Llu Cardinal Mart Llu Cardinal Mart
Function:
Archbishop of Barcelona
Title:
Birthdate:
Apr 29, 1937
Country:
Spain
Elevated:
Nov 24, 2007
More information:
Send a text about this cardinal »
Spanish El cardenal Sistach corrigi
Mar 02, 2017
El arzobispo em

01/03/2017

El papa em
Spanish El cardenal Sistach sale en defensa de Gaudí y la Sagrada Familia
Oct 05, 2016
Martínez Sistach ha respondido al concejal, sin mencionarlo, con dos tuits en su cuenta oficial: «Gracias Antoni Gaudí por la Sagrada Familia. En todas partes me preguntan por este icono de Barcelona que visitan 4 millones de personas al año».

CAMINEO.INFO.- El cardenal ha sido de momento el único representante de la Iglesia que ha respondido a las declaraciones del concejal de Arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona

, quien dijo en el pleno del pasado viernes que la basílica de la Sagrada Familia es una «mona de Pascua gigante», una «pseudoobra de Gaudí» y una «gran farsa que arrastramos desde hace tiempo».

El concejal socialista hizo estas afirmaciones durante el debate de la propuesta del PP para que el gobierno municipal (BComú y PSC) presente una propuesta de urbanización de los entornos del templo en el plazo de seis meses, que se aprobó con el voto de todos los grupos excepto la CUP.

Martínez Sistach ha respondido al concejal, sin mencionarlo, con dos tuits en su cuenta oficial: «Gracias Antoni Gaudí por la Sagrada Familia. En todas partes me preguntan por este icono de Barcelona que visitan 4 millones de personas al año».

En otro tuit, el arzobispo emérito de Barcelona ha escrito: «Gaudí decía: no es posible avanzar sin apoyarse en el pasado y sacar provecho de lo que han aportado las generaciones pasadas».

http://www.camineo.info/news/151/ARTICLE/36581/2016-10-04.html
Spanish ¡Gracias, cardenal Sistach!
Dec 28, 2015
Once años al frente de la diócesis de Barcelona

27 de diciembre de 2015

(Esglèsia Barcelona).- Avalado por ser obispo de Tortosa, arzobispo de Tarragona y presidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense, el Dr. Lluís Martínez Sistach fue nombrado arzobispo metropolitano de Barcelona el 15 de junio de 2004, a la edad de 67 años.

Exactamente 11 años, 4 meses y 22 días después, el Cardenal M. Sistach deja el cargo de Arzobispo de Barcelona habiendo prolongado su pontificado más de 3 años y medio desde que presentó la renuncia al Santo Padre. En todo este período al frente de la archidiócesis de Barcelona ha demostrado su interés por la evangelización de la sociedad, la ayuda a los más necesitados, la promoción de Antoni Gaudí, la pastoral de las grandes ciudades y la ampliación de las facultades teológicas.

Buen entendimiento con el Vaticano

Antes de analizar su paso por la diócesis, cabe mencionar que el Cardenal M. Sistach participó en el cónclave que eligió al Papa Francisco como Pontífice. A partir de este momento y hasta día de hoy, el Dr. Lluís Martínez Sistach se ha encontrado con el Papa en numerosas ocasiones, siendo uno de los cardenales que más audiencias privadas ha tenido con Francisco. Además, el hasta ahora Arzobispo de Barcelona participó en las dos convocatorias del Sínodo de Obispos sobre la Familia por nombramiento directo del Santo Padre. Estos datos evidencian la buena relación y los puentes de diálogo que se han ido creando, desde los inicios de su pontificado, con la Santa Sede.

En su relación pública con el Vaticano, ha puesto a Barcelona en el centro de la mirada de muchos obispos y arzobispos: desde importantes personalidades de la curia como el antiguo secretario de Estado, Mons. Tarcisio Bertone, hasta los prefectos de numerosos dicasterios como el cardenal Ravassi o el arzobispo Celli.

Congreso Internacional de Pastoral de las Grandes Ciudades

El Cardenal M. Sistach también ha postulado Barcelona como la capital de la pastoral de las grandes ciudades gracias al Congreso dedicado a esta temática, dividido en dos fases. La primera, en mayo de 2014, con intervenciones de expertos, y la segunda fase, en noviembre de 2014, con la participación de 25 obispos, arzobispos y cardenales de todo el mundo.

Las conclusiones de este Congreso fueron presentadas al Papa Francisco, quien agradeció que se tratara un tema que tanto interés le suscitaba y confesó que leería el documento final con mucho detenimiento. Para continuar trabajando en esta temática, el Cardenal M. Sistach anunció la creación de la Fundación Antoni Gaudí para las Grandes Ciudades, una entidad que fomentará el debate sobre las grandes urbes del mundo en el aspecto religioso pero también en el social, económico, demográfico o cultural. El Arzobispo emérito de Barcelona ya admitió que cuando aceptaran su renuncia al cargo, seguiría trabajando en la pastoral de las grandes ciudades gracias a la Fundación Antoni Gaudí.

Promoción de Gaudí

La Sagrada Familia impresionó a los 25 obispos que participaron en el Congreso Internacional de las Grandes Ciudades. Y es que la Basílica es un símbolo cultural y religioso de Barcelona conocido en todo el mundo. La potenciación de la imagen del Templo expiatorio y las celebraciones eucarísticas en la nave central promovidas por el Cardenal M. Sistach han impulsado la afluencia de fieles y turistas interesados ​​por la arquitectura gaudiniana.

El punto álgido de la apertura de la Sagrada Familia en el mundo fue cuando el Papa Benedicto XVI, invitado por el Arzobispo de Barcelona, ​​visitó la ciudad condal y dedicó la Basílica. Justamente este año 2015 se ha celebrado el quinto aniversario de la consagración, que tuvo lugar el 6 y 7 de noviembre de 2010, una fecha histórica para Barcelona.

Pero no sólo el Cardenal M. Sistach ha querido promocionar la obra de Gaudí, también ha impulsado el conocimiento de Antoni Gaudí, su condición de cristiano auténtico y su aportación al cristianismo. Prueba de ello es la creación de la nueva facultad Antoni Gaudí de Historia de la Iglesia, Arqueología y Artes Cristianas, dedicada a la parte más humanista de la teología.

Difusión del conocimiento teológico

Con la creación de esta nueva facultad eclesiástica, Barcelona disponía de tres facultades dedicadas a las grandes columnas del discurso teológico: la teología, el humanismo y la filosofía. Así surgió el Ateneo San Paciano, el primer Ateneo constituido en Cataluña, una institución que reúne la Facultad de Teología, la Facultad Antoni Gaudí y la Facultad de Filosofía. El Cardenal M. Sistach fue el primer canciller del nuevo Ateneo universitario, que tomó el nombre del obispo de Barcelona que, en el siglo IV, escribía tratados teológicos importantes. El Arzobispo emérito de Barcelona adoptó el lema del Santo como leit motiv de la propagación del conocimiento teológico: "No hay lengua que Dios no inspire".

Evangelización de la sociedad

Una de las máximas del Cardenal M. Sistach es hacer llegar la Palabra de Dios a la sociedad secularizada. Esto se pone de manifiesto con los objetivos de los planes pastorales, con sus diez cartas pastorales, pero también con la Misión Metrópoli, una iniciativa conjunta de once capitales europeas que tuvo lugar durante la Cuaresma de 2012 y que pretendía situar a toda la comunidad cristiana en estado de evangelización. O también el Atrio de los Gentiles, un evento cultural que propuso un diálogo activo entre fe y cultura. Incluso, no se puede olvidar la Escuela Diocesana de Evangelización, que ensaya nuevos formatos pastorales entre los laicos para anunciar el Evangelio.

Sin embargo, en el último Plan Pastoral -que plantea las líneas de actuación de los próximos años- el cardenal barcelonés incluyó la misericordia como un valor fundamental en la evangelización: la acogida empapada de la misericordia, la participación de la mirada misericordiosa del Buen Pastor y la atención material y espiritual a los pobres.

Ayuda a los más necesitados

Es uno de los objetivos del nuevo Plan pastoral aunque, ya desde el inicio de su pontificado, los pobres han sido el centro del discurso del hasta ahora Arzobispo de Barcelona. Desde que comenzó la crisis, el Cardenal M. Sistach ha pedido un pacto de Estado entre sindicatos, patronales, partidos políticos y gobierno para luchar contra la pobreza y la falta de trabajo. Pero no sólo ha insistido en este debate sino que la efectiva gestión de Cáritas -que ha atendido a casi 180.000 personas en el año 2014 y ha dado acogida y acompañamiento a refugiados sirios- y el interés por la creación de programas de acción social y de inserción laboral marcan la importancia que el Cardenal M. Sistach da a la solidaridad con las personas afectadas por la crisis.

http://www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2015/12/27/gracias-cardenal-sistach-religion-iglesia-barcelona.shtml
Spanish Carta ante la Navidad, por el cardenal Lluís Martínez Sistach pensamientos navidad
Dec 18, 2015
Carta dominical «Palabra y vida» del cardenal y administrador apostólico de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, para este domingo, 20 de diciembre de 2015:

Navidad es una fiesta específicamente cristiana. Sólo podemos entender su significado a la luz de la fe. Dios se hace niño y nace en Belén. Sólo la fe cristiana y el amor pueden hacernos comprender lo que parece imposible y unir la omnipotencia de Dios con la debilidad de un niño. ¡Esto es la Navidad cristiana!
Esta Navidad del Año Santo de la Misericordia somos invitados a reflexionar sobre las palabras del Papa Francisco: “Jesucristo es el rostro de la misericordia de Dios Padre.”

Sin embargo, esto que parece tan difícil de comprender -quizás por la normalidad de una familia y de un nacimiento-, el misterio de Navidad, tiene un encanto especial para una multitud de hombres y mujeres de todo el mundo. Para los países de nuestra Unión Europea, celebrar la Navidad expresa nuestra identidad de raíces cristianas y nos abre a un diálogo auténtico con todos.

En Belén, aquella noche santa, se manifiesta el misterio de la salvación de Dios que viene a estar entre nosotros con humildad y pobreza. Los pastores sencillos y los magos de Oriente le reconocieron y le adoraron, porque sabían que encontrarían al Mesías que acababa de nacer “en pañales, acostado en un pesebre”.

San Juan Pablo II afirma que “la encarnación del Hijo de Dios da testimonio de que Dios busca al hombre”. Dios hecho niño busca al hombre porque éste se ha alejado de él y se ha escondido como Adán entre los árboles del paraíso terrenal. Buscando al hombre, Dios quiere inducirle a abandonar los caminos del mal, en los que el hombre tiende a adentrarse cada vez más. En definitiva, Dios busca al hombre para darle la dignidad de hijo de Dios. El evangelista Juan lo dice claramente: “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!”

Dios nos ha hablado por medio de su Hijo. Ante el niño de Belén nos invita a reflexionar, ya que Navidad abre la nueva historia de la humanidad. Nuestro mundo está a menudo conmocionado por la angustia y el sufrimiento, por atentados, violencias y guerras. Viviendo el misterio de Navidad podemos reencontrar el sentido de nuestra vida y expresar nuestras aspiraciones de solidaridad y de paz.

En la sencillez del pesebre se ilumina intensamente la grandeza de la dignidad de la naturaleza humana y al mismo tiempo se revela la sublimidad de nuestra vocación divina. Lo dice claramente esta antífona de vísperas: “¡Oh admirable intercambio! El Creador de los hombres se ha querido hacer hombre y ha nacido de una virgen; compartiendo nuestra humanidad, nos ha hecho el don de su divinidad.” San Agustín lo afirma brevemente: “Dios se hizo hombre para que el hombre llegara a ser Dios”.

Os deseo a todos una santa Navidad del Año Santo de la Misericordia, una Navidad inspirada en la acogida, el perdón y el amor de Dios que se ha manifestado en el rostro de nuestro Señor Jesucristo.



+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal y administrador apostólico de Barcelona

http://www.revistaecclesia.com/carta-ante-la-navidad-por-el-cardenal-lluis-martinez-sistach/
Spanish Un adiós a Sistach
Oct 27, 2015
Medido, elegante, con grandes verdades pero sin exabruptos, reconociendo realidades y no ocultando críticas, un ejemplo más del seny del que hace gala siempre Oriolt. Y eso que desde Germinans tenían motivos justificadísimos para alancear al moro muerto. Es un dicho. Porque Sistach tampoco fue tan moro. Simplemente Sistach. Listo cual lince y siempre preocupado de lo mejor para su persona. Y vaya si lo consiguió.

Por cuestiones sin duda temperamentales cerró su corazón con una alta muralla. Pero detrás de ella había un corazón. Pienso que además latía con la Iglesia aunque tras la muralla muchas veces no se apercibiera. Nunca fue un progresista declarado ni un nacionalista irredento. Pero tampoco se manifestaba en contra. Estaba tras la muralla. Observando. Como si nada tuviera que ver con él.

Llegó a Barcelona con los antecedentes de Don Marcelo y Carles y los de Jubany. Y optó por lo cómodo. Lo cómodo para él aunque no fuera lo bueno para su Iglesia. Dejar hacer y promocionar a quienes le podrían crear dificultades pero también sin machacar, o no mucho, a los sacerdotes que sólo se preocupaban por el bien de las almas.

Tuvo una excepción con Germinans, que le salió muy mal, pero pienso que más por culpa de su entorno que por su propia voluntad. Creo que soy algo testigo de aquello. El cardenal no podía estar satisfecho con Germinans cosa que es muy comprensible. Era prácticamente el único garbanzo que tenía en el zapato. Y un garbanzo grande, duro y molesto. Le animaron, o se animó, a una actuación judicial contra la página basada en minucias. Ciertas pero de poquísima entidad. Que comprometían a personas que sólo se habían limitado a dar su nombre y que no tenían nada que ver con el contenido de la página aunque lo compartieran.

En Germinans se alarmaron por posibles responsabilidades penales de personas verdaderamente inocentes de todo salvo de un error y, pese a que yo les dijera que no podía resultar nada grave, con extraordinaria generosidad ofrecieron todo. La desaparición de la página a cambio de la retirada de la denuncia. Algo intervine en ello y cuando las negociaciones parecían concluidas el arzobispo, evidentemente mal aconsejado, decidió continuar. Aquello concluyó con la libre absolución de los imputados, el descrédito del arzobispo y el que Germinans siga existiendo, gracias Dios, hasta hoy.

Y ahora una pequeña digresión sobre los diáconos permanentes. He dicho hace muy pocos días que no soy entusiasta de la institución aunque por supuesto la acepte. Lo del policía de la diócesis de Gerona, diácono permanente de la misma, me pareció lamentable. Y lo de los de la querella contra Germinans también. Aunque pienso que el de Pardo obró motu propio, y escribo propio y no proprio porque me da la gana y además creo que bien, y el de Barcelona, o los de Barcelona, teledirigidos.

Ahora se va Sistach y llega un nuevo arzobispo a tan importantísima diócesis. Hoy en ruinas. La estrategia sistachiana no sólo no levantó nada sino que incrementó la decadencia. Hoy Omella la va a recibir en peor estado que el que tenía cuando Sistach la recibió de Carles. y sin duda el ya cuasi emérito, menos de quince días, es responsable de ello. ¿Va a ser mejor que el que se va? Yo no lo tengo claro aunque espero que sí. Encontrará que no poco de lo peor de aquella Iglesia, en los once años sistachianos, se ha ido ya al otro mundo, se jubiló o está en puertas de hacerlo. La Iglesia contestataria barcelonesa ha casi desaparecido. ¿Llegará Omella con síndrome de Estocolmo decidido a apoyar a lo que ya apenas es nada? Pues él verá. Pero llega a Barcelona en muchísima mejor situación que Don Marcelo, Carles y el mismo Sistach. El mañana es suyo. Tiene en sus manos el levantar aquel enfermo terminal, tampoco se le puede pedir que haga milagros, o continuar el camino a una muerte anunciada. Él verá. Seguro que Germinans nos dará cuenta de sus aciertos o de sus errores. Y esta humilde cigüeña se hará eco de lo que germina y de lo que no.

Se va Sistach. Inteligente como pocos, buen pastor muy discutible y hasta es posible que no discutible, capaz hasta de vender ataúdes que no debe ser cosa fácil. Lo de la Sagrada Familia, icono de su pontificado, es ya de supermatrícula de honor. Vender la inauguración de una iglesia a la que le faltaban más de diez años por concluirse, si es que se concluye, con presencia del Papa y convirtiéndola en representación cuasi universal de la Iglesia es de un genio. De un genio de la propia imagen.

Y concluyo esto que ya no sé si es en elogio o en demérito de Sistach con algo personal. Seguramente soy yo la persona a la que el cardenal más manía me debería tener por haber acuñado un mote despectivo que hizo notable fortuna: Nostach. Aunque llevo, creo, bastante tiempo sin dedicárselo. Pues los cardenales, o algunos, deben estar hechos de una pasta especial y no común. Porque responden con bien al mal. No tengo muchos trato cardenalicio. Cosa normal porque son pocos. Pero me he encontrado con dos a los que les he dicho de todo y que me han sorprendido con su respuesta.

Entiéndaseme. no estoy hablando de grandes amistades, de encuentros frecuentes ni de partidas de mus. Pero del cardenal Amigo y del cardenal Sistach sólo he recibido gestos amables. Cuando lo normal hubiera sido una patada en el traspuntín. Que merecida la tenía humanamente. Pues miserable sería si me lo callara.

Oriolt concluye su artículo también de modo muy humano hacia el cardenal que era la antítesis de Germinans. Pues, querido Oriolt, si un día vas a verle, ya de emérito, y el cardenal acepta recibirme, me llamas y vamos juntos. Y hasta es posible que nos echemos unas risas el cardenal, tú y yo.

http://infovaticana.com/blog/cigona/un-adios-a-sistach/
French Le Cardinal Sistach célèbrera des funérailles strictement catholiques pour les victimes de l’accident de Germanwings
Apr 24, 2015
Le gouvernement de la communauté autonome de Catalogne est en colère contre l’attitude du cardinal archevêque de Barcelone, SER Lluís Martínez Sistach, qui ne tient pas compte de ses demandes.

Le monde politique catalan voulait que les funérailles pour les victimes de l’accident de Germanwings soient multiconfessionnelles.

Le cardinal Sistach ne s’oppose pas à ce qu’après la messe, des représentants d’autres religions prennent la parole, mais il refuse que les funérailles célébrées ne soient pas strictement catholiques.

Les funérailles auront lieu lundi prochain en la Basilique de la Sagrada Familia à Barcelone et seront suivies par les rois d’Espagne et le premier ministre, Mariano Rajoy, ce qui explique que tant la Generalitat Catalane que le gouvernement espagnol espèrent une «cérémonie de la parole » œcuménique et non une messe catholique.

L’idée de la Generalitat catalane et du gouvernement espagnol est de faire une cérémonie semblable a celle qui a eu lieu en la cathédrale de Cologne pour honorer les 150 victimes de l’avion qui s’est écrasé dans les Alpes françaises le 24 mars, et dont un tiers des victimes étaient espagnoles.

La position du cardinal est motivée par le fait que l’Eglise catholique croit en l’efficacité des messes célébrées pour les défunts, efficacité en laquelle ne croient ni les protestants, ni les juifs, ni les musulmans.

Le Cardinal Sistach célébrait aujourd’hui dans le Palau de la Generalitat la messe traditionnelle de la fête de Sant Jordi, à laquelle assistait le président catalan, Artur Mas, qui, dans ce contexte, a renouvelé sa demande de « pluralité confessionnelle » à l’archevêque pour la cérémonie de Barcelone.

http://www.medias-presse.info/le-cardinal-sistach-celebrera-des-funerailles-strictement-catholiques-pour-les-victimes-de-laccident-de-germanwings/30014
Spanish Si se permite abortar por malformación, "saldremos en contra"
Feb 03, 2014
El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, ha asegurado este domingo que si la reforma de la ley del aborto incluye finalmente el supuesto de malformación del feto como un supuesto para poder interrumpir de forma voluntaria el embarazo "la Iglesia saldrá en contra".

En una entrevista al programa El Objetivo (La Sexta), el cardenal arzobispo de Barcelona ha señalado que el discurso de la jerarquía eclesiástica "será éste porque la vida es el derecho fundamental primario". No sé si la Iglesia es machista, valora la dignidad de la mujer Martínez Sistach ha calificado de positivo el anteproyecto de ley de protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada aprobado por el Gobierno porque "al reducir los supuestos de hecho para los abortos puede reducir el número". No obstante, ha añadido que la ley "por reductiva que sea, es injusta porque hay una vida humana". A su juicio, la Iglesia no es machista y ha defendido que no haya mujeres sacerdotes porque "hay una tradición en la Iglesia de que sólo hubiera apóstoles". "No sé si se puede clasificar de machista. La Iglesia valora la dignidad de la mujer y le da confianza en lo que realiza. Hay una sola cosa, que es el sacerdocio, que no realiza", ha afirmado Martínez Sistach. "A los homosexuales se les tiene que respetar" Sobre los homosexuales, ha opinado que "se les tiene que respetar como a cualquier otra persona" y ha añadido que las críticas al colectivo se producen porque "se da un juicio sobre sus actuaciones concretas" y la moral cristina califica como buena o malas "determinadas cosas" pero no solo en los gays. Ha señalado que durante su audiencia con el papa habló de la situación de España, si bien no ha detallado si abordó la propuesta de consulta por parte del Gobierno catalán para la independencia. Hay cosas que dependen de católicos y no católicos "Hay cosas que dependen de católicos y no católicos. Esta es una cuestión que la sociedad tiene que decidir", ha sostenido el cardenal arzobispo de Barcelona, quien también se ha pronunciado sobre la situación de la Iglesia española. En este sentido, ha estimado que la gente desearía que fueran más coherentes: "los que hablamos tenemos que ser coherentes. Los políticos hablan mucho y ¿qué aplican? nosotros también predicamos mucho y a veces nos preguntan ¿qué hacéis?", ha continuado. Ha sostenido que la Iglesia también ha sufrido recortes y ha señalado que el 0,7 por ciento de la recaudación del IRPF no les da "ni para pagar los sueldos de los sacerdotes que no llegan ni a mil euros mensuales, no les llega para vivir".

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2047538/0/cardenal-sistach/abortar-malformacion/saldremos-contra/#xtor=AD-15&xts=467263
Spanish El cardenal Martínez Sistach aplaude la reforma de la ley del aborto
Jan 10, 2014
El cardenal arzobispo de Barcelona cree que la ley impulsada por Gallardón "protege al nasciturus, al niño concebido indefenso y no nacido"

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha considerado hoy "positivo" el proyecto de ley del Gobierno español que restringe los supuestos para abortar. En declaraciones a la emisora del arzobispado, Radio Estel, el cardenal ha opinado que la ley impulsada por el ministro Gallardón "protege al nasciturus, al niño concebido indefenso y no nacido".

En esta línea, Martínez Sistach ha dicho que "es necesaria una conversión de las personas" para valorar esta vida, y ha defendido que esta cuestión "no es de derechas ni de izquierdas, sino de defender la vida". La tesis defendida por el cardenal contrasta con la postura de muchos cristianos de base y colectivos de mujeres vinculadas a la Iglesia que han cuestionado la reforma de la ley del aborto.

Por otra parte, Martínez Sistach también ha opinado sobre el proceso soberanista iniciado en Cataluña y ha dicho que "la Iglesia acompaña a través de los cristianos en aquellos aspectos que afectan a los cristianos, para crear un clima de gran respeto, de mucho diálogo y paz entre todos, porque son estructuras que tienen que ayudar a configurar un país y no lo tienen que dificultar nunca".

Sistach ha señalado que hay diversidad de opiniones entre los católicos y ha defendido que "lo importante es que los vínculos que hay entre los ciudadanos sean muy intensos, y no se han roto nada".

http://www.lavanguardia.com/politica/20140108/54398910996/martinez-sistach-aplaude-reforma-ley-aborto.html
Spanish El cardenal Sistach pide perdón por los errores cometidos por la Iglesia
Oct 26, 2013
El cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha pedido hoy "perdón" por los "errores" que la Iglesia ha cometido "en un pasado más o menos reciente", aunque ha dicho que se necesitan "estudios históricos objetivos" para que este perdón genérico se concrete en hechos del periodo franquista.

Martínez Sistach, que hoy ha presentado en Barcelona su último libro, "Cristianos en la sociedad del diálogo y la convivencia", ha lanzado instantes antes de iniciar la rueda de prensa un tuit en su cuenta personal en esta red en el que dice: "de los errores que los miembros de la Iglesia hayan podido cometer en un pasado más o menos reciente, los obispos humildemente pedimos perdón".

En la rueda de prensa posterior a la presentación del libro y ante las preguntas de los periodistas, Martínez Sistach ha considerado "suficiente" esta demanda de perdón genérica por el periodo de la Guerra Civil y del franquismo "y de todos los tiempos", pero ha matizado que si el perdón debe ser sólo por hechos de la Guerra Civil o el franquismo "harían falta estudios históricos más concretos y objetivos, y esto sólo se podrá hacer con los años".

Martínez Sistach ha recordado que los obispos catalanes ya pidieron perdón en 2005 en un documento pastoral y ha señalado que este perdón "se refiere todos los tiempos, a los más recientes, al periodo franquista y a todos".

Tras recordar que "la Iglesia católica también ha hecho cosas buenas", el cardenal ha dicho: "también es verdad que esta virtud de pedir perdón debería ser más universal, también se hicieron cosas muy graves por parte de otras instancias y el perdón debería ser compartido".

"Es decir -ha añadido el prelado- nos debemos perdonar todos y una vez perdonados darlo por acabado. Si siempre tenemos que pedir perdón no acabaremos nunca".

La polémica y demanda sobre la petición de perdón de la Iglesia por su colaboración con el franquismo surgió a raíz del homenaje que supuso la masiva beatificación de 522 religiosos asesinados durante la Guerra Civil, que se celebró el pasado día 13 en Tarragona.

Martínez Sistach ha recordado que "en la diócesis de Tortosa, en sólo tres días, mataron a 300 capellanes, y no han pedido perdón".

El cardenal no ha aclarado si la próxima reunión de todos los obispos catalanes en la Conferencia Episcopal Tarraconense que se celebrará la próxima semana se abordará algún documento sobre este perdón que exigen algunas organizaciones católicas de base.

Algunos dirigentes eclesiásticos, como el abad de Montserrat, Josep María Soler, o el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, se han mostrado partidarios de que la Iglesia pida un perdón más explícito.

Sobre el pacto del derecho a decidir el futuro de Cataluña en una consulta, documento al que se han adherido más de una veintena de congregaciones y asociaciones católicas catalanas, Martínez Sistach se ha limitado a comentar que "la doctrina social de la Iglesia lo admite" y ha defendido el "diálogo" para conseguir "la voluntad y el deseo de un pueblo".

Aun así, ha señalado que la doctrina social de la Iglesia "admite diversas posibilidades" y ha afirmado que todos los cristianos "tienen sus opciones personales".

Precisamente sobre las relaciones entre la Iglesia y la política, el cardenal se pronuncia extensamente en uno de los capítulos del libro que ha presentado hoy, editado por la Libreria Editrice Vaticana en castellano, catalán e italiano.

El cardenal ha defendido el laicismo del estado, pero no de la sociedad "porque está formada por personas creyentes y no creyentes".

"En las relaciones Estado-Iglesia hay una doble tentación, la del Estado que quiere hacer servir a la Iglesia para llegar a todos los ciudadanos, y la de la Iglesia de hacer servir el poder para llevar a cabo su labor evangelizadora. Pero las tentaciones se tienen que vencer", ha remarcado Sistach.

El cardenal ha reprochado a los representantes políticos que no asisten a las ceremonias religiosas y lo ha comparado con los políticos que asisten al campo del FC Barcelona aunque no les guste el fútbol "porque es un acto de respeto y reconocimiento".

El cardenal también ha presentado hoy la carta pastoral anual, de la que han editado 20.000 copias para repartir en todas las parroquias, en la que pide, entre otras cosas, que "se refresque el lenguaje religioso" y que "la Iglesia no sea una comunidad cerrada", en sintonía con la encíclica del Papa Francisco.

http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/4103248/religion/el-cardenal-sistach-pide-perdon-por-los-errores-cometidos-por-la-iglesia#.Umu_iiSls38
Italian Cardenal arzobispo de Barcelona afirma que el laicismo contempla una sociedad que "no es la real"
Sept 25, 2013
El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha afirmado este martes que el laicismo excluye del ámbito público de la convivencia social la dimensión religiosa y contempla una sociedad que "no es la real".

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha afirmado este martes que el laicismo excluye del ámbito público de la convivencia social la dimensión religiosa y contempla una sociedad que "no es la real".

Lo ha dicho en la tradicional lectura de la homilía en la basílica de la Mercè, patrona de Barcelona, en el día de la Fiesta Mayor de la capital catalana, a la que han asistido el presidente de la Generalitat, Artur Mas; el alcalde, Xavier Trias; concejales y otros representantes del consistorio.

Ha añadido que la libertad es condición indispensable para un vida llena y que se trata de un ideal bien actual en nuestros tiempos, ya que se dan "muchos tipos de esclavitud".

Del Gobierno municipal han asistido todos los tenientes de alcalde salvo la titular de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes, Maite Fandos, con la presencia de once de sus catorce concejales.

El grupo del PP ha acudido al completo, y el del PSC ha contado con cuatro de sus 11 concejales --Assumpta Escarp, Guillem Espriu, Pilar Díaz y Joan Trullén--, con la ausencia destacada de su líder, Jordi Martí --es la primera vez que un líder socialista no acude a la homilía en democracia--.

Martí ya había anunciado que no acudiría y opinado que la presencia de autoridades en la homilía debía ser igual al de las jornadas de 'castellers' o la cabalgata para no minimizar el "carácter laico" del consistorio.

Ningún concejal de ICV-EUiA ha hecho acto de presencia, como es habitual, y de los dos concejales de UpB ha acudido su líder, Jordi Portabella (ERC), y, como novedad en la homilía, no ha habido un coro que acompañara el acto religioso como es habitual.

PROTESTAS

Más de un centenar de personas concentradas ante la basílica de la Mercè han protestado con silbidos y bocinazos durante todo el acto, concretamente un grupo que reclamaba 'papeles' para toda la ciudadanía; otro que protestaba contra los desahucios, los recortes y el paro y varios que reclamaban una celebración laica de la Mercè.

También se han concentrado autobuseros de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) en conflicto laboral con la empresa, mientras que a la salida de las autoridades, cuando estas se encaminaban al consistorio, se han oído cánticos en favor de la independencia.

http://noticias.lainformacion.com/disturbios-conflictos-y-guerra/agitacion-civil/cardenal-arzobispo-de-barcelona-afirma-que-el-laicismo-contempla-una-sociedad-que-no-es-la-real_uwJaEhAyY26pZPGq06vlT1/
Spanish El cardenal Lluís Martínez Sistach, nombrado Rotary de Honor
Sept 18, 2013
El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach ha sido nombrado esta noche 'Rotary de Honor' en el transcurso del acto de celebración del programa ALPAN de apoyo a comedores sociales.

En el acto, celebrado en el Círculo Ecuestre de Barcelona, el cardenal ha recibido el pin rotario, insignia de su nombramiento como 'Rotary de Honor', en reconocimiento de su contribución personal y de la Iglesia de Barcelona en apoyo al programa ALPAN de desarrollo de comedores sociales.

Esta es la misma distinción que fue entregada en 1999 al entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergolio, actualmente el Papa Francisco.

El proyecto ALPAN colabora con medios económicos y humanos al sostenimiento de varios comedores sociales en la ciudad de Barcelona, nacidos recientemente de la necesidad originada por la crisis económica.

Durante el acto de esta noche también han sido entregados a los comedores sociales los fondos obtenidos en el último encuentro rotario, entre ellos al comedor de la parroquia de Santa Tecla.

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1497355
Spanish "El nuevo papa es una música diferente para la Iglesia"
Mar 27, 2013
Tras recordar que el nombre de Francisco representa la vida más austera, ha definido al nuevo papa como "una persona muy próxima a la gente, muy sencilla y un hombre pastor", y ha subrayado que "en América Latina es un hombre muy aceptado".

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, uno de los cinco purpurados españoles que han participado en la elección del papa Francisco, ha asegurado hoy que "el nuevo papa es una música nueva y diferente para la Iglesia", y ha anunciado que le invitará a visitar la capital catalana.

Desde Roma, el cardenal Martínez Sistach ha explicado a las emisoras Catalunya Radio y Rac1 que, aunque la elección del nombre Francisco supuso una sorpresa para los propios cardenales, lo considera un "acierto" porque "San Francisco de Asís transformó la Iglesia; es una declaración de intenciones".

Tras recordar que el nombre de Francisco representa la vida más austera, ha definido al nuevo papa como "una persona muy próxima a la gente, muy sencilla y un hombre pastor", y ha subrayado que "en América Latina es un hombre muy aceptado".

"Es una figura renovadora. El nuevo papa es una música diferente. Hay cosas que no se pueden tocar pero hay otras que sí", ha dicho el cardenal arzobispo de Barcelona, que ha asegurado que las relaciones entre el Vaticano y Cataluña son "doradas y creo que las mantendremos y las intensificaremos".

Martínez Sistach ha explicado que ya conocía personalmente el nuevo papa porque habían coincidido en varias reuniones y habían hablado antes del cónclave, y ha anunciado que piensa invitarle a visitar la capital catalana, tal y como hizo su antecesor Benedicto XVI. La elección de Jorge Mario Bergoglio como sucesor de Benedicto XVI "para mi no ha sido ninguna sorpresa", ha dicho el cardenal catalán, que ha confesado que "lo que buscamos era el papa que conviene para este mundo y para esta Iglesia. Lo hemos acertado".
German Kardinal Sistach: „Es sind Reformen notwendig“
Mar 03, 2013
BZ-INTERVIEW mit Kardinal Lluís Martínez Sistach über die Bilanz von Benedikt XVI. und Lampenfieber in der Sixtinischen Kapelle.

ROM. Der spanische Kardinal Lluís Martínez Sistach ist seit vier Tagen in Rom, am Donnerstag verabschiedete sich der Erzbischof von Barcelona persönlich vom Papst. Unser Korrespondent Julius Müller-Meiningen sprach mit dem Katalanen.
BZ: Wie ist Ihre Bilanz des soeben zu Ende gegangenen Pontifikats?
Martínez Sistach: Ich kenne den emeritierten Papst gut und bewundere ihn für seine Großzügigkeit, seine Konstanz und Hellsichtigkeit. Abgesehen von seiner großen intellektuellen und spirituellen Kraft hat er sich auch schwierigen Fragen nicht versperrt. Ich denke etwa an sein Bemühen zur Aufklärung von Missbrauchsfällen sowie den Versuch, mehr Transparenz in die Finanzen des Vatikan zu bringen.
BZ: Was wird von Benedikt bleiben?
Martínez Sistach: Seine Kernbotschaft war, dass die Vernunft durch Glauben bereichert wird. Auch sein Kampf gegen den Relativismus war sehr wichtig. In der Gesellschaft wirkt es oft so, als sei alles gut und richtig. Doch die Welt hat ihre Orientierung verloren, es fehlt ein Kompass.
BZ: Welche sind dabei die Herausforderungen für die Kirche?
Martínez Sistach: Der wichtigste Punkt ist die Evangelisierung, also die Verbreitung der Botschaft Jesu Christi in der Welt. Dazu sind Reformen notwendig, sowohl beim Personal als auch in der Kurie. Die Kirche besteht aus vielen Kulturen. Es gibt einige Grüppchen, aber die Kirche sollte ihre Einheit wiederfinden. Auch die Kurie muss da ihren Teil zur Reform beitragen.
BZ: Kommende Woche beginnen die Beratungen der Kardinäle vor dem Konklave. Was passiert dort genau?
Martínez Sistach: Wir werden zunächst über die von Benedikt aufgeworfenen Fragen sprechen und über die Herausforderungen, vor der die Weltkirche heute steht. Erst in einem zweiten Schritt wird es darum gehen, eine Person zu finden, die diese Fragen am Besten beantworten kann. Aber erst einmal müssen wir Kardinäle uns besser kennen lernen. Wir kennen uns ja gar nicht alle. Irgendwann werden dann auch die ersten Namen genannt, man hört sich um, nennt selbst einen Namen. So bilden sich die ersten Tendenzen heraus.
BZ: Was passiert, wenn Ihr Name genannt wird als möglicher Nachfolger?
Martínez Sistach: Daran ist überhaupt nicht zu denken, wirklich.
BZ: Wer sind ihre Kandidaten?
Martínez Sistach: Das behalte ich lieber für mich.
BZ: Welche Eigenschaften muss der neue Papst haben?
Martínez Sistach: Er muss ein Mann des Glaubens sein und der Aufgabe gewachsen sein. Er muss die Welt ebenso gut kennen wie die Kirche. Und er braucht die Fähigkeiten eines Hirten ebenso wie die eines Regierungschefs.
BZ: Ist das persönliche Profil oder die Herkunft der Kandidaten wichtiger?
Martínez Sistach: Das persönliche Profil. Erst, wenn sich zwei, drei Kandidaten herauskristallisiert haben, spielt auch die Herkunft eine Rolle.
BZ: Sie werden zum ersten Mal an einem Konklave teilnehmen. Wie stellen Sie sich dieses vor?
Martínez Sistach: Ich habe die Prozession der Kardinäle bisher nur in Filmen gesehen. Nie hätte ich gedacht, dass ich da auch einmal dabei sein werde. Das wird sicher sehr aufregend sein, wir haben eine große Verantwortung. Bei dem Gedanken, meinen Treueschwur vor dem Fresko des Jüngsten Gerichts von Michelangelo abzugeben, wird mir ganz schummrig. Und wenn ich zum Altar gehen werde, um meine Stimme abzugeben, wird mir bestimmt die Hand zittern.

http://www.badische-zeitung.de/ausland-1/kardinal-sistach-es-sind-reformen-notwendig--69666733.html
Spanish Martínez Sistach, el cardenal catalán aficionado al fútbol que apuesta por "dar a Jesús la iniciativa de la Iglesia"
Mar 03, 2013

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

  El Cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, nació en Barcelona el 29 del abril de 1937, tiene 75 años y, aunque no le quedan días libres en su agenda, entre viaje y viaje, saca tiempo para leer, hacer crucigramas, acudir al Camp Nou o a Montjüic o ver el fútbol desde la televisión.

  Sistach nació en el seno de una familia católica antes de que terminara la Guerra Civil Española por lo que tuvo que ser bautizado en su propia casa hasta que terminó la contienda y sus padres pudieron completar las ceremonias bautismales en la basílica gótica Santa María del Mar.

  Su infancia transcurrió en un tiempo difícil pero asegura que creció feliz, a pesar de ser años de carestía y sufrimiento. Al principio, pensó en ser ingeniero, por lo que estudió el bachillerato de ciencias y no el de letras. Sin embargo, el rezo del Rosario en los Maristas, donde estudió, las visitas al Santísimo y los testimonios de algunos sacerdotes, le hicieron decantarse por el Seminario.

  Decidió cursar los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona y fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Después, entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona.

  Este catalán, autor de una carta pastoral titulada 'Echad las redes' en la que hace una similitud con los apóstoles que consiguieron llenar sus redes en el mar de Galilea cuando hicieron caso a Jesús, apuesta por "dar a Jesús la iniciativa de la Iglesia", confía en las "raíces cristianas" y propone ofrecer "una rica vida espiritual" a los jóvenes para que florezcan las vocaciones.

  El 6 de noviembre de 1987 fue nombrado obispo auxiliar de Barcelona y recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Cuatro años después, fue nombrado obispo de Tortosa; en 1997 fue promovido a arzobispo metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a arzobispo metropolitano de Barcelona.

  Además, es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Cataluña y de la Facultad de Filosofía de Cataluña así como presidente de la Fundación 'Escola Cristiana de Catalunya'.
LA VISITA DEL PAPA A BARCELONA "EN SU CORAZÓN"

  Un momento muy importante en su vida llegó el 24 de noviembre de 2007 cuando Benedicto XVI le creó cardenal de la Iglesia católica. Desde entonces, participa en la Curia Romana como miembro del Pontificio Consejo para los Laicos (desde 2008); del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia (desde 2002) y del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica (desde 2006). Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.

  Igualmente, otra fecha clave que quedará grabada en su memoria y en su corazón para siempre será el día en que el Papa emérito Benedicto XVI visitó Barcelona y convirtió la Sagrada Familia, el templo de Gaudí, en centro para el culto católico, tras la bula otorgada en una ceremonia ante más de 6.500 fieles. Sistach indicó tras la última audiencia general de Ratzinger que le consta que él "también lo lleva en su corazón y lo seguirá llevando".

  Por otro lado, en la Conferencia Episcopal Española ha sido presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, entró a formar parte de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Tarragona y, tras su creación, el 15 de junio de 2004, de la Provincia Eclesiástica de Barcelona. Entre marzo de 2005 y hasta 2011, ha sido miembro del Comité Ejecutivo. Además, desde 2011, es presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia.

http://www.europapress.es/sociedad/noticia-martinez-sistach-cardenal-catalan-aficionado-futbol-apuesta-dar-jesus-iniciativa-iglesia-20130301195310.html
Spanish Carta del cardenal Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, para la Campaña contra el Hambre 2013
Feb 16, 2013

Con el lema “No hay justicia sin igualdad”, el segundo domingo de febrero se celebra la jornada central de la Campaña Mundial contra el Hambre que promueve Manos Unidas. Esta ONG de la Iglesia se propone sensibilizar a la sociedad sobre la existencia del hambre en el mundo. Llevados por la ilusión de nuestro desarrollo, quizá haya quien pueda pensar que este problema estaba resuelto. Por desgracia, no es así, ni mucho menos.

La crisis actual y sus graves consecuencias en muchas personas y familias nos han hecho más realistas en este sentido. Así lo ponen de manifiesto las campañas de recogida de alimentos y la generosa respuesta de nuestra sociedad, que muestra una gran sensibilidad por el problema de la falta de alimentos.

La crisis provoca que aparezcan situaciones muy dolorosas que revelan no sólo una ausencia de protección de los derechos fundamentales o una distribución injusta de los recursos, sino también una falta de respeto al ser humano.

Manos Unidas constata, día a día, que la pobreza, la falta de recursos, la inexistencia de unas condiciones de igualdad en el reconocimiento de los derechos humanos afecta sobre todo a las niñas y a las mujeres. Este hecho es especialmente grave, ya que en los países más pobres del mundo son ellas las protagonistas y los agentes más eficaces del desarrollo humano.

Los datos nos dicen que el 70% del comercio internacional de personas lo sufren mujeres y niñas, y que las dos terceras partes de las personas analfabetas son mujeres. Estas son sólo dos muestras de la discriminación que sufren tantas mujeres, que engendra violencia contra ellas, hambre, enfermedades, invisibilidad, etc. Y, como cuestión de fondo, la falta de reconocimiento de la igual dignidad de cada ser humano, ya sea hombre o mujer.

Manos Unidas, que nació como una iniciativa de las mujeres cristianas y en la cual las mujeres siempre han estado y están muy presentes y activas, trabaja buscando siempre la igualdad entre los hombres y las mujeres en los países más desfavorecidos. Y lo hace mediante acciones de desarrollo, con mucha frecuencia realizadas por las mujeres de las mismas comunidades en las que se desarrollan estos proyectos.

Por ello, en  los proyectos de Manos Unidas la promoción de la mujer es una prioridad para el desarrollo, junto con la promoción educativa, sanitaria y social. Más de medio siglo de servicio al desarrollo han demostrado a Manos Unidas que invertir en la mujer es una muy buena manera de trabajar a favor de la dignidad y del reconocimiento de los derechos de todas las personas.

http://www.revistaecclesia.com/carta-del-cardenal-martinez-sistach-arzobispo-de-barcelona-para-la-campana-contra-el-hambre-2013/
Spanish Discurso del Sr. Cardenal de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, en la entrega del IV Premio Internacional Conde de Barcelona
Oct 16, 2012

"Quando mi è stato dato l’incarico, che molto mi onora, di presentare Sua Eminenza il Cardinale Tarcisio Bertone, Segretario di Stato di Sua Santità, in questo atto, mi sono ricordato del titolare del giornale "La Vanguardia" il giorno in cui si ha dato la notizia della concessione alla sua persona del prestigioso Premio Internazionale Conde de Barcelona.

Quel titolare parlava del cardinale Bertone come di un "costruttore di ponti", títolo che definisce molto bene l'opera di un arcivescovo e cardinale, dato che l'etimologia della parola latina "pontifex" si riferisce proprio a colui che riesce a stabilire ponti di passaggio e comunicazione tanto tra Dio e l'uomo, come tra gli stessi esseri umani.

El cardenal Bertone fue designado titular de la Secretaría de Estado el 15 de septiembre del 2006 por el Papa Benedicto XVI, con el cual ya había colaborado estrechamente como secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Desde el cargo de Secretario de Estado, equivalente al de primer ministro de la Santa Sede y que le convierte en el más inmediato colaborador del Papa, viene desempeñando, con singular prudencia y tacto, una función clave en el Gobierno de la Iglesia en unos momentos especialmente complejos para la Iglesia y el mundo.

Templanza, prudencia y espíritu de apertura, en afinada sintonía con Benedicto XVI, son los méritos que el jurado ha querido reconocer en la figura del cardenal Bertone.

En el plano internacional el cardenal Secretario de Estado ha sido el artífice de importantes acontecimientos del actual pontificado como la visita de Benedicto XVI a Turquía, en noviembre del 2006, viaje particularmente importante para las relaciones del orbe católico con el mundo de las Iglesias ortodoxas y el Patriarcado de Constantinopla.

Asimismo, el jurado ha querido subrayar la tenaz y constante labor del cardenal Bertone a favor de una transición pacífica en la isla de Cuba, por él visitada, en el que la Iglesia católica está teniendo un relevante papel, que puso de relieve toda su importancia en el viaje del Papa a México y a la isla antillana, que ha sido un auténtico éxito, sin olvidar el buen hacer en la preparación y realización del reciente viaje del Papa en el Líbano, que ha sido un auténtico éxito.

Por lo que se refiere a España, el cardenal Bertone ha dirigido y coordinado los dos viajes realizados por Benedicto XVI a nuestro país: el de Santiago de Compostela y Barcelona, en noviembre del 2010, con motivo del Año Jacobeo y de la dedicación de la Basílica de la Sagrada Familia, y el de Madrid, en agosto de 2011, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

Estos viajes –junto con el anterior a Valencia para el Encuentro Mundial de las Familias, en julio de 2006- han puesto de manifiesto el prestigio de la figura del Papa en la sociedad española, el arraigo del catolicismo en España y una sabia y prudente inserción de la Iglesia católica en el sistema democrático, tal como expresó el mismo Santo Padre, al concluir su estancia del año pasado en Madrid, después de escuchar las palabras de despedida del Rey Juan Carlos I, señalando que nuestro país, en una convivencia sanamente abierta, plural y respetuosa, sabe y puede progresar sin renunciar a su alma profundamente religiosa y católica.

Como constructor de puentes, el cardenal Bertone ha contribuido de una manera decisiva a robustecer los viejos puentes de la sociedad catalana con Roma y en especial con la Sede Apostólica. Aquí cabe destacar la magnífica visita de Benedicto XVI a Barcelona para la dedicación de la Basílica de la Sagrada Familia, una emocionante ceremonia que sabemos que dejó un recuerdo imborrable en el Papa y en su cardenal Secretario de Estado. Esta visita se ha podido completar con la exposición sobre Gaudí en el Vaticano, con la que Barcelona ha querido rendir honor a la persona de Benedicto XVI y expresar la gratitud de la ciudad y de toda la Archidiócesis a todos aquellos que han hecho posibles estos dos acontecimientos tan relevantes para Cataluña.

Deseo destacar, asimismo, que en el cardenal Bertone, Cataluña ha encontrado una cordial comprensión de nuestra personalidad, de nuestra lengua y de nuestra cultura, hasta el punto de que podemos llegar a decir que, cuando él está entre nosotros sabemos que se encuentra a gusto, como en su propia casa, por lo menos como en una más de sus casas de adopción. Así se ha puesto de relieve desde muchos años atrás, con las visitas del entonces obispo y más tarde arzobispo con grupos de sacerdotes a la ciudad de Barcelona y al monasterio de Montserrat, visitas de las que ha nacido una verdadera amistad del cardenal con esta archidiócesis y ciudad condal y con el santuario y cenobio benedictino.

Más recientemente, esta comprensión y esta amistad se puso de relieve con motivo de la venida del cardenal Secretario de Estado a Cataluña para la beatificación, en la basílica de Santa María del Mar, del primer religioso capuchino catalán elevado a los altares, el padre Josep Tous i Soler, fundador de la congregación de las Religiosas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor. En esta circunstancia, además de Barcelona, el cardenal visitó Igualada –ciudad natal del padre Tous- y el monasterio de Montserrat, donde presidió uno de los actos más significativos de los muchos allí celebrados a lo largo del año: la “Vetlla de Santa Maria”, especialmente orientada a los jóvenes, y que se celebra en la noche anterior a la fiesta patronal del santuario, el 27 de abril.

Se ha dicho que la infancia es la patria de todo hombre a lo largo de toda su vida. Me resta referirme a la infancia y a la vocación salesiana de nuestro estimado cardenal. Nacido en Romano Canavese, en la provincia de Turín y en el Piamonte en el seno de una familia profundamente cristiana, fue el quinto de los ocho hijos del matrimonio. Cursó los estudios de bachillerato en el Oratorio de Valdocco, una institución de primer orden en  la historia de la Congregación Salesiana, pues fue la primera obra educativa fundada por Don Bosco, acompañado en esa obra todavía por su madre, la entrañable “mama Margarita”. Ya entonces, como ha confesado él mismo, estaba especialmente interesado en las relaciones internacionales.

Pero el clima salesiano impactó su espíritu y, después de un cuidado discernimiento, el 24 de mayo de 1949, comunicaba a sus padres su decisión de ser sacerdote en la escuela espiritual y en la obra de Don Bosco. Ha contado el mismo señor Cardenal que sus padres, que cada año peregrinaban a Turín y a la Basílica de María Auxiliadora –esa advocación mariana tan salesiana-, quedaron bastante sorprendidos, porque nunca hasta entonces habían escuchado de sus labios esta intención. Y ha contado, también, que le dijeron: “Si el Señor lo quiere, nosotros no ponemos ninguna objeción; es más, estamos contentos, pero recuerda que dependerá de ti el ser fiel y, por tanto, recuerda siempre que eres tú el que ha tomado la decisión”. Todo un ejemplo para los padres cristianos ante la posible vocación sacerdotal o religiosa de sus hijos.

Y así, a los 16 años, en 1950, hizo su primera profesión como salesiano y fue ordenado sacerdote en 1960. Licenciado en Teología por la Facultad Teológica Salesiana de Turín, obtuvo el doctorado por el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma, donde además realizó la licenciatura y el doctorado en Derecho Canónico.

En 1967 asumió la cátedra de Teología Moral Especial en el Ateneo Salesiano de Roma, hoy Universidad Pontificia Salesiana. En ella ha sido también decano de la Facultad de Derecho Canónico, y desde 1989 a 1991, fue asimismo su rector, años en que por afinidad común en los quehaceres canónicos tuve la satisfacción de conocerle. En 1991 fue nombrado arzobispo de Vercelli, en el norte de Italia. En 1995 el Papa Juan Pablo II le llamó a Roma como secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en ella pudo tratar y colaborar con el entonces prefecto de aquella Congregación, el cardenal Joseph Ratzinger. En el año 2003, Juan Pablo II le nombró arzobispo de Génova y en noviembre de aquel mismo año fue creado cardenal.

El Papa ha encontrado en el Cardenal Bertone un colaborador fiel y eficaz. Recientemente, el pasado 2 de julio, el Santo Padre le ha reiterado su estima en una carta en la que le decía: “Deseo expresarle mi profunda gratitud por su cercanía discreta y sus sabios consejos, que me han ayudado particularmente en estos últimos meses”. A la vez, Benedicto XVI le renovaba su confianza personal, como ya tuvo ocasión de manifestarle en una carta de 15 de enero de 2010, cuyo contenido para el Papa permanece invariable.

Desde el 4 de abril de 2007, une a su condición de Secretario de Estado la de cardenal Camarlengo, o administrador de la sede pontificia que desempeña un importante papel en el período de “sede vacante”.

Pero me atrevo a decir que la patria espiritual del cardenal Bertone, llamado a todas estas altas responsabilidades, está siempre en la de aquel niño del oratorio de Valdocco, de aquel alumno del Liceo Salesiano de Valsalicie, en Turín, y en aquel joven del noviciado salesiano de Monte Oliveto, en Pinerolo. Por entonces, no podía saber que su consagración a Dios le llevaría mucho más allá de la congregación salesiana, en obediencia a lo que la Iglesia le iría pidiendo. Tampoco podía intuir que, sorprendentemente, en una etapa de su servicio a la Santa Sede, iba a recuperar su propósito juvenil de dedicarse a las relaciones internacionales.
Con todo, el carisma de Don Bosco ha impregnado la personalidad y las altas responsabilidades del cardenal Bertone, conservando siempre un estilo sencillo, cordial y, creo no equivocarme, juvenil y deportivo, cercano a las personas, a los jóvenes y a los pobres.

Gracias, eminentísimo señor Cardenal, por esta nueva visita suya a Barcelona para recibir este prestigioso galardón. Gracias en nombre de la ciudad, de esta ciudad que me atrevería a calificar de profundamente salesiana, pues se honra en conservar el recuerdo de la visita realizada a ella  por San Juan Bosco en 1886, dos años antes de su muerte y recibido ya en olor de santidad. De esta visita conservamos las obras salesianas que él inspiró y promovió desde Turín y con ocasión de su estancia aquí, obras educativas y sociales al servicio de la promoción de los sectores populares, que han merecido y merecen el reconocimiento de esta ciudad industrial y laboriosa. En especial tenemos el recuerdo de aquella visita en dos de estas obras, expresión de esta especial sintonía de la ciudad y sus hombres y mujeres con Don Bosco: las Escuelas Profesionales Salesianas de Sarrià y la basílica del Tibidabo.

Cuando el santo visitó la finca de la familia Martí-Codolar –, que le fue ofrecida y que hoy es la sede de diversas instituciones salesianas- quiso que le acompañaran hasta allí los alumnos de los entonces llamados “Talleres Salesianos”, que ya estaban en funcionamiento. Una histórica fotografía ha dejado constancia de la presencia de Don Bosco allí rodeado de niños y de sus amigos catalanes, entre los cuales estaba también doña Dorotea de Chopitea, su gran protectora en Barcelona, dama de una gran sensibilidad y eficacia social, pues fue la promotora de 30 instituciones educativas y benéfico asistenciales entre nosotros y tiene incoada la causa de canonización.

I quan el Sant va visitar la Basílica de la Mare de Déu de la Mercè, patrona de la ciutat, de l’arxidiòcesi i de la província eclesiàstica de Barcelona, un grup de laics li van oferir allà mateix el títol de propietat d’uns terrenys on ara s’eleva la Basílica del Sagrat Cor de Jesús, al Tibidabo, tan emblemàtica en l’horitzó urbà de la nostra ciutat. Apareix, doncs, la preocupació per l’educació i la promoció de la joventut i l’interès, també, per fer present Jesucrist i el seu Evangeli entre nosaltres amb la imatge del Sagrat Cor que sembla que vol abraçar tota la ciutat. Aquests són alguns dels records dominants de l’obra salesiana en la nostra ciutat.

Grazie, Eminenza, per essere tornato a Barcellona, a ricevere un premio che ha veramente meritato. Tutti noi lo accompagnamo in questo atto di riconoscimento, con affetto e soddisfazione".

Leer más: http://www.lavanguardia.com/politica/20120926/54351137732/discurso-del-sr-cardenal-de-barcelona-dr-lluis-martinez-sistach-en-la-entrega-del-iv-premio.html#ixzz29RjfZd4J
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

http://www.lavanguardia.com/politica/20120926/54351137732/discurso-del-sr-cardenal-de-barcelona-dr-lluis-martinez-sistach-en-la-entrega-del-iv-premio.html
Spanish El cardenal Martínez-Sistach pide ´respeto´ para los homosexuales
Apr 22, 2012

EFE BARCELONA/MADRID El cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez-Sistach, se desmarcó ayer de las opiniones del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, sobre los homosexuales y puntualizó que "son personas como las otras y merecen toda la dignidad y el respeto".
En una entrevista a la emisora Catalunya Informació recogida por Efe, Martínez-Sistach no compartió las opiniones que el obispo Reig Plá vertió en la homilía de los Oficios de Viernes Santo contra la homosexualidad y el aborto al señalar que llevan a "la malicia del pecado" y son un "engaño" pues "se sirve de la tentación".
Martínez-Sistach se desmarcó de las opiniones expresadas por el obispo de Alcalá de Henares, aunque ha añadido que "otra cosa son las actuaciones. Según nuestra fe, las actuaciones de las personas pueden ser buenas o no".
El cardenal-arzobispo de Barcelona afirmó asimismo que la iglesia Católica debe abrirse "a todas las personas con sentimiento religioso".
Martínez-Sistach ha añadido que este proceso se debería llevar a cabo "más allá de las ideologías", porque la cuestión de Dios "es la gran cuestión".

"Preconstitucionales"
La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, por su parte mostró "el más absoluto rechazo" de su partido hacia las declaraciones del obispo de Alcalá sobre la homosexualidad y el aborto, porque son "preconstitucionales" e "inadmisibles en la actualidad".
Así se pronunció Trinidad Jiménez al ser preguntada por los periodistas en la sede del PSOE en Ferraz sobre las palabras del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, en la homilía del Viernes Santo, en las que arremetió contra la homosexualidad y el aborto.
"El obispo de Alcalá ha hecho unas declaraciones desconociendo cosas básicas como es el artículo 14 de la Constitución, que habla de la igualdad entre hombres y mujeres, del respeto y la dignidad de las personas y, sobre todo, de la no discriminación por razón de raza y orientación sexual", dijo Jiménez.
Por ello, Jiménez exigió respeto al obispo porque, además, esas palabras suponen un "profundo desconocimiento" de los temas a los que se refiere y de lo que es "la propia realidad social".
Le pidió respeto hacia los homosexuales, hacia las personas que tienen una orientación sexual diferente y también hacia las mujeres que quieren tomar una decisión sobre seguir o no seguir con su embarazo y hacerlo en las condiciones que consideramos, afirmó, más equitativas y beneficiosas para las mujeres.

http://www.diariodemallorca.es/sociedad-cultura/2012/04/09/cardenal-martinez-sistach-pide-respeto-homosexuales/757763.html
Spanish El Cardenal Sistach se une al veto de la Iglesia al teólogo arriano Juan José Tamayo
Nov 26, 2011

CAMINEO.INFO.- Barcelona/ESPAÑA.- Juan José Tamayo, teólogo y director de la cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III, presentó anoche su libro «Otra teología es posible» (Herder) en un local a 50 metros de la parroquia de Sant Medir, en el barrio barcelonés de La Bordeta. El acto cambió de lugar porque, según Tamayo y fuentes de la parroquia, el mismo cardenal Lluís Martínez Sistach llamó para prohibir su presentación en la parroquia. El Arzobispado de Barcelona ni confirmó ni desmintió la información.

Este es el tercer veto en dos meses con el que se topa Tamayo, que también es autor de una cincuentena de libros y secretario general de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII. Los dos primeros fueron en Madrid y vinieron por orden del cardenal Antonio María Rouco Varela, que hace una semana prohibió la conferencia ¿Ha muerto la Teología de la Liberación? La opción por los pobres hoy, que se iba a dictar en la parroquia de San Félix. El acto se realizó finalmente en una biblioteca pública cercana. Desde el templo, regido por los clérigos de San Viator, se argumentó que el cambio de sitio se debía a "razones eclesiástico-institucionales ajenas a la parroquia".

En octubre, el cardenal Rouco Varela también solicitó a los sacerdotes de la parroquia de San Carlos Borromeo que cancelaran la cátedra quincenal del teólogo, llamada La teología de la liberación en el nuevo escenario político y religioso. Según el Arzobispado de Madrid, Tamayo no contaba con la venia docendi (la autorización para dar clase). Sin embargo, la prohibición nunca llegó por escrito y el teólogo continuó impartiendo la clase a los alumnos, en su mayoría jóvenes e inmigrantes del barrio de Entrevías.

Teólogo arriano
En enero del 2003, la comisión para la doctrina de la fe de la Conferencia Episcopal Española publicó una nota en la que se aseguraba que las tesis cristológicas del libro Dios y Jesús de Juan José Tamayo eran "una versión renovada del antiguo error arriano: negación de la divinidad de Jesucristo, presentación de Jesús como un mero hombre, negación del carácter histórico y real de la resurrección, y de ésta como dato fundamental de la fe cristiana".

"Las conclusiones a las que llega Don Juan José Tamayo Acosta", aseguraba la nota, "son incompatibles con la fe católica".

http://www.camineo.info/news/134/ARTICLE/17830/2011-11-19.html
Spanish Sistach defiende dignidad de políticos, pero les pide que escuchen al pueblo
Jun 25, 2011

El cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha defendido "la dignidad de la política y de quienes la ejercen", pero ha pedido a los políticos que escuchen "lo que necesita y pide el pueblo" y acuerden acciones contra la crisis.

El cardenal defendió el servicio de los políticos durante la homilía de la misa que celebró ayer en la basílica de la Mercé con motivo de la fiesta de Santo Tomás Moro, patrono de los políticos, en unos momentos en que el movimiento de indignados 15-M ha cuestionado a los profesionales de la política.

Pocos días después de que algunos diputados autonómicos fueron agredidos, increpados, insultados e incluso rociados con pintura cuando acudían al Parlament, el cardenal defendió en la homilía, cuyo texto ha sido facilitado por el Arzobispado, el trabajo "y la dignidad" de los políticos.

"Queridos políticos, nadie puede negar que este compromiso político que habéis asumido tiene una gran dignidad moral, y si lo ejercéis como un acto de entrega personal al servicio de la sociedad os exige mucha generosidad y desinterés. Y eso ya sabéis que no siempre es fácil", les dijo el cardenal durante la misa.

Sin embargo, Martínez Sistach añadió: "Vuestro servicio político en una sociedad democrática pide escuchar constantemente lo que necesita y pide el pueblo para que pueda ejercer sus derechos y sus deberes".

"Hoy, como consecuencia de la grave crisis económica mundial, el número de parados ha llegado ya a los cinco millones de personas, con un 40% por lo que se refiere a los jóvenes", ahondó el cardenal.

Martínez Sistach destacó que "el clamor para poder tener trabajo es unánime, como observamos en las manifestaciones por todas partes y es una constante de quienes van a Cáritas para poder subsistir".

"Es un clamor legítimo que todos lleváis en el corazón y en la cabeza y, en la medida de lo posible, convendría que se dieran signos que explicitaran esta preocupación de los políticos de toda Europa y del mundo para encontrar soluciones a esta cuestión, que es de país, de Estado y no de un partido, de un sindicato o de la patronal, sino que pide actuaciones unitarias de todos", pidió Sistach.

Y refiriéndose a los políticos de Cataluña, defendió las raíces cristianas de esta comunidad y consideró que "deberían configurar, con toda la apertura necesaria a los tiempos que vivimos y viviremos, nuestra identidad".

"En medio del clima de globalización en que vivimos, y dado el fenómeno de la inmigración, que ha estado muy presente en nuestro país, debemos ser muy cuidadosos en mantener nuestra identidad que, como siempre ha pasado en nuestra milenaria historia de país de marca, no nos ha cerrado, sino que nos ha fortalecido para abrirnos a las otras etnias y culturas que han llegado a nuestra tierra", dijo el cardenal.

El prelado añadió que la integración de las personas de otros países "nos es muy necesario para la debida integración de los hermanos inmigrantes que vienen a nuestro país, porque los necesitamos y lo necesitan".

http://www.adn.es/local/lleida/20110621/NWS-0865-Sistach-politicos-escuchen-dignidad-defiende.html
Spanish Cardenal Sistach: “El aborto provocado no es progresista”
Apr 02, 2011
El arzobispo de Barcelona insta al Gobierno a dejar de manipular el derecho a la vida. Lamenta el aumento del número de abortos. 4.600 fieles piden la abolición del aborto.

Con motivo del Día Internacional de la Vida, la basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona, acogió ayer una homilía impartida por el cardenal Luis Martínez Sistach. Con ella, las organizaciones defensoras de la vida, entre ellas Provida, y los derechos humanos se unieron al gran acto unitario celebrado en Madrid. La recién consagrada basílica albergó entre sus columnas a más 4.500 fieles, entre ellos el presidente del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz que, en el tercer domingo de cuaresma se unieron a las cinco de la tarde bajo el lema “siempre hay una razón para vivir”. El cardenal, en su homilía, hizo referencia a la importancia de la familia, como “nido natural y adecuado para engendrar, recibir y educar al maravilloso fruto del amor de los matrimonios”. Además, hizo una llamada de alerta al Estado, del que dijo: “No puede manipular la vida de la persona humana”, en referencia a las disposiciones jurídicas que permiten el aborto voluntario o la eutanasia. Ante ello constató: “He-mos de afirmar que esto compromete la conciencia de todos los ciudadanos y, en especial, la de los legisladores”. Sistach se mostró preocupado ante el aumento de las cifras de abortos en España, mientras se preguntaba si ese comportamiento era realmente progresista. “El aborto provocado no es progresista”, contestó inmediatamente. La misa culminó con la plegaria de los fieles, que rogaron por los gobiernos, “para que no tan sólo sean respetuosos sino que favorezcan la vida en todo momento”. También tuvieron palabras para las familias que padecen las consecuencias de la crisis económica, al igual que por el Papa Benedicto XVI y los damnificados del tsunami de Japón.

Una vez finalizada la eucaristía, una de las representantes de la asociación E-cristianos leyó un manifiesto para proclamar, entre otras cuestiones, que el derecho a la vida no es un derecho libre a disposición de los políticos, en consonancia con lo expresado minutos antes por Sistach. Además, proclamaron la abolición del aborto como un reto para el avance de la civilización, hecho que también debería extenderse al resto de Europa y su agenda política. Finalizó su discurso con un llamamiento a la sociedad, los partidos políticos e instituciones para conseguir “un compromiso sincero con la vida y trabajar por la construcción de un mundo auténticamente fraterno”.
Libros del Papa

También en la Ciudad Condal, el pasado martes 22 de marzo, el cardenal Luis Martínez Sistach realizó la presentación de la segunda parte de la trilogía de libros escritos por el Papa Benedicto XVI, que cuenta la vida de Jesús de Nazaret. Aunque, en aquella ocasión, el cardenal catalán no tuvo un recibimiento tan multitudinario, ya que únicamente 30 personas presenciaron el acto y sólo Intereconomía lo cubrió.

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/cardenal-sistach-%E2%80%9C-aborto-provocado-no-progresista%E2%80%9D-20110327
Spanish "Los sacerdotes seremos glorificados en la cruz, en la humillación.
Apr 02, 2011

El 11 de marzo de 2011 vivimos en la cripta de la basílica de la Sagrada Família una ceremonia con un fuerte sabor de las reuniones subterráneas de los primeros cristianos: la sepultura definitiva de los restos mortales de un mártir. Se trata de mosén Gil Parés, capellán de la Cripta durante la vida de Gaudí y asesinado en la persecución religiosa de 1936. Benedicto XVI se refirió a este sacerdote tan amigo de Gaudí en su alocución ante la Fachada del Nacimiento.
Gaudí veía la cripta -declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco- como una catacumba de los primeros cristianos, que fueron su modelo de vida personal y cuya Iglesia, la iglesia de los primeros cristianos, es la que quería mostrar a la sociedad postindustrial con su arquitectura.

El cardenal Martinez Sistach presidió la reunión litúrgica, con el regusto de las eucaristías de las comunidades preconstantinianas. Recordó que Benedicto XVI, en la dedicación de la basílica, había dicho que Gaudí leía en el libro de la Naturaleza, en el de las Sagradas Escrituras y en el de la Liturgia. Existe una gran armonía entre estos tres libros. El libro de la Naturaleza nos dice que el grano de trigo que muere al ser sembrado es fecundo. Superar el egoísmo es morir a nosotros mismos para amar a Dios y a los demás. Mosén Gil dio un día la via en coherencia con su fe. Y aquel grano de trigo ha dado fruto.
Agradecemos a mosén Gil Parés su servicio a la Iglesia como laico, como sacerdote y como presunto mártir. Los mártires son los grandes testimonios de la vida cristiana.

Glosó a continuación la frase de Jesús: "Ha llegado la hora en que el Hijo del Hombre sea glorificado". La glorificación de Jesús no es principalmente el Tabor, sino que aparece de modo especial en el Calvario. Esto es un mensaje para nuestra sociedad: la glorificación de un moribundo, sometido al suplicio físico y al de la humillación. ¿Por qué? Porque allí se manifiesta claramente el Amor de Dios a los hombres, y que es un amor fiel.
El presbiterio diocesano de Barcelona -comentó- tiene siglos de existencia. Y esto nos hace más humildes y más sencillos. Somos herederos. Los sacerdotes hemos de entender que si queremos seguir al Señor nos es necesario coger cada día la cruz: la cruz de la enfermedad, de la pobreza, no sólo la material, sino de muchos tipos, la cruz de la soledad, de la incomprensión, de la injuria y de la calumnia. ¡Cuesta vivir la cruz! Pero entonces nos convertimos en hermanos. Porque no son las instituciones las que presentan dificultades; son las personas las que presentan dificultades. Jesús fue glorificado en la cruz. También nosotros en la cruz, incluso en la humillación, seremos glorificados.

http://blogs.periodistadigital.com/josep-maria-tarragona.php/2011/03/12/cardenal-martinez-sistach-los-sacerdotes
Spanish Encuentros del cardenal Martínez Sistach con los sacerdotes jóvenes de Barcelona
Mar 06, 2011

l pasado lunes, 21 de febrero, el cardenal de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, se reunió en la Casa de Espiritualidad de la Inmaculada, en Tiana, con los sacerdotes jóvenes de la diócesis, en una sesión de diálogo y de reflexión que el cardenal mantiene cada trimestre con los sacerdotes de las siete últimas promociones salidas del Seminario Conciliar de Barcelona



Estos encuentros incluyen un tiempo de oración y un diálogo de los sacerdotes jóvenes con el cardenal sobre temas propuestos por los propios asistentes. En la sesión del pasado lunes el diálogo se centró en estos tres temas: Cómo hacer de sacerdote hoy, el sentido del celibato sacerdotal y la aportación de los sacerdotes jóvenes en la pastoral de la juventud.

En relación con este tercer tema, se presentaron diversas actividades de pastoral de juventud en algunas parroquias y arciprestazgos, y se dialogó especialmente sobre la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud entre los días 16 y 21 del próximo mes de agosto en Madrid. Se vio la conveniencia de participar en esta jornada que reunirá a dos millones de jóvenes de todo el mundo, para animar la vida cristiana y la actividad apostólica de los jóvenes participantes.



Previamente a la jornada mundial de Madrid, del 12 al 15 de agosto se celebrarán las llamadas "Jornadas en las Diócesis" en las que los jóvenes toman contacto con la realidad de cada diócesis de camino hacia Madrid. En estas jornadas previas el arzobispado de Barcelona tiene previos acoger entre 10.000 y 15.000 jóvenes de varios países, especialmente de las diócesis de París y de Marsella.



Como clausura de las reuniones de cada curso, el cardenal realiza en verano un viaje con los sacerdotes jóvenes de carácter religioso o pastoral. Para este año se ha decidido que el cardenal y los sacerdotes jóvenes de Barcelona viajarán a Madrid para participar en la Jornada Mundial de la Juventud que presidirá Benedicto XVI.




Barcelona, 22 de febrero de 2011

http://revistaecclesia.com/content/view/23930/53/
French Il est urgent d’intensifier l’évangélisation »
Nov 15, 2010
Selon l’archevêque de Barcelone, face à la sécularisation rapide de la Catalogne, il est indispensable que les laïcs témoignent de l’Évangile par leurs actions

ENTRETIEN
Cardinal Lluis Martinez Sistach
Archevêque de Barcelone

La Croix : Quel sens donnez-vous à cette visite de Benoît XVI à Barcelone, six mois avant sa venue à Madrid pour les JMJ ?
Cardinal Lluis Martinez Sistach : Elle exprime l’affection et l’intérêt du Saint-Père pour la ville et le diocèse de Barcelone, pour la Catalogne et pour le reste de l’Espagne. Elle exprime aussi la sensibilité artistique du pape qui aime valoriser la beauté en tant que chemin vers la transcendance et vers Dieu.

Face à la sécularisation rapide de la Catalogne, quelle stratégie avez-vous mise en place ?
Il est urgent d’intensifier l’évangélisation. Nous tous, chrétiens, devons témoigner de Jésus-Christ par nos œuvres et nos paroles. La présence publique des chrétiens dans la société est nécessaire pour offrir le riche contenu de la doctrine sociale de l’Église et de l’humanisme chrétien à propos de la vie, de la famille, de l’économie et de la politique. J’encourage donc les laïcs à vivre ce qui leur est propre et spécifique, comme l’avait affirmé le concile Vatican II.

Y a-t-il des différences de stratégie entre la Catalogne et le reste de l’Espagne ?
Diocèses et provinces ecclésiastiques doivent programmer leur stratégie pastorale pour répondre à leurs besoins locaux. Entre diocèses espagnols, nous avons beaucoup en commun, mais du fait de notre pluralisme culturel, social et religieux, nous avons aussi des différences. Nous devons donc annoncer l’Évangile en chaque lieu concret, dans des situations concrètes.

Quelle influence l’Église a-t-elle sur la société catalane actuelle ?
Du fait de la multiplicité de propositions et alternatives, cette influence aujourd’hui est moindre. Mais l’Église jouit toujours d’un grand crédit moral par le témoignage de ses laïcs insérés dans la société et par ses institutions engagées dans l’aide aux personnes en difficulté, l’attention aux malades, etc.

Quel est le climat de vos relations avec le monde politique ?
Nos relations avec le pouvoir politique sont des relations de collaboration, parce que nous sommes au service des mêmes personnes. Nous exprimons notre expertise morale et éthique sur les projets de loi et sur les interventions de l’administration lorsque entre en jeu la vocation transcendante de la personne.

La voix prophétique de l’Église ne devrait pas déranger. Au contraire, ce serait conformiste de notre part de priver la société de la sagesse que nous avons reçue d’en haut et toujours active dans notre histoire.

Quelle sera la signification de la dédicace de la Sagrada Familia ?
De nombreuses personnalités des milieux de la culture qui visitent la Sagrada Familia restent en admiration devant ses formes, ses prouesses techniques et sa richesse symbolique. Cette œuvre d’art est donc déjà un bon vecteur pour les relations entre foi et culture, entre foi et raison.

Cette dédicace se situe aussi dans un contexte de remise en question de la famille, du mariage…
La famille fondée sur le mariage est une institution patrimoine de l’humanité et sanctuaire de la vie humaine. Mariage et famille sont déterminants pour la société, leur bonne santé influant directement sur le bien des personnes, de l’Église et de la société. Les enfants ont besoin de naître et de grandir au sein d’une famille où ils voient la figure et le rôle de la femme comme mère, et de l’homme comme père.

http://www.la-croix.com/article/index.jsp?docId=2444712&rubId=55352
French Le cardinal de Barcelone explique pourquoi Gaudi attire les foules
Nov 15, 2010
Entretien avec Mgr Lluís Martínez Sistach

ROME, Mercredi 3 novembre 2010 (ZENIT.org) - Le cardinal de Barcelone, Lluís Martínez Sistach, qui accueillera le pape le 7 novembre prochain, explique dans cet entretien à Zenit ce qui, dans la Sagrada Familia, a attiré Benoît XVI : « La richesse symbolique biblique, liturgique et catéchétique que Antoni Gaudi a conférée à son projet  », ainsi que la vie exemplaire de cet « architecte de Dieu ».

Le cardinal et archevêque de Barcelone explique le type de fruits qu'il attend de cet évènement, et il souligne l'originalité particulière pour la ville de Barcelone de ce nouveau temple, que le pape va consacrer comme basilique devant plusieurs milliers d'Espagnols, dans moins d'une semaine.

Q - Une visite papale crée toujours des attentes et laisse des traces. Vous souhaitez qu'elle laisse de « nombreux fruits spirituels  ». Espérez-vous un essor des vocations, un nouvel élan d'évangélisation, une plus grande implication des catholiques dans la vie publique ?

Cardinal Martínez Sistach : Je pense que oui. Habituellement, les visites du pape dans les pays qu'il visite portent du fruit. Le pape a le souci de l'Eglise universelle et il nous renforcera dans cette catholicité, avec un dynamisme évangélisateur et missionnaire. Mon souhait est que, grâce à la présence du pape et à son message, nous puissions découvrir que c'est Dieu qui nous a donné la vie et qu'Il nous l'a confiée pour réaliser la vocation que chacun d'entre nous a reçue de Lui.

J'aimerais qu'augmentent les vocations au mariage chrétien, au sacerdoce, à la vie consacrée et à la mission. Le pape réaffirme la vocation propre des laïcs chrétiens, qui consiste dans leur engagement dans la vie publique. Ici et d'une façon générale dans le monde entier, nous avons besoin de cette présence pour semer dans les réalités du monde les valeurs de l'Evangile. Nous attendons de cette visite apostolique de nombreux fruits spirituels et pastoraux.

Q - Selon vous, qu'est-ce qui, dans cette consécration à la Sainte Famille, va attirer le plus Benoît XVI ?

Outre la beauté de l'église de la Sagrada Familia Benoît XVI a saisi le concept théologique de l'église de Antoni Gaudí, qui s'accorde avec celui du Saint-Père. Cet architecte génial s'est inspiré du prophète Ezéchiel - au chapitre 47 - et du livre de l'Apocalypse, au chapitre 22, concevant la Sagrada Familia, comme la Jérusalem céleste, la Cité nouvelle et sainte qui descend du ciel. Le pape a été attiré par la richesse du symbolisme biblique, liturgique et catéchétique que Gaudi a communiquée à son projet. Et aussi, par la vie de chrétien exemplaire de cet « architecte de Dieu » - comme il se considérait lui-même - dont la cause de canonisation est en cours, avec la Congrégation romaine pour la cause des saints.

Q - La Catalogne se dépense-t-elle beaucoup dans les préparatifs, ou attendriez-vous une implication plus grande ?

La Catalogne se donne beaucoup de mal dans les préparatifs. Cette église de Gaudi est profondément enracinée dans les cœurs des habitants de Barcelone, mais aussi des Catalans. Tous les diocèses catalans, aussi bien que du reste de l'Espagne viendront pour la célébration du 7 novembre. Nous avons distribué plus de cent mille exemplaires de sept catéchèses de préparation à la visite apostolique de Benoît XVI : trois sur le service ecclésial de Pierre et de ses successeurs, deux sur Antoni Gaudí et deux sur la symbolique du temple et le sens de sa consécration à Dieu.

Gaudí attire des foules de touristes. Peut-il également entraîner des conversions?

Gaudí attire les foules. Chaque année, ce sont environ trois millions de personnes qui visitent l'intérieur de l'église, et quatre millions qui contemplent l'extérieur.

Pourquoi viennent-ils. Parce qu'ils Ils sont attirés par l'harmonie, la beauté, les symboles. Je pense que cette église évangélise. Gaudí voulait que toutes ses constructions conduisent les gens à Dieu. Je pense qu'il a plus que réalisé son objectif avec le temple de la Sagrada Familia. Il y a eu des conversions, et nous les connaissons.

La construction du temple a converti de plus en plus l'architecte lui-même, au point qu'il s'est consacré totalement à cette œuvre, renonçant à des propositions de nouvelles constructions à Paris et à New York.

Un autre exemple est celui du sculpteur japonais Etsuro Soto qui, en travaillant pour le temple, a reçu le don de la foi pour lui et sa femme. Il y a d'autres exemples de conversion que nous ignorons, mais elles ont certainement eu lieu, parce que la visite de l'édifice aide à méditer sur la création et le salut comme œuvres de Dieu.

Comme l'a dit Benoît XVI aux artistes réunis en novembre de l'année dernière dans la Chapelle Sixtine, la beauté est un chemin vers le transcendant, vers le mystère ultime, vers Dieu. Le pape veut exprimer et renouveler l'amitié de l'Eglise pour le monde de l'art, une amitié renforcée puisque le christianisme a compris depuis toujours la valeur des arts et utilisé ses langages multiples pour communiquer son message immuable de salut.

La Sagrada Familia est un nouveau temple. Barcelone a déjà sa cathédrale, son temple expiatoire (Tibidabo) et d'autres églises. Quelle est sa particularité?

Sa particularité consiste en son originalité. Projeté 1883, ce temple est à part, nouveau, ne répète aucun style ancien. Mais sa particularité principale réside dans sa richesse symbolique, fruit de la connaissance de Gaudi et de son admiration de la liturgie : il avait sur sa table de chevet le livre L'Année liturgique, de Dom Prosper Guéranger, père abbé de Solesmes. Tous les contenus liturgiques, bibliques et catéchétiques sont pensés.

Ce temple que le Saint-Père consacrera comme basilique, le 7 novembre prochain, a la particularité d'être visité, chaque année, par des millions de personnes de tous les continents. Croyants et incroyants. Comme une  »cour des Gentils » pour de nombreuses personnes qui ne sont pas encore dans l'Eglise, mais que la symbolique de ce magnifique temple fait réfléchir.

Propos recueillis par Miriam Díez i Bosch  

http://www.zenit.org/article-25948?l=french
Spanish Las amistades peligrosas del cardenal Sistach
Oct 26, 2010
El Papa visita Barcelona el 7 de noviembre. Pero grupos progresistas y nacionalistas están intentando reventar el viaje y han hecho un llamamiento para boicotearlo. Mientras tanto, el cardenal Sistach sigue callado ante una iniciativa realizada por grupos con los que suele rodearse.

El Papa Benedicto XVI visita España durante el mes de noviembre. El día 6 estará en Santiago de Compostela donde ganará el Jubileo como cualquier otro peregrino y el día 7 consagrará en Barcelona el templo de la Sagrada Familia. En ambas ciudades preparan la llegada del Pontífice, si bien en la ciudad condal se ha generado una gran polémica.

De hecho, al igual que ocurrió en Reino Unido, distintos grupos están llamando al boicot al Papa, aunque en el caso de Barcelona todos ellos se declaran católicos. Es lo que ocurre con Església Plural, grupo progesista catalán formado sobre todo por laicos y que tiene cierta influencia en gobierno del cardenal Sistach.

El cardenal Martínez Sistach se ha rodeado en los más de seis años que lleva al frente de la Archidiócesis de Barcelona de los sectores más progresistas y de grupos como el que llama a un boicot el mismo día que el Papa está en Barcelona. Al igual que en la iglesia vasca, en Cataluña el progresismo y el nacionalismo eclesial han ido de la mano, lo que ha convertido a la iglesia catalana en un erial en práctica religiosa y en vocaciones.

El Periódico de Catalunya, diario que ha realizado una brutal campaña contra el Papa, titula que "católicos de base recibirán al Papa con un rezo para que pierda poder". De hecho, el objetivo del organizador, Església Plural, es realizar un acto en un templo mientras Benedicto se da un baño de multitudes en Barcelona y para ello busca apoyo en otros grupos similares, de corte nacionalista y progresista para poner en cuestión justo en esos días el modelo de gobierno de la Iglesia.

Esta organización pretende que se unan a su iniciativa un total de diez grupos y como argumento contra el Papa afirma que "ha superado de largo la edad de jubilación del resto de los obispos, que ostenta un poder absoluto y absolutista, se manifiesta contrario al reconocimiento de los derechos de las mujeres en plena igualdad con los de los hombres y persigue implacablemente la disidencia y las expresiones de pluralidad interna". Así, creen que el papado "no es un hecho inamovible e incuestionable".

Mientras tanto, el cardenal Sistach sigue callado. El viaje de Benedicto XVI a Barcelona es uno de los sucesos más importantes de su gobierno pastoral y esta iniciativa que intenta manchar la visita ha sido lo suficientemente promocionada por los medios de comunicación catalanes, especialmente los más progresistas y anticatólicos. Es decir, está al tanto de lo que ocurre.

Pero de momento no ha condenado este intento de boicot ni se ha proncunciado por el hecho de que estos grupos se reúnan en una parroquia barcelonesa. Cierto es que entre sus colaboradores hay varios de estos sacerdotes progresistas y nacionalistas.

Una pequeña luz en la iglesia catalana

Mientras Sistach sigue siendo preso de sus amistades, hay diócesis catalanas que comienzan a ver la luz al final del túnel. Es el caso de Terrasa, cuyo obispo es José Ángel Sáiz Meneses, y cuya diócesis se creó en 2004 después de que el Vaticano la separara de Barcelona. El mayor ejemplo de esta vitalidad es su seminario. Fue abierto en 2006 y ya en este curso supera en número al de Barcelona.

El caso de Saiz Meneses es similar al de Munilla e Iceta puesto que no se formó en Cataluña sino que decidió hacerlo en el Seminario de Toledo. Los sectores progresistas le atacan por esto pero lo cierto es que el catolicismo en esta diócesis está recuperándose.

Pero hay una fecha clave: 2012. Este es el momento en el que el cardenal Sistach debe presentar su renuncia al Papa por motivos de edad. El Nuncio Renzo Fratini ya habla de sucesión y en las quinielas el mejor colocado en Sáiz Meneses, lo que ha provocado que los sectores más radicales en el ámbito eclesial se estén ya movilizando en su contra y busquen un candidato que se plieque a sus exigencias.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/sistach-calla-ante-el-boicot-a-benedicto-xvi-de-los-catolicos-progresistas-catalanes-1276403651/
Spanish El Cardenal Martínez Sistach subraya «la austeridad» de la visita del Pontífice
Oct 09, 2010

No desveló nada nuevo pero insistió mucho en la austeridad. El cardenal y arzobispo de Barcelona, Lluís Maria Martínez Sistach, comentó ayer algunas de las características de la próxima visita del Papa Benedicto XVI para consagrar el templo de la Sagrada Familia en una entrevista que concedió a la Cope.
El cardenal no quiso pasar por alto la coincidencia de que el viaje de Juan Pablo II a Barcelona —en el que, a pesar del mal tiempo, pasó por el Templo de Gaudí— también fue un 7 de noviembre. «Se cumplen ahora 28 años de la visita del anterior Papa», concretó monseñor Sistach, quien dijo que confía plenamente en que el buen tiempo acompañe esta jornada de celebración tan importante para la Iglesia catalana.
La agenda «muy apretada» del Papa Benedicto XVI incluirá un recorrido por varias calles del centro de Barcelona todavía por determinar, lo que permitirá que los ciudadanos puedan verle a través del cristal del Papamóvil.
Se reducirá el aforo El cardenal arzobispo de Barcelona reiteró que, por problemas de seguridad, el aforo del templo de la Sagrada Familia se reducirá de 9.000 a 6.500 personas. En estos momentos, el entorno de la Sagrada Familia se encuentra repleto de zanjas a causa de las obras del túnel del Ave y algunos sectores temen que el aspecto sea aún peor a principios de noviembre.
Por lo que respecta al menú que desgustará Benedicto XVI en Barcelona, el cardenal Martínez Sistach afirmó que el postre será crema catalana y que entre las bebidas no faltará el cava.

http://www.abc.es/20100915/cultura/cardenal-martinez-sistach-subraya-20100915.html
Spanish Contemplativos sirven a toda la humanidad, recuerda Cardenal
Jun 25, 2010

En una carta con ocasión de la Jornada Pro Orantibus (JPO) titulada "Venid Adoradores" que se celebra este domingo 30 de mayo en toda España con los religiosos de clausura, el Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach, señaló que los hombres y mujeres de vida contemplativa "están comprometidos en la transformación del mundo" por lo que son "muy útiles a la Iglesia y a la humanidad".

Tras indicar que quienes han respondido a esta vocación dedican "su vida entera a la oración, al trabajo y a la comunidad", el Purpurado advirtió que son "chicos y chicas muy felices. Son personas que aman la vida, son solidarias con los hermanos y están comprometidas en la transformación del mundo".

"De ningún modo la vida contemplativa es una evasión del mundo, un desentenderse de la sociedad, ya que la vida contemplativa es expresión del amor a Dios y no se puede amar auténticamente a Dios sin amar a la humanidad", indicó.

"Aunque parezca una paradoja –agregó–, desde el monasterio están más cerca de las necesidades eclesiales y de las inquietudes, tristezas y sufrimientos de los hombres, sus hermanos. No son ni indiferentes ni egoístas, porque su amor participa de la universalidad del amor de Jesucristo".

Tras comentar que las vocaciones a este tipo de vida son muy valiosas, el Cardenal concluyó señalando que quienes viven de esta manera "nos hacen un gran obsequio: nos ayudan a valorar más el silencio y la oración en medio de una cultura del ruido".

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=29765
Spanish Homilía del Cardenal Sistach funeral Juan Antonio Samaranch
May 06, 2010
Spanish Cardenal Martínez advierte sobre dramático "analfabetismo religioso"
Feb 10, 2010

BARCELONA, 01 Feb. 10 / 01:38 am (ACI)

En su carta dominical, el Arzobispo de Barcelona (España), Cardenal Lluís Martínez Sistach recordó que los padres en el país tienen derecho a pedir la clase de religión católica para sus hijos, especialmente ante el creciente "analfabetismo religioso".

"Esta clase", recordó el Purpurado catalán, "tiene mucha importancia para la educación, porque la educación que ofrece la escuela ha de ser integral y, por tanto, ha de tener presente la dimensión religiosa y trascendente de la persona humana".

"Estamos creados a ‘imagen y semejanza de Dios’ y Dios, que es eterno, ha sembrado en cada persona humana la semilla de la eternidad y, por tanto, de la trascendencia," agregó.

El Cardenal destacó luego que al formalizar el acto de matricular a un hijo en la escuela, "los padres católicos han de pedir la clase de religión. Esto es coherente con su fe. La escuela ha de ser como la continuación de la familia y es lógico que los padres católicos deseen que en la escuela sus hijos tengan clase de religión".

"Hoy los niños y adolescentes sufren un analfabetismo de cultura religiosa, y eso incide en su nivel de cultura general más bien bajo", dijo el Arzobispo; al explicar que "la clase de religión contribuye a que los alumnos puedan comprender muchísimos contenidos de nuestra historia y de nuestra cultura, que están tejidos de contenidos cristianos".

Al respecto, el Purpurado preguntó: "¿Qué ofrece nuestra sociedad a los adolescentes y a los jóvenes? ¿Qué valores serios y auténticos presiden su formación y educación?"

"La clase de religión y de moral católicas son unos buenos medios para ofrecer conocimientos y valores espirituales que son indispensables para conseguir una auténtica y rica educación integral de la persona humana", respondió.

"Los padres que no deseen ninguna formación religiosa para sus hijos o la escuela que no la facilita pueden preguntarse si la atracción de la juventud hacia las sectas y los fundamentalismos no es una consecuencia de haber ocultado algo tan normal y humano como la experiencia religiosa seria": "porque no podemos olvidar que todos tenemos una dimensión religiosa y trascendente", concluyó el Cardenal Martínez Sistach.
Spanish Homilía del cardenal Martínez Sistach en la beatificación del sacerdote y mártir Josep Samsó Elias
Jan 31, 2010

Basílica de Santa María de Matar (Barcelona), 23 enero 2010

Celebramos con gozo la beatificación del Dr. Josep Samsó i Elias, sacerdote y mártir, que fue párroco de esta Basílica parroquial de Santa María de Mataró, de la que siempre cuidó mucho y a la que promovió para ser declarada Basílica.



Agradecemos de corazón al Santo Padre Benedicto XVI que haya acogido mi petición de poder celebrar esta Beatificación en el marco del milenario de la parroquia de Santa María y que hoy por medio de su representante que nos ha enviado, el apreciado Arzobispo Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, haya proclamado solemnemente Beato a nuestro querido Dr. Josep Samsó. Nuestro agradecimiento al santo Padre se convierte en oración devota y filial por el ejercicio de su ministerio eclesial de Sucesor de San Pedro al servicio de toda la Iglesia extendida de Oriente a Occidente.



La proclamación del Dr. Josep Samsó como Beato, así como todos los beatos y santos, pone de relieve los méritos infinitos de Jesucristo, nuestro único Salvador. La Iglesia al venerar la santidad de sus hijos e hijas, da gloria a Dios, porque en los mártires venera a Cristo que estaba en el origen de su martirio y de su santidad. La Iglesia siempre ha encontrado en los mártires una semilla de vida. “Sanguis martyrum semen christianorum” (Tertuliano, Apologeticus, 50, 13: PL I, 534). Al venerar hoy a este nuevo Beato mártir de la Iglesia, se nos hace presente el recuerdo de la Iglesia del segundo milenio que ha vuelto a ser Iglesia de mártires: Y como afirmaba Pablo VI y nos ha recordado Juan Pablo II, el testimonio ofrecido a Cristo hasta el derramamiento de la sangre ha llegado a ser patrimonio común de católicos, ortodoxos, anglicanos y protestantes (cf.  Tertio millenio adveniente, 37). Es una herencia que no se ha de perder y que se ha de transmitir para un perenne deber de gratitud y un renovado propósito de imitación.



A la vez la Iglesia de los mártires, que son los testigos más excelentes de su amor a Dios y a los hermanos, siempre pone de relieve el mensaje testimonial de perdón y reconciliación, a imitación de Jesucristo quien murió de forma cruenta en la cruz amando y perdonando. Este mensaje y este testimonio de perdón y de amor aparecen claramente en el martirio de nuestro querido párroco de la parroquia que hoy nos acoge.



Es una gracia de Dios que la Beatificación del Dr. Samsó, sacerdote y mártir, coincida en este Año Sacerdotal que estamos celebrando por indicación del Papa Benedicto XVI, y que quiere ayudar a los sacerdotes a vivir con mayor intensidad el don del sacerdocio y del ministerio presbiteral, recordando al santo párroco de Ars, Juan María Vianney, y también a nuestro beato párroco de esta parroquia de Santa María, Josep Samsó o a otros santos y beatos sacerdotes de nuestra diócesis. Y esta beatificación también ayudará al resto del pueblo de Dios a valorar y apreciar más la figura y el ministerio de los sacerdotes, orando por ellos y colaborando con ellos en la pastoral, ayudándonos a todos a pedir constantemente a Dios vocaciones sacerdotales. Con gozo los obispos de Cataluña hemos convocado a los sacerdotes de nuestras diócesis a participar en esta Jornada Sacerdotal con motivo de la Beatificación de este párroco y mártir.



Nuestro Beato nació en Castellbisbal, el 17 de enero de 1887, en el seno de una familia cristiana que lo inició en la vida de fe, de esperanza y de caridad. Ya de muy joven sintió la llamada de Dios a la vocación sacerdotal y se formó en el Seminario Diocesano de Barcelona. Recibió la ordenación sacerdotal el 12 de marzo de 1910, ejerciendo el ministerio presbiteral como vicario de la parroquia de San Julián de Argentona, párroco de la parroquia de San Juan de Mediona y desde 1919 hasta 1936 párroco de la parroquia de Santa María de Mataró.



La formación religiosa y espiritual que recibió en la familia y en el Seminario hizo de él un sacerdote diocesano que dedicó toda su vida y su ministerio a imitación del Buen Pastor, entregándose con generosidad y celo pastoral a todos los feligreses y trabajando incansablemente al servicio de la formación catequética y religiosa, de la celebración de la fe y del testimonio de la caridad de todos los parroquianos. Vivió con intensidad la espiritualidad propia de un sacerdote diocesano, sintiéndose siempre miembro del presbiterio de la diócesis presidido por el Obispo como sucesor de los Apóstoles, y al servicio de la vida cristiana de los miembros de la porción del pueblo de Dios que peregrina en la Iglesia diocesana.



El Dr. Samsó vivió con radicalidad el contenido de la Palabra de Dios que hoy hemos escuchado. Lo hizo siempre en el ejercicio de su ministerio en los momentos socio-políticos que le tocó vivir. Era muy consciente de que “el alma de los justos está en manos de Dios” y de que “si tenemos a Dios a favor ¿a quién tendremos en contra?”. Estaba muy seguro, como el mismo Apóstol Pablo, de que “ni la muerte ni la vida, ni los ángeles u otros poderes, ni nada del mundo presente o del futuro, será capaz de alejarnos de Dios, quien, en Jesucristo ha demostrado cómo nos ama”.



Con este profundo convencimiento que alimentaba su sólida espiritualidad sacerdotal fue el pastor que procuró no faltara nada al rebaño que el Señor le confió, tanto en lo referente a la vida y formación del espíritu como a la ayuda concreta en casos de muchas necesidades. Como ha dicho el Papa Benedicto XVI, “los santos son los verdaderos portadores de luz en la historia, porque son hombres y mujeres de fe, esperanza y caridad” (Dios es amor, 40). El testimonio del nuevo Beato nos ha de animar a intensificar el propósito que tenemos en nuestra Iglesia de Barcelona de realizar una pastoral diocesana más misionera y evangelizadora, y a todos a “creer en el evangelio y anunciarlo con nuevo ardor”, tal como pedimos los Obispos de Cataluña en el documento del año 2007.



Nuestro Beato fue un excelente catequeta, de tal manera que el Obispo Irurita decía de él que era “el primer catequista de la diócesis”. Su dedicación y competencia en el campo de la catequesis le llevó a disponer de un buen número de catequistas que acompañaba y formaba para que la catequesis se adaptara a la mentalidad de los niños. De él se ha escrito que “fue el primero que se percató, antes que ningún otro en España, de la importancia que tiene la formación de los niños en el catecismo. Y fue él quien lanzó la chispa que había de encender el celo catequético” (Dr. Joan Tusquets). El testimonio del Dr. Samsó nos ha de ayudar a valorar muchísimo la catequesis y a intensificar la preparación de buenos catequistas deseosos de perfeccionarse en este arte superior, indispensable y exigente que es la catequesis (Cf. Pablo VI, Evangelii Nuntiandi, 44), para que faciliten un encuentro personal con Jesús, ya que Benedicto XVI nos ha dicho que “no se empieza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con esto, la dirección definitiva” (Dios es amor, 1),



Una característica del sacerdote del Nuevo Testamento es, como dice San Pablo, la disposición a “dar la vida” por las ovejas (Cf. Fil.2, 17). El Beato Josep Samsó vivía esta espiritualidad cristiana y sacerdotal constantemente en el ejercicio de su ministerio. Entregaba su vida incruentamente. Sin embargo, en medio de aquellos tiempos difíciles que vivió, había pensado, e incluso deseado, la entrega cruenta de su vida. Hablando en el Patronato Obrero decía: “Ésta es la flor más perfumada que puedo presentar en mi último día a Nuestro Señor, tan sólo podría hallar una todavía más preciosa: dar mi vida por Jesús”. Y el día de San Juan de 1936, decía a una religiosa: “Pongámonos del todo en manos de Dios… Yo, cada día, en la oración, me preparo para el martirio”.



Y el Señor le otorgó el don del martirio con el que coronó su vida sacerdotal. Fue el primer día de setiembre de 1936, después de pasar unos días en la prisión de Mataró por su condición de ser el párroco de Santa María, por su condición de ser sacerdote. El martirio de nuestro Beato tiene aspectos que imitan muchísimo la pasión y muerte de Jesucristo en la cruz. Detenido la mañana del 30 de julio de 1936, al exigirle que se identificara, contestó: “Yo soy a quien buscáis”. Permaneció en la cárcel de Mataró durante un mes. El primero de setiembre se despidió de sus compañeros de prisión con su “Dios sobre todo”. Conducido al cementerio de Mataró dijo a los que se disponían a matarlo que “los perdonaba de corazón como Jesús había perdonado a los que iban a clavarlo en la cruz”, y  exclamó: “Abrazadme, yo os perdono a todos”.  No quiso que le taparan los ojos, diciéndoles: “Yo no soy un criminal, quiero morir mirando a Mataró y a las Santas que tanto he amado”; puso los brazos en cruz y entregó su vida con el martirio.



Jesús nos ha dicho en el Evangelio de hoy que si el grano de trigo cuando es sembrado muere, da mucho fruto. La fama de santidad de Josep Samsó se consolidó y aumentó después de su muerte por su fidelidad a la vocación sacerdotal, su celo pastoral como párroco, las celebraciones de la fe, la dirección espiritual, la visita a los enfermos, el perdón de los enemigos y su voluntad de ofrecer la vida por sus feligreses si era imprescindible. En la esquela publicada el año 1939 se leía: “Sacerdote ejemplar, apóstol de los niños, guía de la juventud, maestro de vocaciones, padre de los pobres, celoso de la casa de Dios. Dio su vida por sus ovejas”.



Con la celebración de la Beatificación de Josep Samsó ponemos de relieve un servicio que como sacerdote él realizó. El Concilio Vaticano II nos dice que “la llamada a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad va dirigida a todos los fieles, de cualquier estado o condición, y con esta santidad se promueve, incluso en la sociedad temporal, un estilo de vida más humano” (Lumen Gentium, 40). Tal afirmación nos recuerda que la fe y la santidad tienen unos efectos benéficos no tan sólo sobre las personas individuales, sino también sobre la sociedad. La santidad es un factor más que contribuye al logro del bien común de la sociedad. Los santos y los beatos son los mejores testigos de la fe y, a la vez, son unos grandes benefactores de la humanidad. Nuestro Beato Dr. Josep Samsó i Elias, con su vida sacerdotal ejemplar y con el testimonio de perdón y reconciliación de su muerte, ofrece una aportación muy positiva y muy necesaria para que nuestra sociedad avance por caminos de perdón y de reconciliación y alcance un presente y un futuro fundamentado en los auténticos valores de la espiritualidad, de la fraternidad, de la justicia y de la paz.

http://revistaecclesia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=15160&Itemid=65
Spanish Martínez Sistach: "si a una sociedad le quitamos los símbolos y los roles, se ha acabado la sociedad
Dec 28, 2009
En una entrevista concedida al programa "Converses" de la cadena COPE Cataluña, el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha manifestado su oposición a la retirada de los crucifijos de los centros educativos públicos. Según Martínez Sistach, la cruz, además de un símbolo cristiano, es también uno de los fundamentos de la identidad cultural europea.

El arzobispo de Barcelona ha destacado la importancia que debe tener la religión en las escuelas. Martínez Sistach opina que es un valor fundamental para garantizar una buena educación.  Y considera que la presencia de la cruz en las aulas es un signo de fraternidad, de amor y de acogida.

En vísperas de Navidad, el cardenal de Barcelona también ha hecho un llamamiento a la solidaridad y a la generosidad entre las personas. Y ha remarcado la importancia de ayudar, sobretodo, a los más desfavorecidos.

http://www.cope.es/barcelona/22-12-09--martinez-sistach-si-una-sociedad-le-quitamos-simbolos-roles-se-ha-acabado-sociedad-118750-2
Spanish El cardenal Martínez Sistach se suma a la defensa del Estatut
Dec 11, 2009
Primera señal de la Iglesia católica tras el editorial de los doce diarios catalanes  |  Duran afirma que toda respuesta a una sentencia adversa debería darse dentro de la Constitución

La defensa del Estatut mueve también a las más altas instancias de la Iglesia católica en Catalunya. En una nota emitida ayer por el arzobispado de Barcelona, el cardenal arzobispo Lluís Martínez Sistach deja constancia de "la preocupación e inquietud del pueblo catalán sobre el Estatut, que es la norma fundamental de la configuración de muchos aspectos capitales de nuestra convivencia social", ante la esperada sentencia del Tribunal Constitucional.
El prelado efectuó la defensa del Estatut en la última reunión del Consell Pastoral Diocesà de Barcelona, que se celebró el pasado sábado, en pleno eco del editorial conjunto de doce periódicos catalanes titulado La dignidad de Catalunya. Lluís Martínez Sistach recordó que, en relación con los aspectos sustantivos que incluye el nuevo Estatut, los obispos ya se pronunciaron durante su tramitación parlamentaria e incluso antes en el documento Arrels cristianes de Catalunya (27 de diciembre del 1985), que entiende que "conserva toda su actualidad". En este documento, los obispos de Catalunya expresaban el deseo de que "queden reconocidos plenamente los derechos de nuestro pueblo a su identidad nacional, manifestada en su realidad cultural e histórica", que consideran ha de ser "abierta, plural e integradora de todas las sensibilidades de las personas que viven y trabajan en Catalunya".

La vigencia del Estatut la preconiza igualmente Josep Antoni Duran Lleida, que en su semanal carta web defiende su plena constitucionalidad y alerta, en cualquier caso, de que "la salida a la crisis política que pudiera provocar una hipotética sentencia adversa" del Alto Tribunal debería producirse siempre "dentro de la Constitución". El líder de UDC dice situarse, en este sentido, en línea con el editorial de los diarios catalanes, que subraya que justamente por tal motivo no fue bien acogido por ERC y criticado por las plataformas soberanistas que pilotan las consultas populares sobre la independencia. "Si llega una sentencia que no sea justa, no podemos resignarnos bajando la cabeza, pero tampoco podemos dar una respuesta emprendiendo caminos sin salida", enfatiza Josep Antoni Duran Lleida para dejar bien clara su posición.

Una visión distinta de la que parece tener su socio, CDC, que ayer mismo, por boca de su secretario general adjunto, Felip Puig, interpretaba las consultas independentistas precisamente como una oportunidad para "defender la dignidad de Catalunya". El máximo dirigente de UDC, sea como sea, insiste en la necesidad de ajustarse al marco de la Constitución y, desde esta óptica, recuerda a PSOE y PP que el "mejor servicio" que podrían brindarle no sería otro que desbloquear la renovación de los miembros del Tribunal Constitucional.

http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20091205/53838385939/el-cardenal-martinez-sistach-se-suma-a-la-defensa-del-estatut-josep-antoni-duran-lleida-tribunal-con.html
Spanish Cardenal invita a renovar fidelidad y solidaridad con Benedicto XVI
Jul 03, 2009

El Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluíz Martínez Sistach, llamó a los fieles a aprovechar la festividad de San Pedro y San Pablo para "renovar y fortalecer nuestra solidaridad" con el Papa Benedicto XVI.

En un reciente mensaje, el Purpurado señaló que esta "jornada dedicada al Santo Padre nos invita, este año, a renovar y fortalecer nuestra solidaridad con Benedicto XVI", acompañándolo con afecto, comprensión y oración "en sus constantes esfuerzos de reconciliación en el interior de la misma Iglesia y con los hermanos cristianos", y con los seguidores de las otras religiones.

El Cardenal destacó que el Papa Benedicto XVI "ha sido y es en todo momento la voz de un gran defensor de la paz", al igual que sus predecesores. En ese sentido, recordó que en su reciente viaje a Tierra Santa, el Pontífice "pidió que se construyan puentes y no muros", reconociendo los derechos de los pueblos enfrentados "a vivir en el marco de unos estados independientes con unas fronteras reconocidas internacionalmente".

También se refirió a las polémicas surgidas últimamente, ante las cuales "los obispos de nuestra tierra hemos remarcado que la actitud del Santo Padre ha sido en todo momento, y desde el inicio de su pontificado, de plena franqueza, humildad y transparencia".

"Imitando a Jesús, huyendo de toda intolerancia, Benedicto XVI nunca deja de tener un pensamiento libre, fiel a él mismo y a su misión", afirmó.

Por ello, el Arzobispo de Barcelona llamó a "vivir un acompañamiento próximo y confiado hacia aquel que ahora es el pastor de la Iglesia universal", con la oración y con el "esfuerzo de interpretar correctamente sus gestos y sus enseñanzas".

www.aciprensa.com
Spanish La diócesis de Barcelona dirige sus esfuerzos a la crisis y la inmigración
Jun 22, 2009
El Cardenal Arzobispo de Barcelona, Monseñor Lluís Martínez Sistach, anunció que el nuevo Plan Pastoral Diocesano de Barcelona 2009-2012 apostará por integrar a los inmigrantes y ayudar a los pobres y más afectados por la crisis económica.

El arzobispo de Barcelona apela a la solidaridad para ayudar a los inmigrantes y a los afectados por la crisis



El nuevo plan pastoral de la diócesis se llama 'Anunciad a todos el Evangelio’ y tiene como objetivo fundamental que todos los católicos tengan como misión evangelizar la sociedad europea occidental, sobre todo en las grandes ciudades.

Monseñor Sistach, que presentó el plan el pasado sábado en la sede del Arzobispado barcelonés, señaló que “para paliar los efectos de la crisis, debe aumentar la solidaridad con los necesitados, pero no sólo con bienes materiales, sino dedicando el tiempo y las capacidades de cada uno al servicio de los demás”. Para Sistach, la Iglesia no tiene que ofrecer una solución técnica a la crisis económica ni soluciones de emergencia, sino solucionar sus causas desde "otra perspectiva", la que "ofrece la Palabra de Dios".

Para aumentar la participación de los inmigrantes en las comunidades católicas, Sistach animó a enfrentarse al "reto, nada fácil, de hacer el camino desde una Iglesia monocultural a una pluricultural, universal", por lo que es necesario un "espíritu de conversión". Para ello, hay que eliminar "fronteras" psicológicas y culturales.

El cardenal Sistach pidió a sus fieles que  reconozcan la complementariedad de culturas y de "calidades morales", a "vivir en comunión" entre bautizados y no bautizados y a acoger a los extranjeros aunque no sean cristianos, rechazando la exclusión o discriminación racial.

www.cope.es
Spanish El cardenal Martínez Sistach clausuró Jornadas reflexión sobre la Familia y valores y cristianos
May 14, 2009
Afirmó que las autoridades han de ayudar a las madres para que no tengan que recurrir al aborto

“El matrimonio es un santuario de la vida y debemos defender la vida humana con todos los medios posibles. Las autoridades civiles han de proteger la vida humana desde el primer momento de su concepción, porque el derecho del no nacido es un derecho fundamental primario, y han de ayudar a las futuras madres, que atraviesan momentos de especial dificultad,
para que no tengan que recurrir al aborto y puedan llevar a buen término la vida que han concebido en su interior”. Así se expresó el cardenal Lluís Martínez Sistach en el curso de una misa celebrada en la basílica de Santa María del Mar de Barcelona, con la que clausuró las Jornadas de reflexión organizadas en Barcelona por la Delegación Diocesana de Pastoral familiar los días 7 y 8 de mayo.



El cardenal pronunció la homilía de la Misa por la Familias, a la que fueron invitados los matrimonios que este año celebran los 50 y los 25 años de matrimonio, aunque también asistieron matrimonios que conmemoraban los 60 años de vida matrimonial.



El cardenal de Barcelona recordó, citando el Concilio Vaticano II, que el matrimonio y la familia aportan unos valores necesarios para el bien de las personas, de la sociedad y de la misma Iglesia. “Os invito –añadió- a dar gracias a Dios por el don de la fe y por todo el bien que por medio de vosotros Dios ha hecho a vuestros hijos, a nuestra sociedad, a la Iglesia y a todas las instituciones y realidades en las que estáis presentes”.



Recordó que el matrimonio cristiano, como íntima comunidad de vida y de amor entre un hombre y una mujer, es también una vocación a la santidad y a la fecundidad: “Vuestro matrimonio es fecundo, es el santuario de la vida. A vuestros hijos les habéis dado la vida como a personas humanas, pero también les habéis comunicado la fe y la vida como a hijos e hijas de Dios”. El Sr. Cardenal puso de relieve que las bodas de diamante, de oro y de plata matrimoniales es un maravilloso testimonio para las jóvenes generaciones presentando que el compromiso para siempre es posible y realiza a las personas.



Durante la misa, en el momento del ofertorio, los matrimonios que participaban en la celebración renovaron sus compromisos matrimoniales y presentaron unas ofrendas al cardenal.



Acabada la celebración, el cardenal saludó personalmente a todos los matrimonios que este año celebran las bodas de diamante, de oro y de plata, a los que hizo entrega de un objeto religioso pidiéndoles que lo tuvieran en su hogar.



Las jornadas sobre la familia, organizadas por la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar y clausuradas ayer por el cardenal Martínez, fueron inauguradas por el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, quien habló sobre la Familia y su misión educativa. También incluyeron una mesa redonda sobre familia y política, conciliación laboral y familiar, y la familia y los medios de comunicación, temas que fueron expuestos respectivamente por el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, por la profesora del IESE Nuria Chinchilla y por el periodista Lluís Foix.

revistaecclesia.com
Spanish Cardenal español llama a jóvenes a reencontrar a Cristo en Semana Santa
Apr 07, 2009

En un mensaje publicado con ocasión del Domingo de Ramos y el inicio de la Semana Santa, el Cardenal Lluís Martínez Sistach, Arzobispo de Barcelona (España), llamó a los cristianos a expresar la caridad en estos "tiempos difíciles" y especialmente a los jóvenes a acercarse a Cristo.

"El Domingo de Ramos –escribe el Purpurado– entramos en la gran semana de la fe cristiana que culmina el próximo domingo con la solemnidad de la Pascua"; y recordó que coincide con la Jornada Mundial de la Juventud, que este año se celebra en las Iglesias locales y a la que el Santo Padre le ha asignado el lema: 'Hemos puesto nuestra esperanza en el Dios vivo'".

"Quisiera invitar a todos, sobre todo a los jóvenes, a vivir esta Semana Santa inspirándonos en las enseñanzas de San Pablo, ya que estamos en el año jubilar que el Papa ha propuesto a todos los cristianos como conmemoración de los dos mil años del nacimiento del gran apóstol y misionero de los gentiles".

Citando las palabras del Papa Benedicto XVI, el Cardenal Martínez Sistach recuerda que "cuando San Pablo se encontró con Jesús, camino de Damasco, era un joven de unos veinte o veinticinco años. La vida de aquel joven cambió radicalmente, después de su encuentro con Jesús".

"San Pablo tiene este don: siempre nos acerca, siempre nos conduce a Jesucristo. En esta Semana Santa de un año muy difícil, en el que muchas personas sufren –sobre todo las incluidas en las franjas de menos recursos de nuestra sociedad– los cristianos somos invitados a vivir y a dar testimonio de que nuestra esperanza la tenemos puesta en el Señor", agrega el Purpurado catalán.

"A los que pueda alcanzar mi palabra, sobre todo jóvenes, quisiera invitarles a reencontrar a Cristo en esta Semana Santa del año de San Pablo. A reencontrarle en la fe y en la oración personal, pero también en la oración comunitaria y en las celebraciones de los hechos centrales de la vida del Señor que los cristianos celebramos estos próximos días".

www.aciprensa.com
Spanish Homilía cardenal Barcelona, Lluís Martínez Sistach en la ordenación episcopal de Sebastiá Taltavull
Mar 25, 2009

Nos hemos reunidos en esta catedral basílica metropolitana de Barcelona para la ordenación del Obispo Auxiliar, Mons. Sebastià Taltavull Anglada. Como sabéis, el Papa, accediendo benévolamente a la petición que le dirigí de poder contar con la ayuda de un obispo auxiliar en la tarea pastoral que me ha sido encomendada como Arzobispo de Barcelona, ha tenido la bondad de llamar a ejercer el ministerio episcopal a Mons. Sebastià Taltavull Anglada, sacerdote de la diócesis de Menorca, y muy vinculado a nuestra archidiócesis.

De nuevo manifiesto mi gratitud y la de toda nuestra Iglesia diocesana por esta delicadeza y estimación que el Papa Benedicto XVI ha querido tener con nosotros. Con este acto de reconocimiento reitero públicamente el testimonio de nuestra profunda y sincera unión con el sucesor de Pedro en el misterio de comunión de toda la Iglesia y el agradecimiento por el ejercicio de su ministerio primacial.



Nuestra celebración es eminentemente eclesial. Por medio de la Eucaristía la Iglesia vive y crece continuamente y el ministerio episcopal es para el bien del pueblo de Dios. Los pastores son necesarios para la Iglesia y por esto el Señor no deja de otorgar el don del ministerio pastoral. La ordenación episcopal que celebramos es una manifestación más del amor que Dios tiene a su Iglesia y concretamente a esta Iglesia diocesana de Barcelona.



El Concilio Vaticano II afirma que “Cristo el Señor  para dirigir al Pueblo de Dios y hacerle progresar siempre, instituyó en su Iglesia diversos ministerios que están ordenados al bien de todo el Cuerpo. En efecto, los ministros que poseen la sagrada potestad están al servicio de sus hermanos  para que todos los que son miembros del Pueblo de Dios y tienen, por tanto, la verdadera dignidad de cristianos, aspirando al mismo fin, en libertad y orden, lleguen a la salvación” (Lumen Gentium, 18). San Pablo nos ha dicho en el fragmento de la carta a los Corintios  que hay diversidad de dones y de ministerios, pero el Espíritu es el mismo, y de esta manera se alcanza la unidad y la comunión de la Iglesia.



Jesucristo ha confiado a los Apóstoles y a sus sucesores, los obispos, el servicio de velar con amor diligente por el Pueblo de Dios. Lo hacemos primeramente instruyéndolo con la sana doctrina que dimana de la Palabra de Dios y conduciéndolo por los caminos de una lectura devota y reflexiva  de las Sagradas Escrituras y de la escucha reverencial del magisterio eclesiástico. Los obispos tenemos también el ministerio de la santificación que se realiza celebrando y dispensando los misterios de nuestra redención, acompañando a los fieles con nuestro magisterio y nuestro ejemplo por los caminos de la oración. Y, finalmente, los regimos como buenos pastores, no por fuerza “no forzados sino voluntariamente, según Dios, no por mezquino afán de ganancia, sino de corazón; no tiranizando a los que os ha tocado cuidar, sino siendo modelos de la grey” (1Pe 5, 2-3).



Como nos dice Jesús en el evangelio que hemos escuchado, es Él el que nos escoge. Querido hermano Sebastià, el Señor te ha escogido y te pide, después de unos años de ministerio presbiteral, que te consagres al ministerio episcopal. Hoy, por la ordenación, te convertirás en sucesor de los Apóstoles y como ellos has de entregarte plenamente a la predicación de la Palabra y a la oración. Por la ordenación episcopal y la comunión jerárquica serás hoy incorporado al Colegio Episcopal que tiene como cabeza al Obispo de Roma, el sucesor de Pedro, y participarás con todos los obispos  de la solicitud por la Iglesia de Jesucristo, una y única, extendida desde Oriente a Occidente. Y esto lo harás especialmente colaborando con mi ministerio de pastor diocesano, amando y sirviendo a esta Iglesia de Barcelona, en la cual está presente y actuante toda la Iglesia universal.



El Señor te ha escogido para el ministerio de Obispo y, como nos dice en el fragmento evangélico que se ha proclamado, lo ha hecho para confiarte “la misión de ir a todas partes y dar fruto, un fruto que perdure”  A pesar de la complejidad y de las dificultades  que comporta hoy vivir y dar testimonio de la vida cristiana y ejercer el ministerio que el Señor confía –quizá todavía más al tratarse del ministerio episcopal-, sabemos que Él nunca nos deja solos. Jesús nos ha dicho que estará con nosotros día tras día hasta la consumación del mundo. Esto estimula la confianza que tenemos puesta en Él y a la vez nos anima. El ministerio que hoy te concede el Señor por medio de la invocación del Espíritu Santo y la imposición de las manos lo podrás ejercer dando fruto porque, no lo dudes nunca, contarás siempre con su amor y con su necesaria ayuda  Para llevar a cabo esta misión que Dios y la Iglesia te encomiendan es necesaria la fortaleza propia de una persona auténticamente madura. Pero el Espíritu que el Señor nos ha dado no es de cobardía, sino de firmeza, amor y sensatez.



Jesús, en el evangelio de hoy, nos ha hablado del amor que Él nos tiene, que es como el amor que el Padre le ha profesado a Él, y del amor con el que hemos de amar. Su mandamiento consiste en amar a Dios y amar a los hermanos. Para los pastores de la Iglesia este amor tiene unos contenidos específicos. Se trata de la caridad pastoral que se vive y se practica imitando a Jesús, el Buen Pastor, que vino no a ser servido sino a servir y a dar su vida por las ovejas  (cf. Mt 20,28; Mc 10,45). Se trata de perseverar en el amor del Señor, y esto pide cumplir sus mandamientos y hacer la voluntad del Padre. Hoy especialmente, a causa de la crisis económica, este servicio y amor nos piden que lo realicemos  sobre todo hacia nuestros hermanos y hermanas que atraviesan por momentos de graves necesidades.



En medio de la cultura presente en nuestra sociedad occidental, poco abierta a la trascendencia, materialista y en la que la cruz de Cristo –como en tiempos del apóstol Pablo- es motivo de escándalo o de necedad, es necesario ofrecer el testimonio claro y convincente del amor característico de los discípulos de Cristo.



Todos –y en especial los pastores- hemos de contestar una y otra vez como el apóstol Pedro a las tres preguntas de Jesús sobre el amor, para que el Señor nos confíe a cada uno de nosotros un servicio eclesial en el seno de la Iglesia o en el mundo. Tu constante respuesta afirmativa –querido hermano Sebastià- ha hecho posible que el Señor te confié hoy el ministerio episcopal.  El Concilio Vaticano II nos dice que “en el ejercicio de la función de padres y pastores, los obispos han de ser servidores en medio de los suyos: buenos  pastores que conocen a sus ovejas y a quienes éstos les conocen también; verdaderos padres que se distinguen por el espíritu de amor y de solicitud por todos” (Christus Dominus, 16).



En este Año Paulino en el que conmemoramos el bimilenario del nacimiento de San Pablo, resuenan en el corazón de la Iglesia, y de una manera especial en el de sus pastores, aquellas palabras que el apóstol se aplicaba a sí mismo. “¡Ay de mí si no evangelizara!”. El anuncio y la predicación de la Palabra de Dios constituyen el contenido capital del ministerio de un obispo. El reciente Sínodo Episcopal dedicado a la Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia ha puesto de relieve la centralidad de la revelación divina en la vida cristiana y en la comunidad eclesial. Entre las principales funciones de los obispos sobresale sin duda  la de predicar el Evangelio.



La Iglesia de Barcelona tiene una larga historia. Evangelizada por los santos y mártires Eulalia, Cugat, Severo y Paciano, y enriquecida posteriormente por otros santos como San José Oriol, del cual este año celebramos el centenario de la canonización, y los coetáneos beatos Pere Tarrés y Josep Casas. Hoy la archidiócesis se esfuerza por evangelizar, catequizar, celebrar y vivir la fe y dar testimonio de la caridad. Y todo esto, que constituye la misión de la Iglesia, lo hacemos en nuestra sociedad, a la que, porque la amamos, queremos ofrecerle lo mejor que tenemos: la Buena Nueva del Evangelio y la salvación  de Jesucristo.



Por esto queremos que la pastoral diocesana sea más y más misionera y evangelizadora, ofreciendo a todos el anuncio explícito y claro de Jesús, bien conscientes de la necesidad urgente que tienen muchos hermanos nuestros de un encuentro personal con el Señor, ya que, como afirma el Papa Benedicto XVI en el inicio de su primera encíclica, se comienza a ser cristiano por medio del encuentro con una Persona que da un nuevo horizonte a la vida, un encuentro personal con Jesucristo (cf. N. 1).Y queremos hacerlo con ilusión y confianza en las parroquias, en las comunidades religiosas, en los movimientos, en las escuelas e instituciones eclesiales. Es mucho lo que se está haciendo, pero hemos de hacer todavía mucho más. Por esto, con ilusión y confianza, hemos trabajado durante este trienio en nuestro Plan Pastoral Diocesano.



La diócesis de Barcelona ha sido siempre acogedora de los movimientos migratorios. Actualmente el número de inmigrantes es numeroso. Las parroquias y comunidades son sensibles a las necesidades espirituales, materiales y sociales de todos ellos y la presencia de los católicos de America y del Este europeo en las celebraciones y actividades de las comunidades cristianas contribuye a revitalizarlas y enriquecerlas.



Es necesario que tu ministerio, en el seno de esta iglesia, sea ejercido no sólo atendiendo a los que ya siguen o se esfuerzan en seguir fielmente a Jesucristo, sino también dedicándose con toda el alma al bien de aquellos que quizá se han desviado de alguna manera del camino de la verdad o ignoran el Evangelio y la misericordia salvadora de Cristo (cf. Concilio Vaticano II, Christus Dominus, 11).

       

Eres bien consciente, y todos hemos de tener plena conciencia de lo que Jesús nos ha dicho en el Evangelio: que nos ama, que somos sus amigos, que nos envía para dar fruto, añadiendo estas palabras: “Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado”. Tú has escogido como lema estas palabras del Señor: “Vosotros sois mis amigos”. Del fondo de nuestros corazones, hoy y siempre, surge un clamor humilde y sincero de acción de gracias a Dios que expresamos  con la Eucaristía que celebramos.



María estuvo reunida con el colegio apostólico en el Cenáculo a la espera de Pentecostés. Ella está siempre presente en la Iglesia y en la vida y la actividad de todos sus miembros  para que hagamos siempre aquello que Jesús nos dice y demos unos frutos que perduren para siempre. Lo pedimos hoy para el nuevo Obispo Auxiliar y para todos nosotros, invocando la intercesión de Nuestra Señora de la Merced, excelsa patrona de nuestra archidiócesis.



+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal Arzobispo de Barcelona
Spanish El cardenal de Barcelona afirma que centrarse en la espectacularidad de las cofradías "traiciona" su cometido pastoral.
Oct 30, 2008

El cardenal arzobispo de Barcelona, Luis Martínez Sistach, afirmó hoy que centrarse en la espectacularidad de las cofradías como algo alejado o que sustituye a la religión es "traicionar el cometido pastoral" de las mismas, por lo que abogó por "evitar el culto a las imágenes separado de la fe y no caer en la espectacularidad o el costumbrismo popular, ya que la finalidad del culto es escuchar la Palabra de Dios y acoger así la llegada de la Resurrección de Jesucristo".

 Martínez Sistach impartió hoy en la Universidad de Sevilla la conferencia 'Las cofradías, casa y escuela y de comunión y misión' en la inauguración de las I Jornadas en memoria de Alberto Ribelot, profesor titular de Derecho Canónico fallecido el pasado 30 de diciembre. A la ponencia también acudió el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, y presidió el acto el decano de la Facultad de Derecho, Antonio Merchán.

 Durante su alocución, el cardenal barcelonés mostró su alegría por esta "manifestación pública de fe seguida por multitud de personas en plena época de privatización de la fe", por lo que apostó por realizar un esfuerzo "en la formación cristiana de los cofrades, que están en la sociedad y pueden realizar mejor su tarea misionera".

 Monseñor, profesor de Derecho Canónico y autor de una obra referente en la bibliografía de la asignatura impartida por Ribelot, destacó que las cofradías, como hermandades, suponen una muestra más de la "sociabilidad del ser humano, que es bueno y sociable y por ello crea asociaciones con las que mostrar su fe y realizar una misión evangelizadora".

 Por último, Martínez Sistach se congratuló del "renacer de participación religiosa, sobre todo en los jóvenes" que suponen las cofradías, y aseguró que dado el carácter pastoral de las mismas "Dios es el primer interesado en el buen funcionamiento de las cofradías".

 Este encuentro, que tiene su continuación los días 5 y 21 de noviembre, pretende rendir un homenaje a título póstumo al profesor Ribelot y para ello cuenta con la participación de prestigiosos especialistas en las áreas en las que impartía docencia, el Derecho Eclesiástico del Estado y el Derecho de las Cofradías de Sevilla.
Spanish El cardenal arzobispo de Barcelona ilustra la "laicidad positiva"
Oct 02, 2008
Publicado un opúsculo del purpurado Lluís Martínez Sistach.

BARCELONA, martes, 30 septiembre 2008 (ZENIT.org).- El concepto de "laicidad positiva y abierta", promovido por Benedicto XVI y Nicolas Sarkozy en la reciente visita pontificia a Francia, forma parte del sistema constitucional español, constata el cardenal Lluís Martínez Sistach.

El arzobispo de Barcelona, miembro del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia y del Tribunal de la Signatura Apostólica, acaba de publicar un libro, editado por el arzobispado con el título "La presencia pública de la Iglesia en la sociedad de hoy", en el que se publica una conferencia que presentó en el Club Siglo XXI de Madrid.

En el texto, el purpurado, doctor en Derecho por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, constata que "desde hace un tiempo en España se respiran unos aires muy distintos de aquellos que inspiraron la transición política. Corremos el peligro de echar a perder y relegar al olvido este patrimonio".

La intervención del cardenal se fundamenta en la enseñanza del Concilio Vaticano II, que consagró el régimen de libertad religiosa, "por lo que la libertad de la Iglesia es el principio básico de las relaciones entre la Iglesia y los poderes públicos y todo el orden civil".

La transición política española y la Constitución de 1978 --observa--, supusieron una voluntad de superación definitiva de la "cuestión religiosa", en el sentido de solucionar para siempre que la regulación del hecho religioso fuese motivo de división entre los ciudadanos.

Tal fue también la voluntad de la Conferencia Episcopal Española que en la declaración colectiva "Los valores morales y religiosos ante la Constitución".

"No obstante --añade el arzobispo de la ciudad condal-- desde hace un tiempo se respiran otros aires muy distintos de aquellos de la transición. Corremos el peligro de echar a perder y relegar al olvido este patrimonio".

El cardenal recupera algunos de los puntos en que se inspiró la transición política y su espíritu de convivencia: el primero, el pluralismo de las opciones políticas de los católicos, porque "no es misión de la Iglesia apadrinar o promover una opción política determinada".

Seguidamente, invita a valorar y dignificar la acción política, que es una tarea propia de los laicos y que exige no poca vocación y entrega".

También menciona "el apoyo de la Iglesia a la instauración de la democracia y voluntad de colaborar en el enriquecimiento espiritual de nuestra sociedad, en la consolidación de la auténtica tolerancia y de la convivencia en el mutuo respeto, la libertad y la justicia.  Todos los medios de comunicación - y muy especialmente los de inspiración o de titularidad eclesial- tienen en este punto una grave responsabilidad para favorecer el diálogo sereno sobre unos problemas que afectan a toda la sociedad".
"La constitución española --explica el purpurado-- no quiso apostar por ninguna de las siguientes soluciones extremas: ni una España confesional ni tampoco una España laicista. Se optó por una postura intermedia. Se estableció la aconfesionalidad del Estado. De esta manera la Constitución de 1978 representa una solución novedosa".

La Constitución contempla el principio de laicidad, pero lo concibe con un contenido y le asigna una función informadora muy diversos respecto de los habituales en el significado decimonónico de "laicidad del Estado". Considero que la laicidad del sistema constitucional español es una laicidad positiva y abierta".

El concepto de laicidad tiene --según Benedicto XVI-- matriz cristiana, recordando las palabras de Jesús: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios". Por ello, el Papa afirma que "es legítima una sana laicidad del Estado, sin excluir sin embargo las referencias éticas que encuentran su fundamento último en la religión", evoca el cardenal.

Dentro de unas relaciones entre la Iglesia y el Estado inspiradas en la mutua autonomía y en la necesaria colaboración, el cardenal considera absolutamente necesario distinguir entre el "Estado laico" y la "sociedad laica".

La laicidad del Estado está al servicio de una sociedad plural en el ámbito religioso. Por el contrario, una "sociedad laica" implicaría la negación social del hecho religioso o, al menos, del derecho a vivir la fe en sus dimensiones públicas. Lo que sería precisamente laicismo.

"Ante la realidad de nuestra sociedad pluralista --sostiene el cardenal-- se exige buscar el 'sitio' propio de los cristianos y de la Iglesia en esta nueva situación socio-cultural, sin que ello suponga la pérdida de la propia identidad".

"La Iglesia no puede pretender imponer a otros su propia verdad --aclara en el opúsculo--. La relevancia social y pública de la fe cristiana ha de evitar una pretensión de hegemonía cultural, que se daría si no se reconociera  que la verdad se propone y no se impone. Pero ello no significa que la Iglesia no deba ofrecerla a la sociedad, en la totalidad de lo que significa "el anuncio del Evangelio".

"La sociedad es, quiérase o no, un lugar de convergencia de múltiples influencias que actúan en los ciudadanos. Todo ello ha de caber en la actuación de un Estado respetuoso con la libertad religiosa", indica.

Con referencias al pensamiento de Benedicto XVI, el cardenal advierte que "la Iglesia no es ni quiere ser un agente político", pero no puede renunciar a su presencia activa y a su servicio que se hacen efectivos en los campos de la educación, del servicio social, de la vida, del matrimonio y la familia y de la cultura.

El principio de la "mutua independencia y autonomía de la Iglesia y la sociedad política" no significa en absoluto una laicidad del Estado que pretenda reducir la religión a la esfera puramente individual y privada, esclareció.

La Constitución española reconoce la religión como un valor para el bien común, y  establece que "los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones".

Estas consiguientes relaciones --como son los Acuerdos Santa Sede-Estado español y las tres leyes acuerdos para respectivamente los protestantes, los judíos y los musulmanes-- son la consecuencia necesaria de la valoración positiva del factor religioso por parte del Estado, y no significan ningún privilegio concedido a estas confesiones religiosas y estos instrumentos jurídicos como tales están en plena armonía con un régimen de libertad religiosa, recordó el cardenal Martínez Sistach.

Refiriéndose al contexto español, notó cómo son necesarios "el diálogo leal y de colaboración constructiva, desde la propia identidad, con las autoridades civiles".

"La Iglesia quiere hacer oír su voz dialogante y a la vez profética. Los obispos de Cataluña hemos manifestado recientemente que 'estamos convencidos de que cuando el Evangelio es acogido por las personas, la comunidad civil se hace también más responsable, más atenta a las exigencias del bien común y más solidaria con los necesitados'", recordó.

Así, apostó por "una presencia activa y comprometida de los laicos cristianos en la sociedad". "Hay un déficit de presencia de laicos cristianos en el mundo secular", lamentó.

Es preciso también "orientar el trabajo eclesial en nuestro país hacia la formación auténtica y sólida de los cristianos para que vivan su vida cristiana con fidelidad a la Iglesia y con generosidad. La Iglesia ha de priorizar la evangelización de las personas. Ello contribuirá a al bien espiritual de la sociedad, configurará las instituciones con los valores evangélicos e impregnará del humanismo cristiano el ordenamiento jurídico del país".

Urgente se perfila también "ofrecer el mensaje evangélico para que las opciones políticas y legislativas no contradigan valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza de ser humano, como la vida, el matrimonio y la familia, la educación de los hijos".

Entre otras prioridades, anima a "conocer y valorar nuestra identidad cristiana y ser coherentes con ella. Hoy esta identidad no se valora e incluso se hace de ella objeto de burla o de menosprecio. Esto no ayuda a la realización personal y social y tampoco ayuda a la acogida de la multitud de inmigrantes de distintas etnias y culturas que hoy llegan a España y a Europa, a los que hemos de acoger debidamente y facilitar su integración al país, a nuestra cultura, respetando también la suya".

El cardenal se muestra partidario de "buscar y posibilitar caminos adecuados de presencia "comunitaria" que acompañe a los cristianos de esta sociedad, en la que se hace cada vez más difícil ser creyente "en solitario".

Finalmente, insta a recordar la "prioridad a la evangelización y a la evangelización de los pobres."
Spanish Sidney es el mejor antídoto ante el laicismo
Jul 16, 2008
Para el Cardenal Lluis Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, la Jornada Mundial de la Juventud en Sidney es una fiesta de fe y solidaridad y el mejor ejemplo de que la experiencia cristiana es buena para la sociedad, que es lo que no terminan de ver los gobernantes laicistas.

(cope.es, 16-07-08) En la entrevista de El Espejo de COPE de hoy el Cardenal Sistach comenta la catequesis dirigida esta mañana a un nutrido grupo de jóvenes hispanohablantes, en la que estuvieron también los micrófonos de COPE con Benjamín Romero.

Tras la Misa Inaugural que ayer presidió el arzobispo de Sidney, George Pell, hoy, el mayor encuentro de jóvenes del mundo, estaba dedicado a la preparación de los peregrinos para recibir al Santo Padre. Casi todos los obispos presentes han impartido catequesis y compartido el diálogo y la comida con los jóvenes que están residiendo en el centro o suburbios de Sidney. El cardenal Lluis Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, se ha desplazado a la iglesia Bernardette ‘s Catholic situada en el área de Clenton Park y que está dedicada a la joven Bernardetta de Lourdes. Allí, el cardenal se ha encontrado con jóvenes de Toledo, Barcelona, Córdoba, además de peregrinos de Paragüay, alguno que otro de Panamá, y jóvenes de la familia salesiana de Chile. Entre banderas de España y de estos países acompañantes la mañana comenzó con el rezo de Laudes compartido.

Tras la catequesis, el cardenal Martínez Sixtach presidió la Eucaristía y los feligreses de la parroquia de Bernardette ofrecieron una barbacoa para los jóvenes llegados hasta allí. Pero vayamos al inicio de nuevo. El arzobispo de Barcelona trató de explicar en su catequesis, todas las manifestaciones del Espíritu y la forma de buscarle y encontrarle en todas las facetas de la vida.

El Cardenal Lluis Martínez explicó a los jóvenes que hoy en día existe un déficit de la preparación a la iniciación cristiana. Y expuso que esto puede tener su origen en lo que el Papa definió como dictadura del relativismo en la que no existen las verdades absolutas. El cardenal también propuso un pensamiento de Santo Tomás de Aquino en el que explicaba que daba más importancia a lo que aprendía de la oración que de los libros, y eso que era una de las personas que mejor preparadas están de su época. Para finalizar la catequesis inició la oración del Espíritu Santo que se reza, como decía, al inicio de las reuniones de los cristianos. El arzobispo de Barcelona terminó con una conclusión su catequesis. En la catequesis y en la eucaristía estuvo presente la cónsul honoraria de Panamá en Sydney que quiso saludar a la comunidad de los jóvenes de Panamá que allí se encontraba.
Spanish Martínez Sistach asegura que la laicidad en España es 'positiva y abierta'
May 30, 2008
El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, considera que la laicidad del sistema constitucional español es 'positiva y abierta'.

(Terra Actualidad - EFE, 29-05-2008) Sistach destaca, en su hoja dominical del próximo domingo, que la Constitución de 1978 no apuesta por las soluciones extremas, como podría ser una España confesional o laicista, sino por una 'postura intermedia', estableciendo la 'aconfesionalidad' del Estado.

El cardenal afirma, en este sentido, que la laicidad española es 'positiva', ya que 'pasa de la neutralidad radical negativa a la colaboración', a la vez que 'abierta', pues 'se descarga del sentido hostil y excluyente de la religión y se abre a ella sin discriminación e incluso hacia su promoción'.

'Esta visión de la laicidad estatal en nuestra Constitución me parece un factor muy valioso para enfocar debidamente el actual debate sobre la laicidad, pues propone escritos que han de estar presentes como aspiraciones en este debate', señala en su escrito Sistach.
Spanish Resumen de la conferencia del cardenal Lluís Martínez Sistach en el Club Siglo XXI, de Madrid
Apr 18, 2008
Escrito por Ecclesia Digital jueves, 17 de abril de 2008.

El cardenal Martínez Sistach alerta del peligro de echar a perder y relegar al olvido el patrimonio de la transición política española.Image

Día 17 de abril, a las 20 horas.


“Desde hace un tiempo en España se respiran unos aires muy distintos de aquellos que inspiraron la transición política. Corremos el peligro de echar a perder y relegar al olvido este patrimonio”, ha dicho el  cardenal Martínez Sistach en su conferencia en el Club Siglo XXI de Madrid, sobre “La presencia pública de la Iglesia en la sociedad de hoy”, dentro del ciclo “30 años después…”, dedicado a la Constitución de 1978.

El cardenal inicia su conferencia con una referencia al Concilio Vaticano II y a su constitución pastoral “Gaudium et Spes” en su comienzo, que expresa la solidaridad de los discípulos de Cristo con el mundo actual. “Esta –afirma- es la justificación de mis palabras: quiero anunciar –como obispo- algunas de las consecuencias del mensaje de Cristo y colaborar modestamente –en las circunstancias concretas de nuestro país- al noble quehacer ciudadano de una convivencia pacífica, justa y libre a la luz del Evangelio”.

Después el cardenal subraya que “la Iglesia, que actúa en el seno de la sociedad, necesita definir sus relaciones con ésta; también con el Estado, pero dentro del marco de las relaciones que éste tiene que mantener con toda la sociedad”. En este sentido, afirma que el Vaticano II consagró el régimen de libertad religiosa, “por lo que la libertad de la Iglesia es el principio básico de las relaciones entre la Iglesia y los poderes públicos y todo el orden civil”.





El patrimonio de la transición y la Constitución de 1978



Se refiere después el conferenciante al a transición política española y a la Constitución de 1978, que supuso una voluntad de superación definitiva de la “cuestión religiosa”, en el sentido de solucionar para siempre que la regulación del hecho religioso fuese motivo de división entre los ciudadanos. Tal fue también la voluntad de la Conferencia Episcopal Española que en la declaración colectiva “Los valores morales y religiosos ante la Constitución”. “No obstante –añade el cardenal de Barcelona– desde hace un tiempo se respiran otros aires muy distintos de aquellos de la transición. Corremos el peligro de echar a perder y relegar al olvido este patrimonio”.

A continuación el cardenal menciona algunos de los puntos en que se inspiró la transición política y su espíritu de convivencia:

· El pluralismo de las opciones políticas de los católicos, porque “no es misión de la Iglesia apadrinar o promover una opción política determinada”.

· Valorar y dignificar la acción política, que es una tarea propia de los laicos y que exige no poca vocación y entrega.

· Apoyo de la Iglesia a la instauración de la democracia y voluntad de colaborar en el enriquecimiento espiritual de nuestra sociedad, en la consolidación de la auténtica tolerancia y de la convivencia en el mutuo respeto, la libertad y la justicia. Todos los medios de comunicación – y muy especialmente los de inspiración o de titularidad eclesial- tienen en este punto una grave responsabilidad para favorecer el diálogo sereno sobre unos problemas que afectan a toda la sociedad.





La laicidad y el laicismo



El Dr. Martínez Sistach analiza a continuación la posición de la Constitución de 1978 en el tema, tan actual en la Europa de hoy, de la laicidad. “La constitución española –afirma el cardenal- no quiso apostar por ninguna de las siguientes soluciones extremas: ni una España confesional ni tampoco una España laicista. Se optó por una postura intermedia. Se estableció la aconfesionalidad del Estado. De esta manera la Constitución de 1978 representa una solución novedosa”.

La Constitución contempla el principio de laicidad, pero lo concibe con un contenido y le asigna una función informadora muy diversos respecto de los habituales en el significado decimonónico de “laicidad del Estado”. Considero –afirma el Cardenal - que la laicidad del sistema constitucional español es una laicidad positiva y abierta”            .

El concepto de laicidad tiene –según Benedicto XVI– matriz cristiana, recordando las palabras de Jesús: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Por ello, el Papa afirma que “es legítima una sana laicidad del Estado, sin excluir sin embargo las referencias éticas que encuentran su fundamento último en la religión”.

Dentro de unas relaciones entre la Iglesia y el Estado inspiradas en la mutua autonomía y en la necesaria colaboración, el cardenal considera absolutamente necesario distinguir entre el “Estado laico” y la “sociedad laica”. La laicidad del Estado está al servicio de una sociedad plural en el ámbito religioso. Por el contrario, una “sociedad laica” implicaría la negación social del hecho religioso o, al menos, del derecho a vivir la fe en sus dimensiones públicas. Lo que sería precisamente laicismo.



Los cristianos en la sociedad pluralista



“Ante la realidad de nuestra sociedad pluralista –sostiene el cardenal en su ponencia- se exige buscar el “sitio” propio de los cristianos y de la Iglesia en esta nueva situación socio-cultural, sin que ello suponga la pérdida de la propia identidad. La Iglesia no puede pretender imponer a otros su propia verdad. La relevancia social y pública de la fe cristiana ha de evitar una pretensión de hegemonía cultural, que se daría si no se reconociera que la verdad se propone y no se impone. Pero ello no significa que la Iglesia no deba ofrecerla a la sociedad, en la totalidad de lo que significa “el anuncio del Evangelio”. La sociedad es, quiérase o no, un lugar de convergencia de múltiples influencias que actúan en los ciudadanos. Todo ello ha de caber en la actuación de un Estado respetuoso con la libertad religiosa”.

Con referencias al pensamiento de Benedicto XVI, el cardenal afirma que “la Iglesia no es ni quiere ser un agente político”, pero no puede renunciar a su presencia activa y a su servicio que se hacen efectivos en los campos de la educación, del servicio social, de la vida, del matrimonio y la familia y de la cultura. El principio de la mutua independencia y autonomía de la Iglesia y la sociedad política no significa en absoluto una laicidad del Estado que pretenda reducir la religión a la esfera puramente individual y privada.

La Constitución española reconoce la religión como un valor para el bien común, y en el art. 16,3 establece que “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”. Estas consiguientes relaciones –como son los Acuerdos Santa Sede-Estado español y las tres leyes acuerdos para respectivamente los protestantes, los judíos y los musulmanes- son la consecuencia necesaria de la valoración positiva del factor religioso por parte del Estado, y no significan ningún privilegio concedido a estas confesiones religiosas y estos instrumentos jurídicos como tales están en plena armonía con un régimen de libertad religiosa.



Algunas prioridades de la Iglesia en el presente



En la última parte de su conferencia, el cardenal se refiere a algunas de las prioridades de la Iglesia en el momento presente y en nuestro país.



   * Un diálogo leal y de colaboración constructiva, desde la propia identidad, con las autoridades civiles. La Iglesia quiere hacer oír su voz dialogante y a la vez profética. Los obispos de Cataluña hemos manifestado recientemente que “estamos convencidos de que cuando el Evangelio es acogido por las personas, la comunidad civil se hace también más responsable, más atenta a las exigencias del bien común y más solidaria con los necesitados”.
   * Una presencia activa y comprometida de los laicos cristianos en la sociedad. Hay un déficit de presencia de laicos cristianos en el mundo secular. Porque “la tarea inmediata de actuar en el ámbito político para construir un orden justo en la sociedad no corresponde a la Iglesia como tal, sino a los fieles laicos, que actúan como ciudadanos bajo su responsabilidad” (Benedicto XVI).  
   * Orientar el trabajo eclesial en nuestro país hacia la formación auténtica y sólida de los cristianos para que vivan su vida cristiana con fidelidad a la Iglesia y con generosidad. La Iglesia ha de priorizar la evangelización de las personas. Ello contribuirá a al bien espiritual de la sociedad, configurará las instituciones con los valores evangélicos e impregnará del humanismo cristiano el ordenamiento jurídico del país.
   * Ofrecer el mensaje evangélico para que las opciones políticas y legislativas no contradigan valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza de ser humano, como la vida, el matrimonio y la familia, la educación de los hijos.
   * Conocer y valorar nuestra identidad cristiana y ser coherentes con ella. Hoy esta identidad no se valora e incluso se hace de ella objeto de burla o de menosprecio. Esto no ayuda a la realización personal y social y tampoco ayuda a la acogida de la multitud de inmigrantes de distintas etnias y culturas que hoy llegan a España y a Europa, a los que hemos de acoger debidamente y facilitar su integración al país, a nuestra cultura, respetando también la suya.
   * Buscar y posibilitar caminos adecuados de presencia “comunitaria” que acompañe a los cristianos de esta sociedad, en la que se hace cada vez más difícil ser creyente “en solitario”.
   * Conceder prioridad a la evangelización y a la evangelización de los pobres. El cardenal concluye su conferencia con una cita del Papa Benedicto XVI en su encíclica “Dios es amor”, cuando cita al emperador Juliano el Apóstata, que quiso restaurar el paganismo, la antigua religión romana, pero que confiesa en una de sus cartas que el único aspecto que le impresionaba del cristianismo era la actividad caritativa organizada de la Iglesia. “la Iglesia –dice finalmente el cardenal Martínez Sistach– continúa ofreciendo a la sociedad el testimonio de la caridad”.
Spanish Cardenal Martínez Sistach presidió una misa en sufragio de Chiara Lubich, fundadora de los Focolares
Apr 11, 2008
El cardenal-arzobispo de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, presidió ayer miércoles, a les ocho de la noche, una celebración eucarística en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, de Barcelona, en sufragio de Chiara Lubich, fallecida recientemente, que fundó el movimiento de los Focolares, también llamado Obra de Maria.

(Ecclesia Digital, 10 de abril de 2008) Con palabras de Benedicto XVI, el cardenal dijo que Chiara Lubich ha sido “una mujer de fe intrépida, mansa mensajera de esperanza y de paz, fundadora de una gran familia espiritual que abraza ámbitos múltiples de evangelización”.Image

Participaron en la celebración eucarística doce sacerdotes, entre los que había el Dr. Jaume Aymar, delegado diocesano de Apostolado Seglar, i don Joan Costa, rector de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario. Asistieron a la celebración un gran número de miembros del movimiento de los Focolares en la archidiócesis y representantes de otros movimientos cristianos, como la Comunidad de Sant’Egidio i Comunión y Liberación.



El cardenal, en la homilía, hizo referencia al día 7 de diciembre de 1943, cuando Chiara Lubich, en medio del odio y la violencia de la Segunda Guerra Mundial, ella se entregó plenamente al Señor, fundando el movimiento de los Focolares. “En este contexto –dijo el cardenal-, Dios que es Amor y Unidad, estaba presente en este mundo y también actuaba en la humanidad. Chiara escuchó el testamento de Jesús, el sermón de la Santa Cena que hoy hemos proclamado y ofreció a la humanidad un mensaje de amor y de unidad, un mensaje de esperanza. La vida de Chiara es un canto al amor de Dios”.



“Ella y los focolarinos y las focolarinas han ido viviendo y proclamando en todas partes este mensaje principalmente con el testimonio de su amor y de su unidad. He tenido el gozo de compartir con Chiara Lubich reuniones y trabajos en las asambleas generales del Pontificio Consejo para los Laicos –añadió el cardenal Martínez Sistach. Sus intervenciones eran muy esperadas y escuchadas. Hablaba de Jesús subrayando aspectos capitales del carisma que había recibido. Comunicaba paz, unidad y alegría. Ella decía que ‘la alegría es el vestido del cristiano’”.



“El movimiento –dijo finalmente el cardenal- tiene una valiente apertura ecuménica y mantiene un diálogo con las religiones. Juan Pablo II ha definido a los Focolares como ‘apóstoles del diálogo’, camino privilegiado para promover la unidad: diálogo dentro de la Iglesia católica, diálogo ecuménico y diálogo interreligioso”.


Barcelona, 10 de abril de 2008.



Nota de prensa del ARZOBISPADO DE BARCELONA
Spanish Cardenal Martínez Sistach: En la cultura europea el cristianismo es un hecho inherente
Apr 01, 2008
El Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach, aseguró que "en la cultura europea el cristianismo es un hecho inherente, inseparable" que "no se puede eliminar sin liquidar la misma cultura" por eso es necesario que se la conserve y haga fructificar.

BARCELONA, 31 Mar. 08 / 04:42 am (ACI).- En un reciente discurso por la 3º Convención de Católicos y Vida Publica que tiene como título: "Las raíces cristianas de Cataluña", el Purpurado dirigió el discurso inaugural y afirmó que "esta temática reconoce la verdad histórica de la personalidad y de la identidad de nuestro país", la que "esta formada por contenidos cristianos".

"La identidad de Cataluña es incomprensible sin el cristianismo" pues "en él se encuentran aquellas raíces comunes que han hecho madurar la civilización de nuestro país y de todo el continente europeo", dijo el Cardenal.

Asimismo, el Cardenal Martínez Sistach, recordó que esta realidad histórica y presente tiene consecuencias y exigencias, como la "de conocer y valorar esta identidad", si queremos ser coherentes con ella, ya que "sin este conocimiento no sabríamos quienes somos, de donde venimos y a donde vamos".

"Por desgracia hoy, quizá porque no se conocen debidamente los contenidos cristianos que han formado nuestra identidad", esta identidad no es valorara e incluso "se hace de ella objeto de burla o de menosprecio", acotó.

En otro momento, el Arzobispo de Barcelona señaló que "la Iglesia quiere contribuir al discernimiento de algunos valores que están en juego en la sociedad y que inciden en la auténtica realización de la persona humana", y por eso quiere "hacer oír su voz profética y a la vez dialogante".

Esta realidad exige una "presencia activa y comprometida de los laicos cristianos en la sociedad" pues "el cristianismo no es solo una herencia muy valiosa para nuestro país; es también una realidad presente y viva", aseguró.
Spanish El cardenal arzobispo de Barcelona ha decidido hacer una consulta
Mar 11, 2008
El cardenal arzobispo de Barcelona ha decidido hacer una consulta a los jóvenes del arzobispado como preparación para el Encuentro Diocesana, abierta a todos los católicos del arzobispado, que tendrá lugar el sábado 12 de abril, de 10 a 14 horas, a la basílica de Santa Maria del Mar.

(10-03-2008) CAMINEO.INFO.- Barcelona/ESPAÑA.- El pasado 20 de febrero, el cardenal escribió una carta a los jóvenes cristianos en la cual los dice: "Os escribo esta carta para pediros vuestra colaboración en el trabajo de la pastoral de la diócesis. Como sabeis, estamos aplicando durante tres años un Plan Pastoral que incluye tres objetivos prioritarios. Uno de estos objetivos es éste: "la transmisión de la fe a los jóvenes y su participación en la comunidad".

"La colaboración que os pido -añade el cardenal- consiste que vuestro grupo de jóvenes del movimiento, de la parroquia, de la escuela, etc, contestáis estas tres preguntas:
1) Qué habéis hecho hasta ahora con relación a la aplicación del Plan Pastoral Diocesano desde vuestra realidad parroquial, escuela, movimiento, comunidad, asociación ...?
2) ¿Qué acciones tenéis programadas de hacer para la aplicación del Plan Pastoral Diocesano?
3) ¿Qué tendría que ofrecer la Iglesia a los jóvenes de la archidiócesis"?

El cardenal acaba su carta con esta propuesta a los jóvenes cristianos. "Las respuestas os ruego que me las entregáis personalmente el día 12 de abril por la mañana, al Encuentro Diocesano que celebraremos en la iglesia de Santa Maria del Mar, de Barcelona. Las recogeré agradeciéndoos vuestra colaboración y vuestras aportaciones, especialmente la respuesta a la tercera pregunta, que nos ayudarán mucho en la programación pastoral con los jóvenes y para los jóvenes de la diócesis."

"Con el deseo de vernos personalmente en el Encuentro Diocesano del 12 de abril, os saludo muy cordialmente", dice finalmente el cardenal Martínez Sistach.
Spanish Homilía
Jan 23, 2008
Homilía del Sr. Cardenal Lluís Martínez Sistach en la toma de posesión de la iglesia de San Sebastián de las Catacumbas (Roma, 20 de enero de 2008).

(arqbcn.org, 23/01/2008) Nos hemos reunido para celebrar la eucaristía dominical en el día del Señor que coincide con la fiesta de San Sebastián, patrono de esta parroquia y con mi toma de posesión de este título de la antigua y bella basílica de San Sebastiano alle Catacumbe. Presido la eucaristía en esta comunidad parroquial con muchísima satisfacción, compartiendo la fe, la esperanza y la caridad con el párroco y comunidad de Padres Franciscanos y con los feligreses.

Esta primera eucaristía que celebro en esta querida parroquia obedece a la bondad y deferencia del Santo Padre Benedicto XVI que en el consistorio del pasado 24 de noviembre me creó cardenal de la Santa Iglesia Romana y me confirió el titulo entrañable de esta basílica y parroquia. Y venido de la antigua y dinámica Iglesia diocesana de Barcelona, estoy celebrando con vosotros la eucaristía que es la fuente y la cima de toda la vida eclesial y cristiana.

La toma de posesión de este título que me ha conferido el Papa es el encuentro de los fieles romanos de esta parroquia conmigo, un “sacerdote romano” al que el Santo Padre me ha asignado esta iglesia como signo de participación a su solicitud pastoral en la urbe. Es bueno que este acto se celebre en el contexto de la celebración de la Santa Misa con la participación de los miembros de la parroquia porque la eucaristía es la principal manifestación de la Iglesia.

Benedicto XVI en la homilía del consistorio afirmó que “con la celebración de hoy los nuevos cardenales quedáis integrados con titulo pleno en la venerable Iglesia de Roma, de la que el sucesor de Pedro es el Pastor. En el Colegio de Cardenales revive así el antiguo ‘presbyterium’ del Obispo de Roma, cuyos componentes al mismo tiempo que desarrollaban funciones pastorales y litúrgicas en las diversas iglesias, le aportaban su preciosa colaboración”.

En la fiesta de San Sebastián, nuestro querido mártir que entregó cruentamente su vida para dar testimonio de la fe cristiana, es pertinente recordar el servicio que el Papa nos exponía a los cardenales, pero que puede aplicarse a todos los cristianos. Benedicto XVI nos dijo en aquel consistorio que “al entrar a formar parte del Colegio de Cardenales, el Señor os pide y os confía el servicio del amor: amor a Dios, amor a su iglesia, amor a los hermanos con una dedicación máxima e incondicional, hasta la efusión de la sangre, como dice la formula para la imposición de la birreta y como muestra el color encarnado de los hábitos que vestís”.

Nuestro patrono, San Sebastián, vivió intensamente y con radicalidad este servicio del amor. Por el bautismo se unió íntimamente con el Señor que por amor a la humanidad murió en la cruz y resucitó. Nació en Narbona en el año 256, pero, según parece, se educó en Milán. Fue soldado del ejercito romano y el emperador Diocleciano, quien desconocía que era cristiano, llegó a nombrarlo jefe de la primera cohorte de la guardia pretoriana imperial. Sebastián no participaba en los sacrificios idolátricos y ejercía el apostolado visitando y alentando a los cristianos encarcelados por Cristo. Fue denunciado al emperador Maximino quien le obligó a escoger entre ser su soldado o seguir a Jesucristo, optando por esta segunda alternativa. Sufrió martirio, condenado a morir asaeteado, pero no murió de la lluvia de saetas que cayeron sobre su cuerpo, sino posteriormente en el año 288, azotado hasta la muerte. Los cristianos recogieron su cuerpo y lo enterraron aquí, en la celebre catacumba que lleva su nombre y que todos nos honramos en tenerle como patrón.

Nuestro querido mártir romano vivió el contenido de la palabra de Dios que hemos escuchado. Él aplicó a su vida las palabras de Jesús dirigidas a sus discípulos: “si el grano de trigo, cuando es sembrado, no muere, queda solo, pero si muere, da mucho fruto“. Él comprendió también que “quienes aman su propia vida la pierden, mientras que los que no la aman en este mundo la guardan para la vida eterna”. Porque Sebastián – como el apóstol Pablo – no vivió él, sino que era Cristo quien vivía en él, fruto de aquellas palabras de Jesús pronunciadas después de la multiplicación de los panes: “quien come mi carne y bebe mi sangre está en mi y yo en él”. Ésta intimidad con el Señor le daba plena confianza de tal manera que experimentaba en su vida la verdad que la primera lectura nos ha comunicado: “las almas de los justos están en manos de Dios”. Ésta confianza le permitía vivir, a pesar de las dificultades en el ejercicio de la libertad religiosa y en el peligro de las persecuciones, como Pablo pide a todos los cristianos: “mientras vivimos, vivimos para el Señor y cuando morimos, morimos para el Señor, porque en la vida y en la muerte somos del Señor”.

La vocación cristiana que hemos recibido por el bautismo es una vocación martirial. Somos testigos de Jesucristo y hemos de dar testimonio con nuestra propia vida cristiana y con el anuncio explicito del Evangelio del Señor. Se trata de un martirio incruento, pero nuestro gozoso seguimiento de Jesús nos dispone a dar la sangre si es preciso. Y no tenemos miedo porque estamos en las manos de Dios, nuestro creador y salvador, que nos ama como un Padre y Pablo nos ha recordado hoy que “si tenemos a Dios en nuestro favor, ¿Quién tendremos en contra?... ¿Quién será capaz de alejarnos de Cristo, que nos ama tanto?”, para concluir que “nada del universo creado será capaz de alejarnos de Dios que, en Jesucristo nuestro Señor, ha demostrado que nos ama”.

Por el bautismo hemos optado por el Señor y hemos renunciado a todo lo que nos puede alejara de Él. Jesús nos ha recordado que no podemos servir a dos señores, a Dios y al dinero. Nuestra opción cristiana por el Señor ha de incidir en nuestra vida cotidiana, en nuestras actitudes y decisiones. Se trata de encontrarnos personalmente con Jesús y seguirle para estar con él, ya que, como nos ha dicho el evangelio, si queremos ser sus servidores hemos de seguirle y estaremos donde él está.

Queridos hermanos, hemos de pedir la intercesión de San Sebastián para que mantengamos nuestra identidad cristiana. En medio del creciente ambiente de nuestra sociedad marcada por el positivismo, el relativismo, la indiferencia religiosa y el bloqueo a la trascendencia, los cristianos de convicción y de formación hemos de mantener los valores y los criterios del evangelio. La Iglesia nos ofrece la verdad sobre la vida humana, la persona, la familia y la sociedad que forma parte del humanismo cristiano y de la doctrina social de la Iglesia. Los mártires son los auténticos testigos de la fe y su martirio es fecundo, como granos de trigos que mueren al sembrarse, ya que Tertuliano nos recuerda que la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos.

En nuestra sociedad existe actualmente una especie de retraimiento vergonzante por parte de los cristianos para manifestarnos con sencillez como tales. ¿Por qué esta situación tan poco “martirial”?. La modernidad ha escindido la vida de las personas entre privada y pública, dejando a la privada el espacio para expresar la subjetividad creyente y otros sentimientos personales como pretende la cultura laicista. Con esta separación, la fe queda recluida en la conciencia, en la privacidad y la vida pública se vacía de símbolos y de resortes espirituales, auténticos generadores de calidad moral y de humanización. Si San Sebastián y todos los mártires se hubieran limitado a reconocer al Señor en el santuario de su conciencia, no habrían corrido peligros, ni hoy celebraríamos su triunfo y su gloria. Y Jesús asegura en el Evangelio: “Por todo aquel que se declare por mi ante los hombre, yo también me declarare ante mi Padre que está en los cielos” (Mt. 10.32).

El mártir cristiano ama la vida y espera intensamente la vida definitiva de la resurrección gloriosa con Cristo. El emperador filósofo Marco Aurelio, molesto por el heroísmo de los cristianos, trató de interpretarlo como fanatismo y gusto por lo trágico; pero se equivocó. El faltaba el secreto del cristianismo: La resurrección de Jesucristo crucificado como fundamento de la esperanza de los cristianos. Sin esa esperanza, puesta de relieve magníficamente por la reciente encíclica del Papa Benedicto XVI, Spe salvi, queda desnaturalizada la Iglesia y el martirio cristiano es incomprensible.

Hemos iniciado entre esta querida parroquia y vuestro servidor unas relaciones eclesiales de comunión y de plegaria. En mi oración estaréis muy presentes; confió siempre en la vuestra. La conciencia de “romanidad” de la Iglesia diocesana de Barcelona ha sido una característica fuertemente enraizada en nuestra tierra. En la profesión de fe, el Credo, en catalán se introdujo en los siglos XVII/XVIII el adjetivo “romana” para calificar a la Iglesia: creemos en la Iglesia santa, católica, apostólica y romana. Este titulo que el Papa me ha confiado en donde se venera la memoria de los apóstoles Pedro y Pablo contribuirá a intensificar nuestra comunión con la sede de Pedro, el Obispo de Roma. A ello hay que añadir que la devoción a San Sebastián, mártir, está muy extendida y son muchas las parroquias en las diócesis de Cataluña que tienen al mártir como patrón.

Y un santo romano, San Felipe Neri, intensifica estas mutuas relaciones. Nuestra basílica forma parte del itinerario de la visita a las Siete Basílicas, práctica que remonta a San Gregorio Magno y que fue revitalizada por San Felipe Neri a partir de 1552. El Oratorio fundado por este santo, en la ciudad de Barcelona tiene una gran tradición de presencia, de colaboración con la diócesis y de formación de las conciencias de numerosos laicos cristianos, religiosos, religiosas y sacerdotes, con el sacramento de la reconciliación y la dirección espiritual.

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal Arzobispo de Barcelona
Spanish Navidad y la humanidad de Dios
Dec 27, 2007
Un año más, estamos ya en las puertas de la celebración de Navidad. Para los cristianos esta fiesta -sin duda la más popular de todas las fiestas del año- es la conmemoración del Hijo de Dios en carne humana en Belén. Llegada la plenitud de los tiempos, el que es la Palabra puso su tabernáculo entre nosotros, asumiendo una naturaleza humana en todo semejante a la nuestra, menos en el pecado. Para Lluís Martínez Sistach.

Por eso, Navidad es el comienzo de la revelación de Dios en Jesucristo, que nace pobre y humilde en un pesebre del establo de Belén. Navidad es el acercamiento generoso de Dios a la humanidad.

La carta de san Pablo a Tito expresa el misterio de Navidad con esta frase tan llena de sentido: "Se ha manifestado Dios, Salvador nuestro, con su bondad y su amor a los hombres". El Papa Benedicto XVI se pregunta si tiene todavía valor y sentido un Salvador para el hombre del tercer milenio: ¿Necesita un Salvador el hombre que ha inventado la comunicación interactiva, que navega en el océano virtual de internet y que, gracias a las más avanzadas tecnologías mediáticas, ha convertido la Tierra en una pequeña aldea global? Este hombre, hoy, se presenta como artífice entusiasta de éxitos indiscutibles.

Sin embargo, el hambre y la sed, la enfermedad y la pobreza existen. Muchas personas ven su cuerpo y el de sus seres queridos, especialmente niños, destrozados por el uso de las armas, por el terrorismo y por la violencia en una época que invoca y proclama el progreso, la solidaridad y la paz para todos.

Ante esta realidad actual, el Papa afirma que Jesucristo es el Salvador. Con razón, el Concilio Vaticano II afirma que "en realidad, el misterio del hombre sólo se esclarece verdaderamente en el misterio del Verbo encarnado. Cristo, revelando el misterio de Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al mismo hombre y le descubre su vocación altísima".

Esta vocación es sobre todo el amor, el amor recibido y el amor ofrecido. El ser humano soñado por Dios refleja en su cara la bondad y el amor. Resplandece de benignidad y amabilidad. Es bueno hacia él y hacia los demás. Cree en la bondad y atrae a sí la parte buena interior, presente en sus hermanos y hermanas.

Dios nos ha salvado, nos ha liberado de las cadenas que nos aprisionaban, nos ha rehecho. Cuando la humanidad de Dios se ha manifestado en Jesucristo, esta verdadera imagen del hombre, también ha cambiado alguna cosa dentro de nosotros mismos. Nos ha puesto en contacto con la imagen original que Dios se había hecho de nosotros. Con la encarnación, el Hijo de Dios se ha unido en cierta manera a cada hombre. Por eso, la Navidad del que es nuestra Cabeza es también el nacimiento del cuerpo, como enseña san León Magno, pudiendo decir que en Belén ha nacido el pueblo cristiano, cuerpo místico de Cristo en el cual cada miembro está íntimamente unido al otro en una total solidaridad.

Quizá por eso, la gracia de la fiesta de Navidad es hacernos a todos más humanos, más fieles al designio de Dios sobre nosotros. Pero tendríamos que trabajar para que el espíritu de Navidad no fuera un paréntesis en nuestra vida, sino un estilo de vivir que se prolongase durante todo el año.

Con este espíritu, os deseo a todos una santa y jubilosa Navidad.

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal-arzobispo de Barcelona
English Catholic Theology Held as Ecumenical
Dec 19, 2007
Cardinal Martínez Sistach Addresses Conference on '08 Synod.

BARCELONA, Spain, DEC. 18, 2007 (Zenit.org).- Catholic theology is necessarily ecumenical, said the archbishop of Barcelona, speaking at a conference in preparation for the 2008 Synod of Bishops on the word of God.

The three-day conference ended Saturday at the theology faculty of the Catalonia University.

Cardinal Luís Martínez Sistach, archbishop of Barcelona, closed the conference with a reflection on the importance of the Second Vatican Council and the re-proclamation of sacred Scripture as the "center of the life of the Church."

The council was a 20th-century return to Christian sources, the cardinal said, recalling how its dogmatic constitution "Dei Verbum" spoke of God communicating himself to man, wanting "to reveal himself and put his tent among men, living with them as a friend."

"This is the basis of all Christian discourse about God and his mystery," the newly elevated cardinal pointed out. "The Bible is a work written by four hands, between God and man who have worked together."

In it, he continued, "you do not find archaic words, lost in the literary archaeology of ancient times, but a Word always living and effective, which penetrates like a two-edged sword, which invades the human heart and renews it, inviting it to listen and to obedience of faith."

"Doing theology today implies taking seriously the challenge of the unity of the Christian churches," the 70-year-old cardinal continued. Catholic theology is "necessarily ecumenical" and "the dream of Christianity articulated in full communion is shared by many."

He added: "The existence of the Word in the daily life of the Church and of each Christian recalls an immeasurable fact: God has spoken, has broken the silence that many might think is typical of him, and has communicated himself personally with a humanity that has always felt nostalgia for paradise, for close and friendly dialogue with a God who converses with the people of Eden.

"The miracle of the incarnation of the Word shakes the human heart, which now witnesses the height and depth of God's love. Since Jesus Christ, nothing is the same. The Word has broken men's isolation, made them neighbors of each another, giving them the sense of fraternity, a consequence of their condition as sons."

The 2008 Synod of Bishops is scheduled to take place Oct. 5-26 in Rome.
Spanish “Las lecturas políticas no responden a la realidad eclesial de lo que es un cardenal”
Dec 04, 2007
La condición de cardenal no tiene “en absoluto” cariz político, señala en esta entrevista concedida a Veritas el nuevo cardenal Lluís Martínez Sistach.

(VERITAS, 03/12/2007) Barcelona - “Puede haber lecturas políticas, pero no responden a la realidad eclesial de lo que es y de lo que debe significar un cardenal, que debe servir a los siervos de Dios, debe amar intensamente a la Iglesia y debe ayudar al pastor universal de la Iglesia”, afirma.

El arzobispo de Barcelona destaca que “con el nombramiento de cardenal me he sentido aún más vinculado a la Iglesia universal y al Santo Padre y le he manifestado una vez más mi plena disponibilidad y mi deseo de servirle con toda la Iglesia diocesana, viviendo la comunión afectiva y efectiva con él, que es el principio y fundamento visible de la unidad de toda la Iglesia de Jesucristo”.

El cardenal Martínez Sistach también agradece la influencia de los cardenales que ha conocido y con los que ha trabajado en su personalidad eclesial y muestra su voluntad de amar y servir a la Iglesia y al Papa hasta dar la propia sangre.
Italian Il nuovo Cardinale di Barcellona sostiene la corresponsabilità dei laici
Nov 30, 2007
Intervista a monsignor Lluís Martínez Sistach
.

CITTÀ DEL VATICANO, giovedì, 29 novembre 2007 (ZENIT.org).- “Tutti partecipiamo all’unica missione della Chiesa che si realizza in forme diverse”, spiega il Cardinale Lluís Martínez Sistach, Arcivescovo di Barcellona, che ricorda come “la Chiesa senza popolo di Dio non sarebbe Chiesa”.

In questa intervista rilasciata a ZENIT presso la Chiesa nazionale spagnola di Santiago e Monserrato a Roma, dopo la messa di ringraziamento per la sua nomina cardinalizia, il nuovo poporato constata che “in questi tempi di forte e intensa secolarizzazione, di scristianizzazione, soprattutto in Europa occidentale, i laici devono annunciare Cristo ovunque si trovino, normalmente in prima linea”.

Qual è la sua reazione di fronte a questo dono e a questa responsabilità derivante dalla partecipazione al Collegio cardinalizio?

Cardinale Martínez Sistach: È una nomina importante per la diocesi di Barcellona e anche per il suo pastore. È una dimostrazione di stima da parte del Papa di cui siamo molto grati; è un dono di Dio.

Un dono di Dio nel senso che aumenta la nostra responsabilità e realmente il Signore ci affida delle missioni, vuole che diamo frutto e noi confidiamo nel suo aiuto.

La Chiesa a Barcellona deve anche rispondere con gratitudine, come un servitore, al Santo Padre. Significa aumentare, intensificare, la già grande comunione affettiva ed effettiva con il successore di Pietro, con la sede di Pietro che è parte integrante della Chiesa e che è un servizio a ciascuna delle chiese diocesane.

Dobbiamo ringraziarlo perché mi ha voluto legare maggiormente al suo ministero, perché in qualche modo l’intera diocesi di Barcellona, e con essa la Catalogna, è più intimamente stretta al ministero di Pietro.

Lei ha sempre sostenuto la corresponsabilità dei laici...

Cardenal Martínez Sistach: La Chiesa senza popolo di Dio non sarebbe Chiesa. Esistono ministeri diversi, servizi diversi, doni e carismi diversi... Noi, la gerarchia, abbiamo una missione importante, ma non siamo tutta la Chiesa.

Tutti gli altri membri, sacerdoti, diaconi, religiosi, religiose, laici, laiche, formano parte della Chiesa e devono collaborare molto attivamente perché attraverso il battesimo tutti partecipiamo all’unica missione della Chiesa che si realizza in forme diverse.

L’apporto dei laici, dopo il Concilio Vaticano II, è attivo e responsabile, e ciascuno offre i doni che ha ricevuto da Dio nostro Signore. Vi sono poi quei compiti che derivano dai sacramenti. Dal sacramento dell’ordine, certamente, ma i laici, con il sacramento del battesimo, della cresima, dell’eucaristia e del matrimonio, apportano moltissimo.

Penso anche che in questi tempi di forte e intensa secolarizzazione, di scristianizzazione, soprattutto in Europa occidentale, i laici devono annunciare Cristo ovunque si trovino, normalmente in prima linea.

Ovunque essi vivono possono fare Chiesa e parlare di molte cose, leggere la Parola di Dio, pregare, perché la sofferenza, la malattia, esiste sempre nella vita delle persone, delle famiglie, e questo è già fare Chiesa.

Ci può confessare il suo sogno?

Cardinale Martínez Sistach: Il mio sogno è quello di riuscire a fare ciò che il Santo Padre desidera, avendomi affidato questo servizio. E di riuscirlo a realizzare, aiutandolo con tutto me stesso - già ho detto al Santo Padre che sono pienamente a sua disposizione - a seconda delle mie possibilità e capacità; alla Chiesa ho sempre cercato di dare, e continuo a dare, tutto ciò che posso.

Ora mi ha chiesto questo gradito servizio che veramente mi onora moltissimo. Gli ho detto: “Santo Padre disponga di me, di tutte le mie possibilità e di tutte le mie capacità”. Questo, insieme al Collegio cardinalizio - ovviamente siamo in tanti - e insieme a tutta la Chiesa che aiuta e con la diocesi di Barcellona.

Questo è il mio sogno: dare il massimo perché lui possa realizzare la sua missione; io, apportando il mio piccolo granello di sabbia, per la sua missione così delicata, così importante, al servizio della Chiesa che si estende da Oriente a Occidente, come successore di San Pietro. E che io lo possa realizzare con affetto, con comprensione, con efficacia. Non gli mancherà mai la mia preghiera, non gli mancherà mai il mio affetto, come l’ho avuto anche per i suoi predecessori.
Spanish Un estímulo para el trabajo de evangelización
Nov 28, 2007
Para +Lluís Martínez Sistach. Arzobispo metropolitano de Barcelona

Este fin de semana tiene lugar en San Pedro del Vaticano el consistorio para la creación de nuevos cardenales. Como dije cuando se conoció la comunicación del Santo Padre, el pasado 17 de octubre, deseo que este hecho sea una expresión de mi agradecimiento muy cordial a Benedicto XVI por su generosidad y su deferencia hacia mi persona y hacia la archidiócesis de Barcelona.

La comunicación del Santo Padre se dio a conocer en la fiesta de San Ignacio de Antioquia, el gran obispo y mártir del siglo II, el cual, de camino hacia Roma, escribió siete cartas que son uno de los documentos más valiosos entre los escritos cristianos de los primeros siglos. En la carta a los Romanos les dice que la suya es aquella Iglesia honrada por la presencia y el martirio de los santos Pedro y Pablo que “preside en la caridad”, que es uno de los primeros testimonios del primado de Pedro y de sus sucesores.

Los actos del consistorio de ayer y hoy coinciden con la solemnidad de Jesucristo, rey del universo. Estas dos circunstancias me invitan a decir que desearía que este nombramiento mío sea un nuevo estímulo, para mí y para toda la diócesis, para llevar a cabo con confianza e ilusión el trabajo de la evangelización.

Hemos de tener muy presente que el prestigio social de la Iglesia y de sus  representantes ha disminuido en la sociedad actual. Por esto hemos de centrarnos más en aquello que es la misión principal de la Iglesia y de sus servidores: dar testimonio de Cristo, Señor y Salvador, la Palabra definitiva de Dios al mundo, y hacerlo con obras y palabras, en unos momentos en que nuestras faltas y a veces informaciones sesgadas dificultan ante muchas personas la imagen pública de la Iglesia. Como dijo el Papa Juan Pablo II, la Iglesia siempre, y también hoy, ha de “partir nuevamente de Jesucristo”.

Como dije al día siguiente del anuncio de los nuevos cardenales ante los miembros del Consejo Presbiteral, “a mí y a toda la Iglesia diocesana este nombramiento nos sitúa en un dinamismo de comunión, efectiva y afectiva, con el Santo Padre, el sucesor de Pedro. La función primacial de Pedro y de sus sucesores es capital para la Iglesia católica, extendida de Oriente a Occidente. Constituye un servicio muy valioso para toda la Iglesia y para cada una de las Iglesias diocesanas. El ministerio del sucesor de Pedro no es algo exterior a cada una de las diócesis; pertenece a la vida interna de cada Iglesia particular como condición esencial sin la cual no sería verdaderamente Iglesia católica”.

Un consistorio para la creación de cardenales es siempre una expresión de la catolicidad de la Iglesia. Lo dijo el Santo Padre al anunciar los nuevos nombres: “Los designados provienen de diversas partes del mundo. En ellos queda reflejada la universalidad de la Iglesia en la multiplicidad de sus ministerios”.

Deseo, por ello, que los hechos de estos días sean para todos un estímulo para consolidar nuestra fe, estrechar los vínculos de comunión con el Santo Padre y, desde el arraigo en nuestro país y en nuestro pueblo, vivir también la dimensión de catolicidad de la Iglesia. Hago mías las palabras de Benedicto XVI el día 17 de octubre pasado: “Confiamos a los nuevos elegidos a la protección de María Santísima, pidiéndole que los asista en sus respectivas misiones. Para que sepan dar testimonio con coraje en todas las circunstancias de su amor a Cristo y a la Iglesia”.
Spanish "Los obispos catalanes dialogamos y pactamos"
Nov 13, 2007
El arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach (1937), será creado cardenal en el consistorio del próximo día 24 en Roma.

(La Vanguardia, 12/11/2007) Barcelona - Martínez Sistach confiesa: "He de continuar mi ministerio episcopal en Barcelona con máxima entrega. La Iglesia de Barcelona continuará trabajando con las restantes de Catalunya. Tenemos una realidad cultural, social, religiosa propia y específica a la que la Iglesia ha de aportar el Evangelio. Esto requiere respetar la autonomía de cada Iglesia diocesana y reforzar vínculos entre las dos provincias eclesiásticas de Catalunya, en colaboración con las restantes de España y Europa especialmente".

Al conocer la decisión del Papa usted aludió al Vaticano II.

Fue un auténtico don de Dios que mis estudios en Roma coincidieran con el Vaticano II. Ha marcado mi trabajo como sacerdote y obispo. Es inolvidable la noche del 12 de octubre de 1962, cuando Juan XXIII pidió a la multitud de congregados en la plaza de San Pedro que al llegar a sus hogares besaran a sus hijos y les dijeran que era el beso del Papa. Este concilio significa muchísimo para la Iglesia y de algún modo para el mundo. Fue un ponerse al día, escuchar la voz de los hombres y mujeres del mundo actual y ofrecer el verdadero rostro de la Iglesia para hablar con mayor autenticidad de Jesucristo.

Sectores de la Iglesia achacan la descristianización al Vaticano II. Otros piden un Vaticano III. El Vaticano II empezó a aplicarse en 1965 y no provocó el Mayo del 68, que fue un fenómeno, como la secularización, que coincidió con el concilio. Entre Vaticano II y descristianización no hay relación de causa-efecto. Benedicto XVI se preguntaba por qué ha sido tan difícil su aplicación.

¿Cuál es su respuesta?

Los problemas surgen por confrontarse dos hermenéuticas contrarias: disconformidad y reforma; esto es, renovación dentro de la continuidad de la única Iglesia, que crece con el tiempo pero permanece siempre la misma. Juan XXIII afirmó que nuestra tarea no es sólo guardar este tesoro precioso, sino también estudiar sin temor lo que exige nuestra época. Es la síntesis de fidelidad y dinamismo. Benedicto XVI afirma que el concilio debía determinar el modo nuevo de relación entre Iglesia y edad moderna.

Pero en nuestro país...

Son evidentes los frutos del concilio en la liturgia, la participación de los laicos en las comunidades y en las instituciones de la sociedad. Y tuvo incidencia muy positiva en nuestra transición al sistema democrático. Pero el Vaticano II aún no está plenamente aplicado para pensar en un Vaticano III.

Hay cristianos preocupados porque algunos intentan transmitir a Roma una imagen catastrofista de la Iglesia catalana.

Hay muchas realidades eclesiales muy buenas en Catalunya. Otras deben mejorar y corregirse, como en todas partes. Quizás no sabemos comunicar debidamente todo lo bueno que se hace en las diócesis catalanas, que es mucho. Como arzobispo de Barcelona he recibido a un sinfín de personas y grupos que explican sus muy diversas actividades en la Iglesia y en la sociedad.

Por ejemplo, hay setenta realidades de Iglesia presentes y muy activas en el Raval. También es cierto que los catalanes somos demasiado autocríticos, pero los cristianos en Catalunya tenemos motivos sólidos para la autoestima siempre necesaria para vivir con confianza, alegría y sencillez. ¿Qué sería de Barcelona sin las parroquias, las comunidades religiosas e instituciones eclesiales dedicadas a la espiritualidad, la enseñanza, los pobres, los ancianos, los enfermos, la cultura? Sería una ciudad muy pobre en todos los sentidos.

¿Por qué se propicia esta imagen catastrofista?

Esta imagen obedece a que no se conoce o no se quiere conocer nuestra realidad eclesial. Hay estereotipos que no se revisan. A veces se atribuye esta imagen catastrofista al nacionalismo, como si los sacerdotes se dedicaran a la política y no al trabajo eclesial. Esta afirmación es falsa. Los sacerdotes se dedican a su ministerio con generosidad y fidelidad a la Iglesia, respetando las legítimas opciones sociopolíticas de los cristianos y la doctrina social de la Iglesia.

¿Qué hacer en esta situación?

Como cardenal, continuaré esforzándome para corregir esta imagen que no corresponde a la verdad. Esta tarea nos incumbe a todos, y los medios de comunicación tienen un papel muy importante. Les pido a todos, dependan de la Iglesia o no, un máximo esfuerzo en presentar la realidad de la Iglesia en Catalunya con objetividad, sin prejuicios.

¿Influirá su acceso al cardenalato en la Iglesia catalana?

Mi nombramiento es expresión de afecto y valoración del Papa a la diócesis de Barcelona y a toda Catalunya, no sólo a mi persona. Hemos de agradecerle esta deferencia. Deseo que sea para la Iglesia de Catalunya un abrirnos más y más, evitando el peligro de encerrarnos en nosotros mismos. Podemos ofrecer muchas experiencias eclesiales muy positivas y aprender mucho de las otras diócesis. Pienso en la misión para las grandes diócesis europeas realizada en París, Lisboa, Viena, Bruselas y Budapest, a la que asistí para ver si puede celebrarse un año en la gran diócesis europea de Barcelona.

La Iglesia vive en la sociedad. Las posturas de los episcopados catalán y español respecto al poder político parecen distintas.

En términos generales, creo que esta apreciación es objetiva. El episcopado catalán, quizás por la manera de ser de nuestro pueblo, tiende al diálogo, la colaboración, el acuerdo, el pacto. Con el poder político mantenemos una colaboración desde nuestra identidad eclesial, con una actitud crítica constructiva, conscientes de que el ejercicio de responsabilidad política y de gobierno no es tarea fácil y de que, a la luz del Vaticano II, es necesaria una mutua independencia y una sana colaboración, ya que la comunidad política y la Iglesia están al servicio de la realización personal y social de las personas. También quiero decir que en una asamblea plenaria del episcopado español con muchas intervenciones sobre este tema, se coincidió en la necesidad del diálogo constructivo y crítico con la Administración, desde la propia identidad.

¿Cabe la crítica?

Esta actitud debería presidir las relaciones de la Conferencia Episcopal Española con el Gobierno español. Lo cortés no quita lo valiente. Las buenas relaciones no privan de manifestar en lo que uno está de acuerdo con el otro y aquello en lo que no lo está. El diálogo cordial y crítico no lo entablamos para conseguir privilegios, sino para aportar a la convivencia social la riqueza del humanismo cristiano.

Otro problema es el deterioro de las relaciones entre Iglesia y medios de comunicación.

No creo que estas relaciones estén deterioradas. La vida y las muchas actividades de la Iglesia constituyen noticia, siempre que rija la objetividad y no impere una actitud laicista que pretende relegar la realidad religiosa a la privacidad y sólo a la interioridad de la conciencia y los templos. Es mucha la labor de cristianos y comunidades en un sinfín de campos que enriquecen la convivencia social. No siempre se informa de la Iglesia con la debida objetividad, lo que dificulta que la ciudadanía conozca cuanto tiene derecho a conocer.

Los medios de la Iglesia...

Hay que distinguir información y opinión. Todos los medios han de compaginar el derecho a la libertad de expresión con el deber al respeto a la verdad, dignidad y buena fama de las personas y las instituciones. Esto es más exigible a los medios que dependen de la Iglesia. En ocasiones he pedido que todos los programas de la Cope se adecuen al ideario aprobado por la Conferencia Episcopal Española. Si se armonizara la libertad de expresión con aquel respeto antes mencionado, la emisora haría más eficiente su libertad de expresión y sería bien aceptada por un público más amplio.
Spanish Por un cine de calidad
Nov 13, 2007
En un reciente mensaje, Benedicto XVI invitaba a quienes trabajan en el campo de la cinematografía "a desarrollar un cine de calidad que, evitando aspectos tantas veces reduccionistas, proponga valores universales y modelos de convivencia ciudadana, y favorezca también el diálogo entre los pueblos y una cultura de paz, presupuesto irrenunciable para una civilización del amor”.

(arqbcn.org, 13/11/2007) La Iglesia, desde la primera hora del cine, estuvo cercana a este medio de comunicación. En el año 1896, un ayudante de Lumière entraba en el Vaticano para filmar a León XIII, el Papa de la Rerum Novarum. Pío XII pronunció dos discursos sobre el film ideal, que tuvieron mucha resonancia en su momento y trazaron una línea de preocupación educativa y evangelizadora sobre el cine. Los cinefórums, con frecuencia realizados por medio de iniciativas eclesiales, han sido un instrumento muy válido para introducir a las personas en el lenguaje cinematográfico y para fomentar una lectura crítica de este medio de expresión y de comunicación, de cuya influencia en las mentalidades y los comportamientos no cabe dudar.

Asistimos actualmente a un cambio cultural y tecnológico vertiginoso, en el que los medios audiovisuales tienen una clara hegemonía. La transmisión de los valores y los contravalores se realiza por medio de canales, cada vez más diversificados y más al alcance de los usuarios, canales que reúnen imagen, música y palabra, donde el movimiento sustituye a lo estático y la pluralidad de ofertas y su consumo hace muy difícil la selección, la crítica y el discernimiento.

El cine, frente a la televisión, ofrece a veces una imagen más elaborada estéticamente, más profunda y más interrogadora. Quienes siguen la evolución del cine detectan que estamos ante un momento de emergencia de un cine de apertura a los valores humanos y a la trascendencia. Y frente a obras muy poco educativas, encontramos también cineastas que, de forma explícita o implícita, acuden a referencias de la antropología cristiana, a los grandes interrogantes del ser humano y a las respuestas que el humanismo y las religiones proponen sobre la vida y la muerte, el amor y las relaciones personales, la justicia y la solidaridad con los pobres, el sentido de la vida y la cercanía de Dios.

Han motivado estas reflexiones unos acontecimientos relacionados con el cine y los valores que van a tener lugar en este mes de noviembre en Barcelona. La Facultad de Teología de Cataluña, con motivo del cuadragésimo aniversario de su fundación, organiza un congreso internacional sobre teología y cine los días 15, 16 y 17 de noviembre. También en Barcelona, durante el mes de noviembre, tiene lugar la cuarta Semana de Cine Espiritual.

El cine es así mismo un instrumento pastoral de primer orden. A los jóvenes, el buen cine, como medio cercano a ellos, les posibilita plantearse los interrogantes últimos. Pero igualmente para todos la profundización de la dimensión estética se convierte en una antesala privilegiada para la experiencia de fe. Así, en este tiempo en que es difícil la contemplación, el cine puede ayudar e iniciar en esta necesidad del ser humano de ser feliz.

+ Lluís Martínez Sistach

Arzobispo metropolitano de Barcelona
Spanish Recuerdo de un gran misionero catalán
Nov 05, 2007
El próximo mes de diciembre se cumplirán doscientos años (1807-2007) del nacimiento de San Antonio María Claret i Clarà en la población de Sallent. Su vida y su obra han traspasado las fronteras de nuestra tierra, pero no podemos olvidar que es aquí donde nació y donde se formó su personalidad. Para + Lluís Martínez Sistach.

(arqbcn.org, 04/11/2007) También Barcelona lo considera como suyo, porque nos honró con su presencia. El padre de nuestro santo tenía unos talleres textiles donde trabajaban la familia y otras personas. Y muy pronto puso a su hijo Antonio a trabajar en la fábrica. El joven Claret pide a su padre venir a Barcelona para perfeccionarse en el arte del tejido industrial. De hecho, su vocación sacerdotal la reafirmó en Barcelona, precisamente en contacto con los padres del Oratorio de San Felipe Neri de nuestra ciudad.

Ordenado sacerdote el año 1835, la vida del padre Claret será por encima de todo la vida de un predicador infatigable. En especial recorriendo toda Cataluña y las Islas Canarias. El 16 de julio de 1849, en una habitación del Seminario de Vic, funda la congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, conocidos entre nosotros como los padres claretianos, los cuales en su pasado y en su presente darán continuidad a su carisma misionero.

Poco después de este hecho tan importante en su vida, el día 11 de agosto le comunican al padre Claret su nombramiento como arzobispo de Cuba. Allí podrá continuar -con nuevas iniciativas y también con no pocas contradicciones- su vocación misionera. Pero será por poco tiempo, porque el año 1857 la reina Isabel II lo llama como confesor, lo que le obliga a trasladarse a Madrid.

Desde este cargo, Claret no se dejará absorber por su función en el palacio real. Será el amigo y el consejero de numerosas fundaciones, buscando siempre una Iglesia activamente presente en la sociedad, no con deseos de poder y de imposición, sino para hacer presente el mensaje de Jesús y del Evangelio. Su vocación misionera lo convertirá en escritor y fundador de una importante editorial de libros y opúsculos religiosos de nuestra tierra, la Llibreria Religiosa.

El padre Claret, hombre de servicio al Evangelio y hombre de acción, nos recuerda que el verdadero misionero lo es más con sus obras -con su santidad- que con sus palabras. En medio de un siglo convulso, Claret es un infatigable servidor de la misión de la Iglesia. El secreto del padre Claret es su fuerte espiritualidad, hecha de oración, de vivencia del misterio de la eucaristía, de una entrañable devoción a la Virgen María, de un profundo sentido eclesial y de una constante abnegación de sí mismo.

Por todo esto, su bicentenario nos recuerda sobre todo que hemos de ser servidores de Jesús y de su Evangelio, también en la Cataluña actual, en la vieja Europa y en las regiones del mundo que no conocen a Cristo y su Evangelio. Su mensaje queda resumido en su lema episcopal -que se da la circunstancia que es el mismo que escogí para mi ministerio episcopal: "El amor de Cristo nos urge". Que esta sea la gracia de este bicentenario que ahora iniciamos.
Spanish Mártires, testigos de fe, perdón y reconciliación
Oct 29, 2007
Pará Lluís Martínez Sistach,  Arzobispo metropolitano de Barcelona (Domingo, 28 de Octubre de 2007).

El 28 de octubre serán beatificados, en una ceremonia en la plaza de San Pedro del Vaticano presidida por el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la congregación para las Causas de los Santos, 498 mártires de Jesucristo que inmolaron su vida en las persecuciones religiosas de nuestro país de los años treinta del siglo pasado. De éstos, 146 sufrieron el martirio en nuestra archidiócesis de Barcelona. Se trata, por lo tanto, de un aconteciendo que nos afecta a todos los miembros de la Iglesia católica.

Los mártires están por encima de las circunstancias trágicas que los condujeron a la muerte. Con su beatificación glorificamos a Dios por la fe que vence al mundo (1Jn 5, 4) y supera las oscuridades de la historia y las culpas de los hombres. Los mártires han dado gloria a Dios con su vida y su muerte, y se han convertido en signos de amor, de perdón y de paz.

En este sentido, esta beatificación ha de ser una hora de gracia para nuestra Iglesia y para toda la sociedad. El testimonio y la intercesión de los mártires estimulan y fortalecen nuestra condición de creyentes, de discípulos y amigos de Jesucristo. La Iglesia, desde sus mismos orígenes, ha manifestado una gran estimación por los hermanos y hermanas mártires de la fe cristiana. Como escribía Juan Pablo II: "Quiero nuevamente proponer a todos, para que no se olvide, el gran signo de esperanza constituido por tantos testimonios de la fe cristiana como ha habido en el último siglo, tanto en el Este como en el Oeste. Éstos han hecho suyo el Evangelio en situaciones de hostilidad y de persecución, a menudo hasta la prueba suprema de la sangre. Estos testimonios, especialmente los que han afrontado la prueba del martirio, son un signo elocuente y grandioso que hemos de contemplar y admirar."

Esta contemplación e imitación hemos de realizarla con aquella "purificación de la memoria" de la que habló Juan Pablo II en diversas ocasiones, y especialmente con motivo del gran jubileo del año 2000, indicando unas pautas de actuación para la Iglesia católica en estos inicios del tercer milenio de su historia. Para nosotros la purificación de la  memoria supone a la vez un esfuerzo de objetividad, de reconocimiento de la verdad histórica, de petición de perdón y de voluntad de vivir unos sentimientos y unas actitudes de reconciliación.

Entre los mártires que serán beatificados hay un alumno del Seminario Conciliar de Barcelona, el joven Josep Casas Ros, que fue el hijo mayor de una familia obrera del pueblo de Ordal. Su hermano mosén Francesc Xavier es actualmente sacerdote diocesano de Barcelona, rector emérito de la parroquia de San Paciano. Cuando se produjeron los hechos de 1936, mosén Francesc Xavier tenía siete años. En los recuerdos que ha escrito de aquellas vivencias suyas de infancia, dice que "nunca oí en mis padres ninguna palabra de odio ni de venganza”, y que siempre trataron como a un vecino más del pueblo a una persona que seguramente denunció a nuestro hermano. "Mis padres -escribe- en ningún momento le manifestaron ningún resentimiento; hablaban con él como con un vecino más del pueblo, e incluso le ayudaron cuando a causa de una enfermedad lo necesitó". Y en el apartado de sus recuerdos que titula "El perdón de nuestros padres" afirma esto: "La lección de perdón de mis padres ha sido siempre para mí un punto de referencia que siempre me ha ayudado y que nunca quisiera olvidar".

Este testimonio de perdón y de fraternidad es el que ha de estar siempre presente en nuestros corazones con motivo de la beatificación de estos 498 mártires que entregaron su vida por Cristo, amando y perdonando.
35 READERS ONLINE
INDEX
RSS Feed
back to the first page
printer-friendly
CARDINALS
in alphabetical order
by country
Roman Curia
under 80
over 80
deceased
ARTICLES
last postings
most read articles
all articles
CONTACT
send us relevant texts
SEARCH