo en 1993.

(La Tercera, 04-04-2005) Desde el sábado a las 21.37 horas, cuando Juan Pablo II falleció, el cardenal Eduardo Martínez Somalo, un español de 78 años, es el hombre encargado de administrar el Vaticano. Esto, porque desde el momento de la muerte de un Papa todos quienes cumplen funciones en el gobierno de la Santa Sede cesan en sus cargos. Sólo permanecen el vicario de Roma, cardenal Camilo Ruini, el penitenciario mayor, el cardenal estadounidense Francis Stafford, los arzobispos Leonardo Sandri y Giovanni Lajolo -segundo y tercer hombre de la Secretaría de Estado- y el camarlengo, puesto que ocupa Martínez Somalo desde 1993.

Las responsabilidades del cardenal español, considerado como uno de los más cercanos a Juan Pablo II, comenzaron en el mismo momento en que el Papa falleció. El fue responsable de llamarlo tres veces por su nombre para verificar que había muerto y pronunciar la frase "vere vere papa mortus est (en verdad el Papa está muerto)". Realizó luego uno de los pasos más simbólicos del fin de un pontificado: le retiró el anillo y lo destruyó junto al sello papal. Después tuvo que cerrar los dormitorios  del Pontífice e iniciar la preparación de las exequias. Como camarlengo está a cargo de los funerales y de las ceremonias de la despedida y la exhibición de su cuerpo que comenzó ayer.

Para Martínez Somalo, sus responsabilidades no son desconocidas. El cardenal, un conservador y afín al Opus Dei es, según quienes lo conocen, un hombre de la Curia.

Desde que fue ordenado sacerdote en 1950 ha vivido la mayor parte de su tiempo en el Vaticano. Estudió en la Universidad Gregoriana de Roma y ha ocupado unos de los más importantes cargos de la Curia Romana. Es así como este hombre, nacido en la región española de La Rioja en 1927, llegó a la Secretaría de Estado del Vaticano en 1956, con sólo 29 años.

Tras haber sido consejero de la Congregación apostólica en Gran Bretaña y nuncio en Colombia durante el pontificado de Pablo VI, inició una ascendente carrera durante el pontificado de Juan Pablo II.
Roles claves

En 1979 fue designado sustituto de la Secretaría de Estado, uno de los puestos claves del gobierno vaticano y desde entonces estrechó vínculos con el Papa.

Su paso por la Secretaría de Estado culminó en 1988, cuando Juan Pablo  II lo nombró Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos -el mismo cargo que ocupó el cardenal Jorge Medina- y lo ordenó cardenal. Martínez Somalo estuvo cuatro años en ese puesto, hasta que en 1992 fue trasladado con el mismo cargo a la congregación de los Institutos de la Vida Consagrada. Un año después, en 1993, sería designado camarlengo, confirmando la cercanía que tenía con Juan Pablo II. Eso, porque el cargo de camarlengo es uno de los puestos de mayor distinción dentro de la jerarquía vaticana. Después de todo, es hoy el hombre que controla las llaves del Vaticano y el gobierno ordinario de la Santa Sede.

Su poder está limitado, en todo caso, a elementos administrativos. Como camarlengo no tiene injerencia en las leyes de la Iglesia. Sin embargo, su influencia puede ser decisiva en el próximo cónclave y no sólo por el hecho de que sus consejos serán escuchados al ser el jefe  administrativo de la Iglesia. También será clave porque, según la nueva Constitución Apostólica promulgada por Juan Pablo II, es él el encargado de proponer que el próximo Papa sea elegido por mayoría simple y no por los dos tercios de los votos si, luego de 30 votaciones, los cardenales no logran resultados.
48 READERS ONLINE
INDEX
RSS Feed
back to the first page
printer-friendly
CARDINALS
in alphabetical order
by country
Roman Curia
under 80
over 80
deceased
ARTICLES
last postings
most read articles
all articles
CONTACT
send us relevant texts
SEARCH