Gerhard Ludwig Cardinal M Gerhard Ludwig Cardinal M
Function:
Prefect of the Congregation for the Doctrine of the Faith
Title:
Birthdate:
Dec 31, 1947
Country:
Germany
Elevated:
Feb 22, 2014
More information:
Send a text about this cardinal »
View all articles about this cardinal »
Spanish Dos artículos sobre la presencia en Madrid del cardenal Müller
May 04, 2016
Pertenecen a dos personas de línea ideológica distinta y distante, José Manuel Vidal y Gabriel Ariza, ambos en el candelero estos días de la información eclesial española.

La Cigüeña de la Torre

3 mayo, 2016

Y responden a la mañana del cardenal Müller en la Francisco de Vitoria, rueda de prensa y presentación del libro del cardenal, Informe sobre la esperanza, actos en lo que no estuve por lo que no puedo opinar directamente de lo que no vi. Aunque he leído los dos artículos y algunos amigos me dieron sus impresiones sobre lo que habían visto en la mañana. Sí estuve en un acto que hubo por la tarde, después de la comida que tuvo lugar en la Universidad Francisco de Vitoria. Y en el que el cardenal respondió a una serie de preguntas que le formularon diversos asistentes. En un tono de voz apagado que no se corresponde con su más que notable presencia física y con enorme claridad que confirmaban sus saberes y su agudeza mental desenvolviéndose perfectamente en un idioma que no es el suyo.

Los dos artículos en cuestión, podríamos situar a sus autores en los extremos del abanico eclesial, en uno de los cuales está también el nido de esta cigüeña, han depuesto en buena parte agresividades  anteriores producidas principalmente por una impresentable tesis de RD, que dirige José Manuel Vidal aunque el artículo no fuera de él, según la cual llegaba un enemigo del Papa Francisco a quien, como tal, había que negarle todo, que era lo que iba a hacer la parte más sana de la Iglesia española alineada de modo cerrado tras el Papa y frente a los restos del rouquismo que se resistían a morir  pero que eran ya restos terminales a la espera de la definitiva sepultura. Y los designaba nominatim. Dos cardenales arzobispos, uno ya emérito, cinco arzobispos y siete obispos aunque de uno de ellos no daba el nombre pero era más que evidente que estaba incluido en el pack de los “desobedientes” al arzobispo actual de Madrid. Los buenos, en cambio, no iban a participar en ese contubernio antipapal que estaba en la últimas.

A mí el artículo me pareció impresentable y así lo dije. Y los hechos han venido a desmontar completamente el invento. Porque los “buenos”, los que iban a manifestar su repulsa con su clamorosa ausencia, estaban todos allí. Como era natural. Porque no llegaba ningún enemigo del Papa sino el prefecto que el Papa mantiene al frente de la importantísima Congregación para la Doctrina de la Fe. Me dijeron quienes estaban por la mañana y cuando llegaba yo para el acto de la tarde se retiraban después de comer con el “enemigo del Papa” y saludé a todos, el cardenal Amigo, el arzobispo castrense, el obispo auxiliar de Getafe y el secretario portavoz de la Conferencia Episcopal, la lista de los presentes..

Una vez más Don Carlos Amigo volvió a sorprenderme, aunque ya no es sorpresa tras tantas muestra de generosidad para conmigo, por su extraordinario talante acogedor. Hace tiempo, todavía no era cardenal, le puse literalmente a parir. Su respuesta fue tan franciscana, tan pacífica, tan mansa y humilde de corazón, tan misericordiosa que me hizo pensar que yo era un canalla y me enganchó a quien verdaderamente respondía bien con mal. Desde entonces cada vez que le veo en algún sitio, y a Don Carlos se le ve y además va a los sitios, me acerco a saludarle y a gozar de su sonrisa limpia y acogedora. La antepenúltima vez que me lo encontré estaba muy desmejorado y me preocupó. La penúltima, este verano en Santiago, ya le encontré muy repuesto. Y hoy estaba como siempre. De espléndido aspecto y con su simpatía habitual. Una vez más, gracias Don Carlos. Y claro que tenía que estar desmejorado si, como me dijo, acababa de salir de aquello que se llamaba cólico miserere. Del que antiguamente no salía nadie y de ahí su nombre.

No vi, aunque me dijeron que estaba, al obispo de Almería, presidente actual de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe. Pero había más arzobispos y obispos. Porque en el acto de la tarde estaban el cardenal Rouco, el actual arzobispo de Madrid, el obispo de Alcalá de Henares y el obispo auxiliar de Madrid. Todo como debía ser.

En el impresentable artículo que he mencionado se aludía al abrazo de un arzobispo a determinada malísima persona, representante de todo lo peor en la Iglesia y enemigo declarado del Papa Francisco, no se decía así pero se daba a entender, lo que convertía a esa persona en vocero de las turbias maniobras de ese arzobispo. Me dicen que muchos presenciaron el abrazo de Don Carlos Osoro a José Manuel Vidal esta mañana. ¿Acaso podemos deducir del mismo que RD, Vidal y Bastante son los portavoces de Don Carlos Osoro. Si es que a veces las cañas se vuelven lanzas. Algunos habrán visto esta tarde el cordialísimo saludo de mi arzobispo a mi humilde persona. ¿Alguien podrá decir que por ello soy el portavoz del arzobispo de Madrid? ¿O que lo es José Manuel Vidal? ¿Las personas interpuestas para mil maldades contra hermanos en el episcopado? Don Carlos Osoro es sumamente cordial y extrovertido. Si todos los abrazados por él fuéramos sus peones de brega para no se sabe qué turbias maniobras estaríamos ante un caos lógico.

La presencia del cardenal Müller en Madrid transcurrió como debía. Y muy bien. Eso es lo importante. Lo que nos debe llevar a leer su libro. Cosa que espero poder hacer pronto. Creo que es un libro muy importante y esclarecedor. ¿Comparable al de Messori sobre Benedicto XVI? Posiblemente sí. Aunque aquel tuviera el colofón de que el cardenal Ratzinger llegara a ser Benedicto XVI. ¿Será Müller el próximo Benedicto XVII? Sólo Dios lo sabe. De momento tenemos el libro. Que parece merecer mucho la pena.

http://infovaticana.com/2016/05/03/muller/

http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2016/05/03/el-prefecto-de-doctrina-de-la-fe-niega-iglesia-religion-dios-jesus-papa-esperanza-madrid-rouco-muller-kung-divorciados.shtml

No quiero terminar estas palabras sin mencionar algo que se debería corregir pronto porque es uno de esos asuntos que manchan a la Conferencia Episcopal Española. Y es el caso del obispo auxiliar de Madrid Martínez Camino. Pocas cabezas mejor estructuradas en nuestro episcopado. Don Carlos Osoro, en su perfectísimo derecho, no es partidario de obispos auxiliares. De todos se deshizo en cuanto pudo. Se dice, no sé si con razón o sin ella, que no utiliza al único que le queda. Y no le critico para nada por ello. Él es quien tiene que organizarse el gobierno de su diócesis. Y él será el responsable de un buen o mal gobierno. Ante Dios y ante la Iglesia. Pero la actual situación de Martínez Camino comienza a estar en boca de no pocos como impresentable. No sé si será un Messi, un Ronaldo o un Benzemá. Pero no es ciertamente un suplente del Rayo Vallecano. ¿Vamos a seguir alimentando dagas florentinas o cuchillos cachicuernos? ¿Qué al único que dejan bien es a Martínez Camino? Eso tiene que resolverse ya. Menuda suerte tendrían Calahorra-Logroño, Osma-Soria o Plasencia si les llegara. Pero no es bueno en los obispos, los que sean, dar imagen de un odio eterno como el de Aníbal a los romanos. Y menos cuando no hay el menor motivo para ese odio. Los fieles, si se diera, quedaríamos estupefactos ante el mismo. ¿O para ellos no rige el ved como se aman?

http://infovaticana.com/blogs/cigona/dos-articulos-la-presencia-madrid-del-cardenal-muller-2/
34 READERS ONLINE
INDEX
RSS Feed
back to the first page
printer-friendly
CARDINALS
in alphabetical order
by country
Roman Curia
under 80
over 80
deceased
ARTICLES
last postings
most read articles
all articles
CONTACT
send us relevant texts
SEARCH